Cuando Tauro no está contento/a, se lo notarás en su cara. La felicidad es algo muy difícil de conseguir. Cada signo tiene sus razones, pero esta es la razón por la que Tauro no está contento. El motivo que le interrumpe sus sueños, que no le deja descansar, que le impide seguir adelante y centrarse en los pequeños momentos de felicidad.

¿La razón por la que no está contento? Tauro deja de tener encanto por vivir la vida, cuando la vida no le da lo que se merece. Cuando se da cuenta de que todo está lleno de injusticias y que el que más tiene, es el que menos trabaja.

Cuando se esfuerza al máximo para nada. Cuando el trabajo que ha hecho durante un tiempo, no obtiene el resultado y el reconocimiento que se merece. Si la vida es injusta, Tauro sufre. Aunque es alguien que siempre sale hacia delante. Ahora bien, cuando es la gente que le rodea es la culpable de cualquier injusticia que haya vivido el toro, la cosa cambia. Deja de tener esa paciencia que tanto le caracteriza y pierde el norte.

No hay cosa que más odie que depositar confianza en alguien que se la juegue más tarde. Para Tauro, eso se llama TRAICIÓN. De verdad, con ese tipo de gente, se deja la coherencia en casa y puede llegar a decir y hacer cosas de las que seguramente luego se arrepienta. La cosas buenas que le da la vida dejan de tener significado cuando el ambiente que le rodea, está cargado de falsedad. En serio, Tauro no puede con eso. Odia esforzarse al máximo y ver que su esfuerzo no tiene los frutos que en realidad se merece.

Detesta que exista el típico listo de turno que lo haga todo perfecto y que pida el trabajo a los demás. De verdad, menos mal que Tauro tiene mucho aguante y sabe controlar. Porque como decida dejarse la santa paciencia en casa, y en su lugar, se lleve la locura, se lía. Tauro puede ser la mano que te ayude o te proteja, pero también sabe ser la peor pesadilla. Y más aún cuando las cosas no salen como quieren.