Cuando Libra no está contento/a, se lo notarás en su cara. La felicidad es algo muy difícil de conseguir. Cada signo tiene sus razones, pero esta es la razón por la que Libra no está contento. El motivo que le interrumpe sus sueños, que no le deja descansar, que le impide seguir adelante y centrarse en los pequeños momentos de felicidad.

¿La razón por la que no está contento? Libra deja de tener ese encanto por los pequeños placeres que te da la vida cuando no está bien emocionalmente. Cuando sabe que hay algo que no le deja avanzar, cuando quiere hablar pero no puede, su corazón no le deja…

Aunque quiera, no puede. Aunque se obligue a sonreír, no lo hace de corazón. Lo hace forzadamente para aparentar que no está pasando nada. Cuando toca fingir y hacer como si todo fuera de lujo, Libra es el mejor. En serio, saca su faceta de artista y hace creer a todo el mundo que todo está genial. Aunque tampoco hay que ser de su círculo más cercano para darse cuenta del problema.

No hace falta conocer el historial de Libra para conocer la verdad. Un vistazo a su cara y lo sabemos todo. Sus ojos cuentan lo que su boca no se atreve a decir. No quiere, pero lo hace. Libra, en el fondo es un desorden con ansias de tenerlo todo controlado. Cuando no es así, pierde el norte. Pierde los papeles y no sabe hacia dónde tirar. Es querer y no poder. Eso le frustra mucho.

Para Libra, el equilibrio es esencial. La balanza tiene que estar en equilibrio, para lo bueno y para lo malo. Pero cuando un extremo se tuerce y le hace estar hacia el lado que no quiere, malo. Ahí Libra no levanta cabeza hasta que no solucione el problema y todo salga como dictan sus expectativas. Porque Libra imagina a lo grande. Sí, es lo que tiene el ser una persona tan creativa y perfeccionista en ese sentido. Que hasta que no se salga con la suya, no para.