Cerramos el año Piscis, y algún quebradero de cabeza tendrás antes de que acabe el año, pero lo mejor es que ya no te tomas nada como antes. No quieres pasarlo mal ni tampoco sufrir así que, estás practicando el desapego y también la ignorancia e indiferencia hacia lo que sabes que tarde o temprano te puede causar algún dolor. Y lo estás consiguiendo Piscis. Sabes que no necesitas contentar a nadie, no tienes que complacer a los demás, y menos a esas personas que después no te dan ni la mitad. Tu mente a veces es frágil Piscis, pero no es débil, sólo que todo te afecta mucho más que al resto y tienes una sensibilidad superior, pero aún con esto, te esforzarás por seleccionar a la gente que quieres cerca. Y no serán todos no. Tu amor propio crecer y eso quiere decir que andas mucho más fuerte que antes, mucho más segura/o que este tiempo atrás. Diciembre es un mes de muchísimos cambios emocionales. Priorizas. Te priorizas a ti y a los tuyos y no habrá nadie que te haga cambiar tus objetivos y tu camino, ese que vas marcando poco a poco. 

Es verdad que tendrás que hacer un parón en ciertas cosas. El ritmo mental que llevabas era demasiado estresante y hay que tener una pausa de vez en cuando. Este momento es el perfecto. Antes de que acabe el año. Mira hacia todos los lados, tómate el tiempo que necesites y cuando tengas claro hacia donde quieras ir, camina Pececito. 

Si estás soltera/o, esa energía tuya tan buena y esa vibra tan potente puede hacer que más de una persona se acerque a ti, y tú, como eres, puedes encontrarte al amor y no soltarlo. Está bien si sientes que es esa persona pero cuidado con correr demasiado. Que tú eres muy “enamoradizo” y luego vienen los dramas. 

Recuerda que este mes no hay que dar tantas explicaciones, cuidado con esto, las personas que son inseguras, lo seguirán siendo, no puedes cambiar a nadie Piscis. Solamente puedes cambiarte a ti mismo. Y crecer. Y mejorar. Y avanzar. 

Hay dinero a la vista, un cobro de algo, un ingreso extra, un ascenso, un plus, o incluso herencias… Pero eso sí, más bien a partir de la segunda mitad de mes. Quizás antes hayas perdido o malgastado algo. No desperdicies las oportunidades que se te ponen de frente porque algunas puede que no se den en cierto tiempo. Así que, sí a todo Pececito. 

Cuidado con las primeras semanas del mes, la cuadratura de Venus con tu regente, Neptuno, puede hacer que te ilusiones con personas que no sean las más indicadas. Por eso, estas Navidades sal y no esperes nada de nadie, no te pongas tus expectativas altas y deja que las cosas surjan solas. En alguna reunión o fiesta a la que vayas alguien se fijará en ti. 

Con respecto a la salud, cuídate y no hagas tonterías, puedes tener algún susto importante antes de que acabe el año. Disfruta de lo que queda del 2022 y a empezar el 2023 como se merece. Feliz diciembre.