¿Te has fijado en que depende qué le digas a una persona se molesta y mucho? ¿O pierde los nervios? Normal, todos tenemos “ciertas expresiones” que nos sacan de nuestras casillas. Y, nuestro signo del Zodíaco tiene mucho que ver en ello. Te contamos aquellas frases que nunca, nunca, deberías decirle a cada signo. Estas son las frases que los signos que no soportan que les digan:

Aries 

“Relájate”, “No te lo tomes así”. Estas son las frases que te sacan de tus casillas y es que no es para menos. Aries, eres super independiente y muy listo, y te molesta mucho cuando alguien quiere que te comportes una manera en la que no es la tuya. No señor. Tú eres instinto, eres pasión y si explotas por algo, pues lo haces. Sin más. Que te digan que te relajes es lo que menos necesitas para hacerlo.

Tauro

La confianza para ti es prioritaria en todo. No haces nada que no te genere confianza e, incluso, te cuesta salir de tu zona de confort. Te gusta la gente en la que puedas confiar y hablar de todo, pero aun siendo muy paciente, cuando te dicen que “no pasa nada” porque algo te salga mal o no como tú querías, no puedes estarte callado. Te gustan las cosas bien hechas; analizas todo al dedillo para tenerlo todo bien planeado. Te tomas mucho tiempo para ello y lo piensas bien. Pero, esto de seguir adelante como si “no pasara nada”, no es lo tuyo.  

Géminis

Lo que te digan los demás, a veces, te importa poco. Géminis, sabes cómo eres y te encanta ser de este modo. Dual, loco, llamativo, cambiante o emocional. Te da igual. Tú sabes cómo eres y sabes que ser de este modo te permite llegar a mucha gente; te permite ayudar y crecer como persona y esto te hace especial. Por ello, cuando te dicen que “deberías cambiar esto o aquello”, te pones como una moto. No quieres cambiar y punto. Y, además, te molesta extremadamente que alguien cercano a ti opine que debas cambiar. 

Cáncer

Cuando te dicen que eres demasiado bueno, que confías mucho o que deberías ser un poco más pícaro no te puedes aguantar. Lo único que buscas en la vida es disfrutarla y poder hacerlo con aquellos que tienes cerca. Te encantan los pequeños placeres de la vida y solo buscas buena compañía y tranquilidad. Además, eres sincero y transparente y no entiendes, ni quieres entender, porque debes ser “un poco más malo” solo porque otras personas vayan fallándoles a los demás. 

Leo

Te encanta llamar la atención y es que, además, tienes una personalidad tan única que es casi imposible que esto no suceda. Leo, no soportas que te digan que “no des la nota” o que “no te tires tantos cumplidos”. Eso sí que no. No vas de este modo por la vida. Sabes lo positivo y lo negativo que hay en ti y no te molesta, para nada, exponerlo. Eres así. Sin más, por ello cuando alguien quiere que dejes de ser protagonista y quiere ocultarte en la sombra, saltas con toda tu fuerza. 

Virgo

El eterno “dejar ir”. No hay manera. Parece que, para consolarte, todos te tengan que decir lo mismo y no lo soportas. ¿Por qué debes dejar ir algo que te ha gustado? O, algo que te gusta.  No eres así. Te gusta tener las cosas bajo control y esto de dejarlo todo al aire a ver qué es lo que sucede no va contigo. Eres de luchar, eres de los que no se rinden. ¿Por qué esta manía de dejarlo ir todo? Te comprometes con las cosas y que te digan que mires a otro lado te pone de los nervios aún más. 

Libra

Siempre estás al lado de los tuyos, siempre estás ahí para ayudarles a levantarse y a coger fuerzas. Libra, te gusta ser así y te hace sentir bien contigo mismo. Eres incapaz de ayudar, aunque no sueles ser tú el que pides ayuda cuando lo necesitas. Ahora bien, cuando alguien te dice que “dejes de lado” las cosas, te molestas un mogollón. No. ¿Por qué debes dejar de prestar atención a cuanto sucede a tu alrededor? ¿Por qué debes dejar de prestar atención a aquellos con los que compartes momentos? 

Escorpio 

La falta de confianza es lo que no soportas de los demás, pero tú tampoco es que seas muy bueno confiando en ellos. Lo tuyo es mostrar la menor parte de tu ser para que no te puedan ver venir. Te gusta ser reservado; sin embargo, eres de lo más observador. La hipocresía te saca de quicio, ya que tú siempre, pero que siempre, vas con la verdad por delante. Por ello, cuando te dicen un “no puede ser lo que dices” o un “no me lo creo”, te pones como una moto. No aguantas que nadie dude de tu palabra y tampoco se lo vas a permitir. 

Sagitario

“¿Por qué lo haces?” Esta es la pregunta que te saca de tus casillas. Sagitario, no debes dar explicaciones a nadie y te mueves por tu cuenta. Eres independiente y te gusta estar bien con aquellos con los que te rodeas. Haces lo que te viene en gana y te molesta sobremanera que te digan que deberías actuar de un modo u otro. Les puede gustar ser cómo eres o no, pero nadie debería cuestionarte tus acciones. Amas tu libertad y no estás dispuesto a cederla para nada ni para nadie. 

Capricornio

“Respira y verás como no es tan importante”. ¡Ay, cuando te dicen estas palabras! Cuando las cosas salen bien, salen bien, por ello les has dedicado tiempo y esfuerzo. Y, si salen mal, pues se debe aprender de ello y corregir. Esta es tu manera de ver las cosas y cuando te dicen que lo dejes pasar, que no es relevante, te irritas hasta los extremos. De hecho, si hay una frase que te hace saltar sin pensarlo es esta. Mira que te controlas mucho, pero en este caso, no te haces responsable de tus palabras. 

Acuario 

Tu mente no para. Acuario, la tienes siempre en funcionamiento y te encanta analizarlo todo, aunque a veces, no lo parezca. Te molestan aquellas personas super negativas, que solo saben ver lo malo de todo y que parece que nunca han conocido el optimismo. Tú no eres así. Por este motivo, cuando alguien te dice que no vas a conseguir algo, te cabreas muchísimo. Aquel que dude de ti, de tus palabras o de cuánto te propongas, no merece nada de tu tiempo. 

Piscis

Eres muy dulce y emocional. Las emociones te rigen y, a veces, no sabes cuándo es necesario dejar de ser bueno. Pero, te encanta esta forma de ser. Eres bueno, amable y de gran corazón, por lo que nunca vas a dejar de amar profundamente y de buscar nuevos comienzos con los que creas que vas a lograr la felicidad. Sin embargo, hay quien ve esta forma de ser como exagerada, como una manera de llamar la atención y esto te molesta. Mucho. Sientes lo que sientes, y lo demuestras a tu manera. Que te digan que eres un exagerado puede contigo.