Este mes de agosto se presenta cargado de nuevas oportunidades y de nuevos retos, Escorpio. Aprenderás cosas que son muy importantes en tu vida pero que todavía no habías aprendido. La lección que vas a aprender este mes te ayudará muchísimo a seguir hacia delante y a ser mucho más fuerte. Este mes vas a aprender que cerrar las heridas lleva su tiempo y que no puedes volver a ser la misma persona después de todo lo que has vivido.

Tienes que ser consciente, Escorpio, de que para curarte del todo tiene que pasar mucho tiempo y porque como bien dicen el tiempo lo cura todo. No puedes pretender hacer como si nada y seguir con tu vida cuando a penas ha pasado el tiempo necesario para recomponerte por dentro. Y justo ahora es eso lo que necesitas, Escorpio, necesitas tiempo, sobre todo, tiempo para ti mismo.

Has sufrido mucho últimamente y tu corazón no es el mismo que era antes, pero tranquilo, porque todo es posible. Y dentro de muy poco, tus heridas ya habrán cicatrizado.

Simplemente necesitas ser paciente.

Pero es obvio, que después de todo lo vivido no eres la misma persona. Al igual que ahora mismo no eres la misma o el mismo que serás dentro de dos meses. Hay que aceptar que las cosas cambian y que hay cosas que no se pueden cambiar por mucho que queramos. Esta lección la irás aprendiendo a lo largo del mes, no te preocupes. Irás poco a poco aceptando la realidad y todos esos cambios que han ido sucediendo a tu alrededor.

Este mes es muy intenso para ti, tanto para lo bueno como para lo malo. Pero lo mejor de todo, Escorpio, es que pase lo que pase vas a aprender muchísimas cosas. Vas a aprender lecciones que no te imaginarías que ibas a aprender jamás. Vas a llenar tu mente de experiencias y, sobre todo, de sabiduría. Estás poco a poco aprendiendo a hacer de cada error una lección y no hay nada mejor que eso. Estás madurando muchísimo, Escorpio, y este agosto va a marcar un antes y un después en tu vida. Disfrútalo.