LA PRIMERA IMPRESIÓN DE ARIES

Aries, tú en la primera impresión ya dices mucho de cómo eres. Eres tan fuerte que la gente puede asustarse, pero enseguida se dan cuenta que esa fuerza es arrolladora. Sabes tanto sobre la vida y sobre cualquier cosa que eso puede intimidar a cualquiera. Tu fuerza puede llegar incluso a dar miedo y las personas cuando tienen miedo pueden volverse en tu contra, pero tú sabes que no eres así. Sabes que todo lo que has vivido y todas las experiencias vividas las usas por el bien común. Para ayudar a cualquier persona y para enseñar que cualquiera puede ser así sí se lo propone.

Tú sabes muy bien lo mucho que has sufrido y lo mucho que has luchado para conseguir todo lo que tienes y todo lo que sabes.

Tú no aprendiste eso de la noche a la mañana. Requiere de años y años de experiencia. Y es que tu sabiduría es una de las cosas más valiosas que tienes. Y es lo primero que sacas cuando conoces a alguien. Te sale solo. Puede que lo hagas para intentar impresionar a esa persona o simplemente es tu subconsciente.

Habrá gente que se sienta incomprendida cuando te conozcan.

Porque tú sabes mucho sobre la vida y sobre cualquier tema, y a veces dejas sin palabras a la otra persona porque no te entienden y porque no saben cómo responderte. Puede que tú te pienses que eres el raro en la conversación, pero no es así. Incluso la otra persona puede pensar que solo sabes tanto para presumir de ello y para creerte superior a los demás. Pero sabes muy bien que no lo haces con esa intención. Tu eres así y no tienes la culpa de saber tanto.