Por fin. Al fin. Ya está aquí. Llevas pensando en el fin de semana desde el lunes Géminis y lo sabes. Tu alma artística, creativa, divertida y rebelde está ON FIRE para dejarlo todo bien encendido Géminis, para hacer de la suyas y para pasarla muy bien.

Tu cuerpo te pide un regalo de cumpleaños en forma de masaje de relax total durante unas cuantas horas. O también está la opción de una viaje a la playa para desconectar con el ruido de las olas. También puedes aceptar una buena cena o algún día en algún sitio turístico para visitar. En fin, tu cuerpo te está pidiendo algo en concreto Géminis, un regalo de cumpleaños con mucha buena vira y diversión, pero claro, tu cuerpo no está conectado con el bolsillo de tu pantalón, y si no hay ahora mismo para gastar, es porque en un futuro muy muy próximo va a llevarse a cabo una buena inversión…

Géminis, no te desesperes por tener el regalo de cumpleaños prefecto, porque se está reservando para aparecer en un buen momento de tu vida. Lo que hoy no tengas, es algo más que ahorras para poder así cumplir el sueño de tu vida.

¡Ah! Un consejo de última hora Géminis: a partir de ahora, imponte el papel de “observador de la vida” y califica todo lo que suceda a tu alrededor con mucho cuidado. Ve, observa y mentaliza.

Intenta mantenerte en un segundo plano, como si fueras un detective de categoría Géminis. Con astucia, con calma, aunque te cueste la vida, hazlo, porque hay muchas sospechas en tus sueños. Sospechas, que sí que son realidad y no, no son paranoias tuyas. Sospechas de una persona de tu ambiente familiar Géminis, sospechas que alguien no es trigo limpio y que habla contigo y con casi todo el mundo de asuntos que no deberían de salir de vuestro círculo de amistades… No lo dejes pasar, porque hay gente que es mala con ganas. Aunque tenga cara de ángel caído del cielo, hay gente que es así Géminis. A por todas.