Todos tenemos esa frase que al leerla nos describe de pies a cabeza. A veces, no se necesita decir mucho, basta con tocar una palabra en particular para describir a la persona que está delante de ti y cada signo del zodiaco sabe de lo que hablo. Hay una frase favorita que no sueltan, no necesitan decirla, pero navega en su mente todo el tiempo. Es como ese botón que de vez en cuando hay que pulsar, sobre todo, cuando nos empezamos a sentir bajos de energía. Esta es la frase con la que los signos se sienten más identificados: 

Aries 

El que no arriesga, no conocerá el sabor de la felicidad”. Aries, sabes que tus expectativas son altas, no eres el tipo de signo aburrido que piensa conformarse con la vida que otros planean para ti. Sabes que hay mucho más, te mereces sentir la adrenalina recorriendo tu cuerpo mientras sueltas una carcajada. A ti los riesgos, te aterran, como a cualquiera, pero la diferencia es que tienes el valor de enfrentarlos y dominarlos. Ahí es cuando te das cuenta de que cada sacrificio vale la pena. Si no lo hubieras hecho por miedo, tu vida sería otra. 

Tauro 

Antes de actuar escucha”. No hay duda de que eres el signo más diplomático del zodiaco, tu inteligencia y calma te impiden comportarte como el resto. Hay quienes te juzgan de obstinado, pero defiendes una idea cuando estás seguro de ella y cuentas con los suficientes argumentos. Lo digo muy en serio, cuando tu parte obstinada se hace presente nadie te detiene. Sin embargo, no hablas por hablar, siempre pones atención, porque te gusta analizar a detalle las fortalezas y debilidades de tus contrincantes. Ese es Tauro, las cosas se hacen como tú dices, porque no las tomas a la ligera. 

Géminis 

No hay cosa más difícil en la vida que volver a confiar en alguien”. Es sumamente muy fácil juzgar la burbuja cuando no estás dentro. La gente se ha acostumbrado a decir malos comentarios de ti, pero pocos se ponen a pensar por qué eres así. No es que no quieras comprometerte, es que no confías. No te es fácil mostrar tu lado vulnerable después de ver la manera en que la gente miente, humilla y traiciona. Es muy doloroso superar una mala experiencia de ese tipo y después hacer como que no hubiera pasado nada. Ahora, Géminis prefiere poner barreras y ser indiferente le ha ayudado mucho. 

Cáncer

Pase lo que pase, no olvides que siempre estoy contigo. Para ti las relaciones afectivas no son un juego, tu palabra es sagrada en esos casos y no sueltas por nada del mundo a la gente que amas. Eres un signo muy amoroso, complaciente, no temes en que vean tu lado más sensible, porque confías de verdad. Sabes que esta vida no es nada sin amor y aunque la relación llegue a fracasar, mantienes lo que un día dijiste. Tal vez no sigas siendo tan cercano, pero siempre le vas a desear lo mejor del mundo. La gente puede confiar ciegamente en ti, porque lo que un día te contaron te lo guardas para siempre. Un día fue importante en tu vida y eso basta para que respetes a la persona. 

Leo 

Si te caes por tus problemas, levántate por tus sueños”.  Si algo no te asusta en esta vida es asumir responsabilidades, no le temes ni un poco al trabajo duro y si te toca ensuciarte las manos para cumplir cada una de tus metas, no dudas en hacerlo. Es claro, que tu vida no es perfecta, hay veces en las que necesitas una pausa, sentarte a pensar, meditar y hasta llorar. Sin embargo, siempre vuelves al ruedo con más fuerza, no importa cuántas veces tengas que intentarlo, no eres de los que se rinde a mitad de la batalla y eso es admirable. Tu luz se vuelve el impulso que muchos necesitan en medio de tanta oscuridad. 

Virgo 

Déjame yo lo hago. A ver, no es que Virgo vaya por la vida con la intención de humillar a nadie, pero su lado perfeccionista siempre lo traiciona y no puede evitarlo. Necesita estar seguro de que las cosas se llevan a cabo tal y como las planeó, porque de lo contrario su mente no lo dejará en paz y le hará creer que hay algún cabo suelto y arruinará todo. Ese es Virgo, necesita revisar todo tres veces y una cuarta vez por si las dudas. No es que desconfíe de tus capacidades, pero es la única manera en la que se puede quedar tranquilo. Si algo sale mal, no se lo perdona, se conoce tanto que prefiere adelantarse a la situación. 

Libra 

Lucha contra todo cada día”. Eres una persona que siempre intenta encontrar el punto medio en todo, sin embargo, es un tanto desgastante cuando te vuelves el pilar de alguien más, porque hay mucha gente que abusa de ello. Lo cierto, es que sabes que cada amanecer es una nueva oportunidad, no todos los días tienes ganas de ir a trabajar, salir a tomar un café o hacer tu rutina en el gym, no obstante, lo haces. Eso es lo que te distingue del resto, sabes que es la única manera de superar las malas rachas. No es posible tener una gran sonrisa o la mejor de las actitudes, pero al menos no te quedarás en casa esperando que la vida te pase por delante. ¡Bien hecho Libra

Escorpio 

Ten el valor de seguir a tu corazón y a tu intuición”. Escorpio, a ti te da igual si la gente dice que eres brujo. Sí, con mucho orgullo, porque rara vez te equivocas en algo y no necesitas recurrir a ningún tipo de ritual o hechizo. Es una conexión hermosa con tu corazón, tu sexto sentido avisando cuando algo anda mal. Puede que muchas veces te calles, porque no quieres lastimar a nadie, pero tarde o temprano lo que dijiste se cumple. Tus consejos son sagrados, porque son muy realistas y vienen desde tus más profundas emociones. Ahí no hay error, es la vibra la que te guía y la que impide que te relaciones con gente que sólo te desgasta. 

Sagitario 

Un día cuando no estés serás lo que hiciste”. Eso es la vida, esta mañana, los rayos del sol, el agua en tu rostro, el beso en la frente, los cariños de tu mascota, el abrazo que te llena de ganas. Es eso, se te va en un abrir y cerrar de ojos, ahí es cuando entiendes que sólo se vive una vez. Sagitario, sabes que lo que importa es lo que hagas, tus pasiones, pasatiempos, la forma en que tratas a los demás. Ahí no hay mentira, lo material sobra y es tu esencia la que se va quedando en varios corazones. Te resulta complicado que exista gente que siga poniendo como prioridad el dinero, la casa, la ropa. Eso no es nada, cuando te llega el último suspiro, nada de eso importa. Lo que queda aquí son todos esos recuerdos en los que un día reíste sin parar. 

Capricornio 

No te preocupes, yo lo hago”. A simple vista esta frase puede parecer de lo más inofensiva para un Capricornio, pero la verdad es que resulta desafiante y hasta estresante. Esto porque llega un punto en el que la gente abusa de que siempre terminas arreglando todo. No es justo que te preocupes por las responsabilidades de otros. Hay una línea muy clara entre trabajar en equipo y dejar todo en las manos de un integrante. Por favor, Capricornio, date cuenta de que te mereces un respiro, no estás aquí para solucionar la vida de nadie. No es tu culpa que los demás no se comprometan. Mientras tú seas disciplinado y entregado te irá bien. Confía, porque estás aquí para hacer cosas grandes. 

Acuario 

Un día a la vez”. Ese es Acuario, después de tantas experiencias te diste cuenta de que no vale la pena perder la cabeza por algo que no puedes controlar. Ahora, intentas ser lo más positivo que puedas, sin caer en lo tóxico. Obviamente que hay momentos en los que te sientes muy mal y no tienes ganas de sonreír, pero al final sabes que sólo es una etapa, porque en esta vida nada es eterno. Incluso cuando pasamos por los momentos más dolorosos en los que crees que no lo vas a lograr. No estás aquí para competir con nadie, el día que lo entendiste tu vida cambió y ahora prefieres ir a tu ritmo. Si hoy no fue un buen día, quizá mañana lo sea, lo bueno es que sigues teniendo otra oportunidad. 

Piscis 

Hay que ser felices, no perfectos”. En el momento que sueltas la opinión de la gente tu manera de ver la vida cambia por completo. Desde luego, que tus malos ratos siguen existiendo, pero ahora te enfocas en tus sueños, lo que te hace palpitar el corazón. Incluso con bajones es posible tener días bonitos y lo sabes. Mientras te sigas esforzando en mejorar tu versión la vida te va a mostrar su mejor cara. Sabes que tu corazón está lleno de bondad y que si la malicia se ha vuelto popular, no es razón para que tú cambies. Seguirás dando amor al mundo, porque nunca es suficiente, sin embargo, sí es necesario para que el alma se mantenga sonriendo. Al final, vas aprendiendo con quien sí y con quien no.