LA PRIMERA IMPRESIÓN DE TAURO

Tauro, tu lado más misterioso es lo primero que sale a la luz en la primera impresión. Tienes esa naturaleza tan misteriosa que la gente puede quedarse sin palabras cuando te conocen. La gente se quedará impresionada por esa mirada tan increíble que tienes. Y ese misterio puede ser algo bueno y puede ser algo malo. Lo malo es que pueden pensar que estás mintiendo y pueden empezar a desconfiar de ti, porque ese misterio es un tesoro y es muy difícil llegar hasta él. Y para llegar hay que conocerte muy bien. El lado bueno es que puede que la gente se quede enganchada a ese misterio y quieran saber más sobre ti. Porque al final todo el mundo querrá descubrirte y sabes cómo eres.

En la primera impresión puedes parecer una persona seria, distante y fría. Puedes transmitir tu lado más frio y más controlador.

Pero todo eso es porque tú cuando conoces a alguien por primera vez necesitas analizar también a la otra persona. Porque no quieres que nada se escape de tu control y que nada te sorprenda después. Y por eso a la otra persona le pareces alguien un poco distante. Porque necesitas analizar bien la situación y la persona para después saber si vas a poder confiar en ella o no.

Eres una persona muy luchadora, que se marca un objetivo y va a ir a por él sea como sea.

Y eso lo trasmites muy bien la primera vez que conoces a alguien. Irradias un aura de fuerza y de confianza que puede asustar a cualquiera. Eres el toro que dice “aquí estoy yo”. Tienes bien claro que si te propones algo vas a conseguir. Y esa fuerza que hará que los demás te quieran tener a ti para apoyarles y para ayudarles.