Acabas de dejar atrás algo que para ti era importante Géminis, algo que la verdad es que te ha costado, pero la decisión está tomada. Al final, te has enfrentado a la verdad, esa que a menudo te cuesta tanto plantarle cara. Y has descubierto que nada es para toda la vida y que, o frenas, o tendrás más años de infelicidad en tu vida que al final, no volverán.

El tiempo es lo único que no vuelve atrás Géminis, y es al final, lo más valioso que tenemos. Ahora es tiempo de mirar hacia delante, al futuro, y volverle a poner ilusión a todo. Aunque sientas por momentos que aún no puedes hacerlo, tranquilo, esa sensación llegará muy pronto. La venda se cayó y poco a poco irás viendo todo mucho más nítido.

Además, Géminis, recuerda que, aunque hay ciertas cosas que van despacio, cada vez tienes menos dudas de que estás tomando la decisión correcta. Además, ya lo sabes Géminis, que tu quieres conocer, experimentar, cambiar de rumbo, incluso hasta equivocarte si eso al final sirve para que evoluciones. Quieres vivir Géminis, vivir de verdad. Y lamentarte lo menos posible. Dentro de poco, una nueva aventura llegará… Déjate llevar, te lo mereces.