GÉMINIS TU MAYOR DEFECTO ES TU MAYOR FORTALEZA

El joven Géminis es esa persona que no para de hablar. Le encanta contar sus vivencias al resto de gente y también le encanta que le escuchen y que participen en la conversación. Además, Géminis es una persona muy inteligente y necesita compartir su sabiduría con el resto. Le gusta hablar de cualquier cosa, pero también le gusta mucho discutir sobre cualquier tema. Si Géminis ve que no llega a un acuerdo con otra persona, va a discutir el tiempo que haga falta para ponerse de acuerdo. A Géminis no le falta tiempo para seguir hablando. Pero muchas veces, se pasa de la raya y mucha gente puede tacharle de pesado y también de algo chismoso o cotilla. Porque quiere saber de todo y de cualquier persona.

Cuando tiene algo de confianza, puede llegar a preguntarte sobre cualquier cosa y puede encontrarse con alguien más reservado a la que estás preguntas pueden llegar a sentarle mal.

El Géminis más maduro va a seguir siendo igual de hablador, eso es algo que es imposible de cambiar. Pero con el tiempo ha aprendido a medir sus palabras. Se ha dado cuenta que muchas veces menos es más, que no hace falta discutir tanto y que existe la diversidad de opiniones. Que está bien si dos personas no llegan a un acuerdo, siempre que ambas se respeten entre ellas. Géminis ha aprendido a no invadir tanto la privacidad de los demás. Sigue siendo algo cotilla pero ahora solo con la gente con la tiene la suficiente confianza para serlo.

Ha aprendido a valorar mucho más los mensajes que recibe a los mensajes que envía. Ahora ya sabe mucho mejor cómo escuchar a los demás. Ha aprendido a dejar hablar a los demás cuando lo necesitan y a dejar que su voz deje paso a los demás. Géminis es una persona muy inteligente, pero muchas veces le cuesta asumir sus errores y sus defectos. Pero también es gracias a su inteligencia, la que le permite cambiar y mejorar aquello que sabe que está haciendo mal.

2018-05-08T09:40:13+00:00