Que todos utilicemos las palabras para relacionarnos no quiere decir que todos comuniquemos con ellas todo lo que queremos expresar. A veces comunicamos más con gestos o con hechos. E igualmente, cuando los demás quieren llegar a nosotros contándonos algo, no siempre les entendemos igual.

¿Quieres saber como se comunican los signos?

ARIES

Aries es alguien de acción y se le da mejor comunicarse con acciones que con palabras. Aries te besará apasionadamente antes que decirte lo que siente. Aries te enseñará a hacer algo haciéndolo antes que explicándotelo. Actuando, además, Aries evita caer en ese fallito suyo que tantos problemas le da a la hora de decir lo que piensa: su poca diplomacia. En general, para comunicarse, Aries es directo, va al grano, tiene poca paciencia escuchando rollos interminables y es muy sincero en todo lo que dice.

TAURO

Si ya Tauro “parece” tranquilo de actitud, es difícil imaginarle hablando atropelladamente. Para nada. Tauro habla pausadamente, como es, pero eso sí, no se deja nada en el tintero, es clarísimo. Y con las palabras adecuadas, en calidad y en cantidad. Nada de hablar de más, ni de extenderse con relleno que no interesa a nadie. Y ante la duda, mejor callar y escuchar. Tauro habla poco y piensa en lo que va a decir antes de decirlo. Eso sí, si tiene enfrente a alguien que es un charlatán, no se piensa tanto lo que va a decir ni tarda en decírselo: le manda callar y quizás le añada algún comentario más que al final le ponga colorado…

GÉMINIS

El maestro de la comunicación nunca deja de sorprender. Siempre tiene algo que decir, se relaciona a base de hablar, puede mantener varias conversaciones a mismo tiempo, nunca aburre con la suya, escucha bien a pesar de que hable mejor, y con sus palabras consigue prácticamente lo que quiere. Sólo que a veces, le faltaría hacer más y hablar menos para ser perfecto. Y por añadir algo más, y esto quizás suene a regañina, podría ser más concluyente hablando y no omitir entre líneas. Pero es el mago de la palabra, eso no puede cuestionarlo nadie. Si quiere convencerte de algo, lo hará, aunque tenga que adornar un poco más todo. A veces el fin justifica los medios. Escuchar a Géminis es un verdadero placer. Todos se quedan con la boca abierta.

CÁNCER

Cáncer podría expresarse mejor y comunicar mejor todo lo que siente o se le pasa por la cabeza si no estuviera pendiente de otras cosas, si no estuviera pendiente del futuro, de lo que pasará si habla más de la cuenta, de lo que no pasará si no habla… Tiende a distraerse y eso hace que al hablar no esté pensando muchas veces en lo que dice. En lo que Cáncer destaca como poco es cuando quiere empatizar mientras habla: sabe demostrar cariño, o ser protector y mimoso con las palabras. Pero no hay que olvidar que también puede llegar a ser muy duro, durísimo, decir lo que no debería, callarse con lo que sí debería soltar, enredarse y decir todo lo contrario a lo que en realidad quería decir… Eso de no lo tomes al pie de la letra pasa con Cáncer, lo que diga cuando está enfadado o demasiado contento NO LO TOMES AL PIE DE LA LETRA… Por lo que pueda pasar…

LEO

Los buenos actores, sobre todo si son de teatro, son expertos en narrar, hacer reír, hacer llorar, ser dramáticos y en general, hacer creíble cualquier palabra. Hacer sentir. ¡Qué más da si es verdad o no! Leo hace magia con las palabras, te engancha, te seduce, te atrapa. Aunque eso sí, se define mejor con sus hechos. Con sus palabras juega en todas las facetas de su vida. Es un hacha divirtiendo al público. Y si ya apoya palabras con gestos, es que lo borda. Leo sabe hablar maravillas, sabe dejarte embobado con su retórica, te reirás mucho con su ingenio, con sus formas, con esa gracia que tiene para dramatizar todo, para hacer de algo pequeño una montaña. Pero es que es así como lo siente, de verdad. Quizás a veces le falta escuchar más a los otros y respetar lo que dicen, pero poco más. Es que está tan metido en su historia que necesita contarlo todo… Después te escuchará a ti, eso seguro, y será tu hombro donde llorar y reír, pero espera y escucha tú primero, please…

VIRGO

Virgo también necesita las palabras para sus relaciones igual que el aire que respira. Pero al ser tan intelectual, muchos no le entienden de tanto nivel como tiene. Para quien sí esté a la altura, escuchar a Virgo es alucinante por lo que sabe, lo que analiza y lo bien que se expresa. Si además Virgo quiere ir al detalle o averiguar fallos, sólo le faltará no parecer demasiado crítico, y será perfecto para esa labor. Sólo con la palabra puede hacer cambiar la visión que tenías del mundo, y no le costará demasiado. Puedes creer que es un poco crítico y testarudo y que quizás quiere llevarte a su terreno como sea. Y es que al final lo acabará haciendo seguro. Fuera de lo intelectual, a nivel emocional, como a veces no se cree lo que le está pasando, no puede convencer a nadie cuando habla de sentimientos. Lo tiene que tener muy claro todo. En cuanto se lo cree, todo fluye. Y Virgo triunfa.

LIBRA

Cuando Libra mezcla su destreza social con su poder de comunicar, da gusto escucharle. Es amable, diplomático, discreto… Se sabe relacionar con las palabras y nunca se pasa hablando ni diciendo tonterías. Pero también tiene un “don” para irse por las ramas, si pasa una mosca se van con ella, no se concentra demasiado en una conversación si le parece poco interesante, así que, procura que se quiera quedar cuando le hablas… Pero lo de Libra es hablar para calmar, para unir, para arreglar situaciones, para apoyar a cualquiera… Para vender o venderse tiene que practicar un poco más, no le sale tan bien como le gustaría. Y ¿por qué? Porque Libra es sincero, y antes de mentir prefiere no decir nada, o dudar, u omitir, o a veces incluso actuar y jugar con la ambigüedad, pero no te quiere mentirte. Libra no siempre será el mago de la palabra, ni tendrá siempre las formas adecuadas, pero lo que te diga será siempre sincero… Duela más o menos…

ESCORPIO

Escorpio habla poco, y no es de escuchar si enfrente le están contando tonterías y sandeces. Lo siento pero no tiene esa paciencia. Valora mucho a las personas por lo que tienen que decir, en contenido y que rebelen algo de sí mismos, que le pongan emoción a lo que expresan, que sumen y no que resten en su vida, que lo que cuenten sea algo interesante. Escorpio cuando habla es así, es pasional, aunque sea una pasión contenida. Sus palabras suenan a fuerza aunque no suenen fuertes. Le falta sonreír más cuando habla, tener más sentido del humor, porque asusta un poco si no lo hace. Quizás es sólo la falta de confianza porque cuando se encuentra rodeado de los suyos esa seriedad se transforma un poco, y ya no habla serio, pero eso sí, sus palabras se quedarán grabadas a fuego en cualquiera que las escuche. Se hace entender bien. Y quien no lo entiende es porque no quiere.

SAGITARIO

Sagitario habla bastante y demuestra su inteligencia en su discurso. También es sincero y muy abierto, lo que hace que su comunicación funcione, igual que se relaciona bien, se comunica bien en sus relaciones. Le falta argumentar mejor algunas ideas que se saca de la manga, algo que le resulta fácil porque tiene muchas experiencias y puede ser un buen cuentacuentos. Vamos que si quiere adornar algo un poco más lo hará, pero cuidado porque lo de las mentiras no se le da del todo bien, cualquiera que le conozca se dará cuenta enseguida de que no está siendo sincero. Eso sí, adornar, contar un poco más de lo que pasó, agrandar un hecho, o hacerlo más pequeño va con Sagitario. Igualmente, si escuchara un poquito más podría aprender aún más, y encima que aprender es una de las cosas que más le gustan en la vida. Pero claro escuchar por escuchar gilipolleces como que no… Es que se le nota en la cara… No puede, mejor se va…

CAPRICORNIO

Con Capricornio, más que analizar si habla bien o si comunica bien, lo que debemos saber es para este signo hay personas que dan una pereza tremenda escucharlas porque no dicen nada coherente. Las rechaza de plano. Se molesta. Capri nunca ha sido tolerante con los estúpidos o con la gente demasiado repetitiva. No le gusta que le cuenten veinticinco veces lo mismo, no le gusta dar consejos gratuitos (que previamente le han pedido) para que después no los lleven a la práctica, cuando a Capri le piden ayuda y la brinda, qué mínimo que hacerle caso ¿no? En su conversación, precisamente Capri lo que intenta es elegir bien sus palabras, hacerse entender, preocuparse por ser claro y directo. Su comunicación es fría, sí, pero le sirve. Fría pero contundente, fría en las formas pero que puede dejarte el cuerpo caliente, créeme… Capri no intenta nada más que ser práctico. Si conmueve o no le saca las lágrimas a alguien no es su problema.

ACUARIO

Acuario, cuando habla, rebela un enfoque impersonal y objetivo, y eso, en muchas circunstancias es lo mejor. No contaminar a nadie siendo subjetivo o poniendo en el discurso muchas emociones. Acuario además es agradable al hablar y empatiza por eso con las personas. Su problema es cuando se le cuela en el discurso su faceta idealista y empieza a soltar ideas que muchas veces son utópicas. Ahí, el de enfrente empieza desconectar. Y más cuando no se da por aludido. Y Acuario acaba hablando solo, o preguntando un millón de veces si se le entiende. Pero sabe hablar, y escuchar, e integrarse perfectamente en cualquier tipo de conversación, y si no sabe algo se callará, o intentará dar un toque más humano a todo… Hablar con Acuario es una auténtica delicia, además de que te entenderá a la perfección, por muy enrevesado que pueda parecer todo…

PISCIS

Cuando habla Piscis, es mejor tomárselo con paciencia y entender en qué contexto lo hace, porque Piscis se comunica según sus estado de ánimo. Y sus estados de ánimos fluyen y cambian continuamente de dirección, así que… te puedes volver un poco loco si te tomas lo que dice al pie de la letra. El pez se levantará con un estado de ánimo un día, y hablará conforme a cómo esté. No significa que mienta o que omita, simplemente son las formas, si ha tenido un mal día no puede esconderlo, y si lo intenta y lo conoces bien lo vas a saber… Piscis tiene la capacidad de mimetizarse con el ambiente lo que da lugar a que puede hacer muchos papeles y a comunicarse de decenas de maneras diferentes. Pero claro, el día que se despertó bien, ayuda, comprende, da soporte y apoyo a cualquiera, a veces incluso se aprovechan de su buena fe y de su buen fondo, y eso, ya no hace tanta gracia…