Todo el mundo que sabe un poco de astrología conoce la reputación de uno de los signos considerados “más oscuros” del Zodiaco: Escorpio. Las cosas como son, Escorpio es muy dado a obsesionarse con todo lo que le interesa, o con todo lo que le preocupa, o con todo lo que quiere conseguir… Incluido evidentemente el amor…

Los Escorpio son seres extremadamente sexuales pero también creativos, intuitivos y dispuestos a probar y a experimentar nuevas sensaciones casi con todo en esta vida. Escorpio está muy regido por el chakra sacro que es el chakra que está situado justo debajo del ombligo y que está muy relacionado con las emociones, la sensualidad, el compromiso, la seguridad, la lealtad, el honor en las relaciones…

Cuando este chakra está desequilibrado, las personas pueden ser muy propensas a comenzar adicciones o a tener obsesiones. Y se debe a que, todo lo que el chakra simboliza da un giro de 180 grados y la seguridad que emanaba de él se empieza a convertir en problemas de autoestima.

Para Escorpio, estos sentimientos de inseguridad que a veces renacen de si misma/o, incluso pareciendo que no hay motivo alguno, vienen normalmente por algún trauma relacionado con su padre o con su madre. También pueden estar relacionados con un control sobre su vida de alguien o con amores muy tóxicos y peligrosos.

Está claro que las obsesiones no son buenas pero Escorpio, a menudo, convierte esas obsesiones en pasiones. Y cuando se apasiona por algo o por alguien , puede llegar a concentrar muchísimas energía para conseguir sus propósitos. Por eso Escorpio es tan bueno en casi todo lo que se propone y pelea con constancia. Al final, se enfoca tanto que, sea como sea, lo termina siempre consiguiendo. Y eso es debido también a su obsesión por lograrlo.

Si tratas a Escorpio bien, sea en el ámbito que sea, Escorpio te tratará bien, pero cuando le fallas, Escorpio puede volverse lo peor. Tiene mucho sentido de la justicia, pero de SU JUSTICIA. A veces piensa que sólo ella/él puede dar su merecido a quien se lo merezca…

En el amor, Escorpio también es pasional y no lleva muy bien que sea la otra persona quien lo deje. Se apega demasiado y a veces, mucho más cuando ve a la otra persona fuerte de carácter, incluso un poco conflictivo. Escorpio siente que sabe manejar cualquier situación, que debe tener el control de todo. Y cuando no es así, se frustra mucho, PERO SE OBSESIONA MÁS. Incluso cuando la situación es una mierda y sabe que esa persona no le conviene.

El daño que puede llegar a hacer un Escorpio se debe a la profundidad de sus emociones como signo de agua. Y a veces, esa profundidad se descontrola totalmente.

Cuando Escorpio aprende a canalizar su energía de manera productiva, como por ejemplo Drake, Katy Perry, Joaquin Phoenix o Leonardo Di Caprio, llegan a ser los mejores en lo que hacen. Tienen éxito, poder, y son trabajadores hasta la saciedad. Pero sí, tienen que aprender también a superar sus miedos y sus traumas, o al menos, tratar de aprender a convivir con ellos. Todo Escorpio los tiene, pero algunos se quedan donde están (Lagartija Gris o Escorpión) y otros evolucionan (Águila).

2020-03-17T14:32:00+02:00