“Las personas más bonitas son las más envidiadas”. Ay Géminis, cuánta verdad hay en esta frase ¿verdad? Eres una persona muy bonita porque no hay ni una puta mancha que pueda esconder una sola pizca de tu personalidad. Así es, eres transparente hasta la médula y aunque esto sea un factor que te ha ocasionado algunos problemas muchas veces , en realidad es una virtud. Un privilegio, un regalo caído del cielo Géminis, ojalá existiera más transparencia en este mundo de locos.

Tu parte más entrañable y la más admirada por todo el mundo que te conoce es tu naturalidad. Obviamente habrá gente que te tenga algo de horror, otras que te odien y gente que se ponga más nerviosa contigo que un niño el día de su cumpleaños. Es cierto y lo sabes, no te molesta ni te afecta porque en realidad eso te la suda bastante, pero gana la mayoría que agradece que seas así de espontánea/o para todo. Dices lo que piensas sin filtro la mayoría de las veces y si no lo haces al instante, lo harás más adelante, pero te caracterizas por no callarte ni una.

Eres fiel a lo que sientes y aunque para los demás cambies de opinión más que de ropa interior, te la vuelve a sudar, porque dices y haces lo que hay.

Prefieres ser fiel a tu corazón que cortarte o callarte por el miedo a lo que puedan pensar los demás. Ni más ni menos. Prefieres ser fiel a tu esencia sin faltar el respeto a nadie, que callarte algo que seguramente te termine envenenando por dentro.

La gente que está contigo a muerte se queda contigo porque saben que tu amistad es pura. Te conocen Géminis, saben que tienes una impulsividad muy loca. Hay muchas veces que te has hecho daño a ti misma/o por su culpa, hay otras muchas veces en la que lo has pasado muy mal por eso…

Has tenido la mala suerte de cruzarte en el camino con falsas amistades que han tomado esta actitud de ti como algo negativo, lo sabes… ¿Acaso no será esa la gente tóxica de la que te hemos estado advirtiendo desde hace tanto tiempo? Piénsalo Géminis, porque la gente que te quiere de verdad es la que realmente te lo agradece, la que se queda contigo pese a todo… A muerte, a fuego, contigo de la mano, hasta el final.