Dicen que quien tiene magia no necesita trucos. Hay almas que te llenan de brillo, que hacen que tu lado oscuro tenga luz. Tienen el don de arroparte con sus palabras, sus abrazos, con la manera en que te motivan en todo lo que hacen. Cada signo del zodiaco te impulsa, te hace volver a creer, a sentir, a vivir. No es algo que planeen, ni siquiera se dan cuenta de lo mucho que te brindan calma. Es por ello que se vuelven irreemplazables, quizá ya no formen parte de tu vida, pero se quedan en un rinconcito del corazón, un lugar que nadie puede volver a ocupar. Esta es la magia de cada signo del zodiaco:

Aries 

El que no se preocupa por el tono de la música a mitad de la carretera, el que canta a todo pulmón y deja que el viento lo despeine salvajemente. Ese es Aries, el que tiene la valentía de desafiar sus propios deseos. No necesita quedar bien con nadie, tiene claro lo que vale y el respeto que se merece. ¿Seducir? Está en sus genes, simplemente se deja llevar y sus emociones hablan por sí solas. Es quien no le teme a lo intenso, quien deja que estalle la bomba si es necesario. Aries, va contra reloj, contra el mundo entero, pero no dobla las rodillas a mitad de la guerra. Además, tiene el don de abrazar su dignidad y no quedarse a medias en nada. Su magia está llena de colores, no tiene tiempo para lidiar con los grises. 

Tauro 

Toda persona que llega a la vida de un Tauro, sabe que sus días ya no vuelven a ser los mismos. Es el don de la sabiduría el que habla por él. Un signo que te enseña a ver las cosas de una forma muy diferente, más claras, más bonitas, más centradas. La magia de su alma está en su fortaleza, no conoce de imposibles, siempre quiere más, porque confía en sus capacidades. Es un alma apasionada, le gusta agregarle un toque de intensidad a todo lo que hace. Puede que para algunos sea frío, pero una vez que lo conocen se dan cuenta de que no se toma las cosas a juego. Incluso cuando se trata de emociones, le gusta poner las cartas sobre la mesa y no dejarse caer pase lo que pase. Tauro, puede sorprenderte cuando menos lo pienses. 

Géminis 

El signo que entra a tu vida de una forma muy sutil, pero cuando menos te das cuenta ya está haciendo grandes cambios, de esos que te recuerdan lo mucho que vales, de los que te invitan a ser mejor en todo. Géminis, te roba sonrisas y hasta el aliento, porque sabe muy bien cómo soltar las malas vibras y enfocarse en lo bueno. Su personalidad está llena de imprevistos que te alegran el alma. Con Géminis no hay momentos rutinarios, pero sí mucha curiosidad y un toque de adrenalina. Es quien puede romper las reglas si se le antoja, todo con tal de disfrutar el momento. Es cambiante, pero eso te recuerda que es importante moverse de los sitios en los que no eres feliz. Si quieres chispa en tu vida, ábrele las puertas de par en par. 

Cáncer 

Hay almas que te encantan por lo que tienen en lo más profundo, eso que no se puede ver ni tocar. Almas como Cáncer, que tienen un lado protector, dulce, romántico y apasionado. Su magia te llena de calma, de motivación, te recuerda que estás aquí para ser feliz, amado y valorado. Cáncer, ilumina tus días con su valentía, porque aunque parece que no le hace daño ni a una mosca, cuando se trata de defender a los suyos lo hace desde las entrañas. En esos casos su forma de amar no conoce límites y eso se vuelve un imán para cualquiera. Es un signo juguetón, relajado, es quien no se guarda nada. Quizá diga cosas que te hagan sentir incómodo en el momento, pero después le encontrarás sentido a todo. A veces, ni siquiera necesita decir nada, sus abrazos encantan. 

Leo  

Hay quienes llegan a tu vida para ubicarte, para que vuelvas a tus raíces, a mirar el color del cielo y perderte entre las formas de las nubes. Son los que son capaces de ir hasta lo más profundo de tus cicatrices y abrazarlas con mucho respeto. Sin embargo, al mismo tiempo le agregan un toque alocado a tus días, hablo de toda la magia que derrocha Leo en sus pasos. Es una fortuna ser parte de su círculo de personas importantes, porque tiene una manera única de seducir. Es por medio de sus acciones que te atrapa, le gusta demostrar que tiene el don de liderar lo que se le antoje. Ese es Leo temerario, ardiente, el que tiene pasión en los pasos y que difícilmente se deja caer. Le gustan los retos e invitarte a que rompas con tus miedos. ¿Hay algo más atractivo que eso? 

Virgo 

Un brindis por toda aquella persona que ha caído ante el encanto de un Virgo, a la que le costó entender que por más que se esfuerce en encontrar su forma de ser en alguien más, no lo logrará. Aunque a simple vista no lo parezca, Virgo es de las personas más atractivas del zodiaco. Puede que por su desespero de tener todo en su lugar, muchos no se den cuenta, pero la verdad es que detrás de su perfeccionismo se esconde una de las almas más mágicas del zodiaco. Realmente son muy entregados, cuando aman a alguien hacen lo que sea por proteger, no importa si es su amigo, pareja o familiar. Virgo, te deja huellas imborrables, porque hace que te valores por encima de todo. Te recuerda que mientras te tengas a ti mismo no te hace falta nada. 

Libra 

Todo mundo tiene una historia con un Libra. Alguien que ha tenido la oportunidad de tocar su corazón, sabe que es una experiencia que se lleva en el alma para toda la vida. Es un signo que hechiza, se te clava por medio de la mirada, sus palabras, sus caricias, sus abrazos, es como si tuviera el poder de trazar líneas imborrables en cada espacio de tu cuerpo y tu espíritu. Libra, siempre va más allá, es capaz de sanarte con su astucia, con su sentido del humor, con la manera tan empática en la que decide no juzgar al otro. No es algo que planeen, su seducción fluye de forma muy natural, es algo que ya traen insertado en su chip y la verdad es que siempre se agradece poder refugiarse en alguien así. 

Escorpio 

Sí, tú ves a un Escorpio y nadie puede dudar de su estuche, realmente es atractivo por el lado que lo veas. Tiene el don de cautivarte con su físico, con la forma en que juega con su cabello y las insinuaciones que te hace con la mirada. Sin embargo, su magia no se ve a simple vista, necesitas ir más a fondo, profundizar de verdad y poder sumergirte en su lado más misterioso. Una vez que logras descubrir su lado emocional, te encuentras con un alma muy dulce, tierna, que es capaz de lo que sea con tal de ver feliz a quien ama. Ese es el Escorpio con el que quisieras pasar mil tardes enteras, porque sus palabras corren como el agua y en cada cosa que dice encuentras tanta calma que no se compara con nada. Es sensible, romántico, es quien se convierte en el seductor más genuino que la vida te pueda presentar. 

Sagitario 

Hay quienes te hacen sentir el corazón de vuelta. Es como cuando la respiración se te corta, pero inesperadamente el aire vuelve a tu pecho de golpe. Así es como Sagitario llega a la vida de muchos. Tiene el poder de llenarte de energía, de experiencias únicas, le encanta saber que rompe con todas las fantasías que un día pasaron por tu mente, porque te enseña el camino para hacerlas realidad. Sagitario, es magia pura, compartir con él es sinónimo de un nuevo panorama, de ganas de enfrentar la vida, de plantearse un reto tras otro. No conoce imposibles, sólo ganas de superarse, trabaja en ser su mejor versión y adora perderse en un montón de aventuras. Para Sagitario no existen horarios, ni distancias, sólo un montón de oportunidades esperando a ser tomadas. 

Capricornio 

Un signo decidido, no se anda con rodeos en nada y eso transmite mucha seguridad a quien llega a su vida. La verdad es que no tiene pelos en la lengua, Capricornio dice las cosas tal y como le nacen. Eso se vuelve muy atractivo para la gente de su alrededor, porque sabes que pase lo que pase no te va a mentir. Capri, tiene la magia en su carácter, en la forma en que se gana tu confianza, te hace sentir que todo está bien y que lo que te diga es para mejorar. Además, tiene una forma de ser que es muy tranquila, te relaja estar a su lado y hace que tu cerebro se active, porque vaya que es inteligente y tiene una forma de usar el sarcasmo, que no es para cualquiera. Es quien te hipnotiza de una manera muy sensata, sin apariencias, pero con mucha entrega. 

Acuario 

Acuario, es una invitación a la dualidad. Es el signo que desde un principio te deja claro que es libre, que no va por la vida buscando ataduras con nadie y que de la nada puede desaparecer y refugiarse en su propio mundo. Su magia está en su independencia, en la manera en que ama, cuando no te exige y te acepta tal y como eres. Sus actos no son predecibles y ese misterio te mantiene a la expectativa. No todo el mundo está preparado emocionalmente para lidiar con un alma tan relajada, se necesita mucho valor para amar y dejar ir en el momento menos pensado. Sin embargo, una vez que entras a la vida de Acuario, te llevas lecciones para siempre, porque tiene la habilidad de despertar emociones que ni tú conocías. 

Piscis 

Los que conocen a Piscis de manera superficial no tienen ni la menor idea de lo que hay en su interior. La verdad es que es un signo encantador, lleno de poder y que tiene un amor incondicional que te envuelve a la primera. Si no te quieres lo suficiente, es mejor que te alejes porque no vas a estar preparado para que alguien haga tantas cosas por ti como un Piscis. Es un signo que tiene una conexión única a nivel intuitivo, realmente escucha lo que le dicta su corazón y se aleja cuando no siente buena vibra. Piscis, es entregado, tiene magia en su forma de amar, porque es capaz de abrazar tus partes más rotas y recordarte que con cada una de tus cicatrices sigues siendo igual de especial. Ese es Piscis, un signo tan hechizante que te puede hacer sudar felicidad cuando menos lo pienses.