LA EXCUSA DE VIRGO

Virgo, la excusa que pones y que va a arruinar tu vida es la de ‘es muy arriesgado’. Para ti, Virgo, todo lo que es nuevo, es arriesgado. Para ti lo desconocido y lo que está fuera de tu zona de confort es arriesgado. Te encanta tenerlo todo controlado y asegurado y por eso cuando algo se descontrola tú pierdes los nervios y te aterrorizas. Pero Virgo, a veces lo mejor en la vida es arriesgar. Si no arriesgas no sabes lo que puedes llegar a ganar. Si la recompensa merece la pena, debes de empezar a tomar esos riesgos. Por mucho miedo que te dé, por mucho estrés que te cause, lo mejor es arriesgar siempre.

Quien no arriesga, no gana. Virgo, parece mentira, que tú que eres una persona muy fuerte y con mucho control sobre tu vida, haya que decirte que arriesgues. Pero lo que te pasa es que tienes miedo a fallar y como consecuencia, tienes miedo a arriesgar…

Pero Virgo, no pasa nada. Errar es de humanos y no hay nada en la vida que no se pueda cambiar ni afrontar. No puedes seguir jugando en una posición segura. No puedes permanecer atrapado en ese lugar cuando se supone que debes ir avanzando poco a poco cada día. Virgo, para crecer y madurar debes de nutrirte de nuevas experiencias y no servirá de nada si haces siempre lo que es cómodo y seguro para ti. Arriesga, Virgo, arriesga.

No hace falta que ahora hagas puenting o te tires de un avión. Puedes empezar con algo del día a día… Toma esa decisión que llevas tiempo meditando pero que no te decides o haz algo que siempre pospones. Poco a poco, se irá quitando ese miedo a lo desconocido, te acostumbraras a la adrenalina que te da arriesgar y querrás más…

2018-08-01T16:13:03+00:00