LA ETIQUETA DE ADVERTENCIA DE VIRGO

Virgo es peculiar, no tiene nada que ver con ninguno de los otros 11 signos y hay que saberlo llevar.

Tiene sus manías, tiene sus formas de hacer las cosas y es cierto que no le gusta nada que te metas en su vida si no te ha dado permiso previamente.

Sus cosas son sus cosas y por muy suyo que te creas, no deja entrar a su espacio personal a todo el mundo, de hecho, no deja entrar a casi nadie. Virgo te dirá las cosas tan cual son, sin ningún tipo de filtro, y eso, a veces, molesta, pero deberás acostumbrarte. Al fin y al cabo no lo hace para herirte si no para que abras lo ojos ante una verdad que Virgo está viendo claramente.

A veces, se mete demasiado en su mundo y quizás pienses que es algo personal contigo. No te preocupes, nada que ver, Virgo puede llegar a ser un poco hermético en cuanto a sensaciones y sentimientos. Cuando esté preparado te contará qué es lo que le pasa, qué es lo que siente, qué es lo que su cabeza no para de pensar. Hay que darle su tiempo, no es el signo más fácil de Zodiaco. Pero es leal, mucho, y atento, y si de verdad te dice que te quiere es porque está seguro de ello. No miente ni va a adornarte algo si no lo siente. Puedes estar seguro.

Virgo tendrá muchas cosas complicadas pero es un persona en quien poder confiar, una persona que no se conforma con cualquier cosa, alguien que escucha y que sabe dar los mejores consejos del mundo, duros sí, pero los mejores. Con Virgo hay que tener paciencia, hay que saberlo llevar, hay que entender sus silencios y hay que darle siempre el tiempo que necesite. Volverá con más fuerza.