POR QUÉ ESCORPIO NO DEJA IR

La intensidad que presenta Escorpio, no la tiene ningún otro signo, sobre todo la que se refleja cuando Escorpio se aferra a muerte. Se nota por cómo se comporta, por cómo lo cuida y por la manera que tiene que de mimarlo y tratarlo. Para Escorpio es un momento muy duro, cuando tiene que decir adiós a algo que le gusta o cuando tiene que despedirse de alguien con quien disfruta mucho.

Escorpio es una persona que siente fuerte, que se compromete a muerte y que lo da todo, y tener que romper eso de un plumazo le cuesta, aunque pueda hacerlo, le duele porque el escorpión tiene mucho más calor humano en su corazón que el sol en su interior, así de claro.

Escorpio no deja ir porque es muy fiel a lo que siente y lo que cree y porque tiene que ver con sus propios ojos qué es lo que le hace mal, a Escorpio no le vale con que le digan que eso es malo, o que esa persona no es de fiar, Escorpio lo tiene que ver en primera persona, si no, nada…

Lo que Escorpio no sabe es que haciendo eso, se hace mucho más daño del que ya tiene cuando piensa en el adiós. Haciendo eso, alargando lo inevitable, deja que el tiempo pase y que sus sentimientos sean cada vez más fuertes y ¿qué pasa después? Pues lo que nadie se imagina, que Escorpio sufre en silencio y lo termina tragando todo para dentro, para que nadie sepa que le duele, para que nadie conozca es punto de humanidad y debilidad tan desconocido que guarda a buen recaudo.

Ahora bien, en el momento en el que la realidad le golpee en toda la cara, Escorpio, de manera muy inteligente, corta de raíz y sin contemplaciones y empieza un nuevo camino sin nada a lo que aferrase. Escorpio es Escorpio y no, no hay nada que se pueda quedar por encima de su lado más guerrero e inteligente.

2018-10-04T09:36:07+00:00