No todo el mundo es capaz de admitir que tiene comportamientos que influyen de manera negativa en los demás, pero todos, tenemos algún comportamiento de ese tipo y quién diga lo contrario, miente. Si quieres saber la razón por la que tu signo es una mala influencia para los demás sigue leyendo para descubrirlo:

ARIES

Aries, siempre vas con la verdad por delante, te gusta decir las cosas claras y a la cara. Eso de ir por las espaldas no va nada con tu personalidad. Eres ese tipo de personas que incita a los demás a ser sinceros en todo momento y aunque tú creas que eso es bueno, no lo es. Hay momentos en los que es mejor observar y callarse antes de soltar lo primero que se te pasa por la cabeza. Intenta dejar que cada uno decida cuando tiene que hablar y no obligues a nadie a posicionarse.

TAURO

Tauro, te gusta vivir con los pies en la tierra, eso de vivir constantemente en las nubes no va nada contigo. Te gusta seguir un camino y no salirte de él. A veces eres tan estricto que no te permites disfrutar de las pequeñas cosas de la vida e intentas que todo el mundo piense y viva como tú. Tratas de influir a los demás para que tengan un pensamiento rígido como el tuyo. Tú deja que la gente piense como quiera y céntrate en tus cosas, que cada uno se coma lo que se guisa y punto. 

GÉMINIS

Géminis, siempre eres de lo que piensan que en esta vida hay que arriesgar. No eres de quedarte con las ganas de hacer las cosas. Tú las haces y si salen bien, genial, y si no, pues ya está hecho. Eres la típica persona que empuja a los demás a hacer todo tipo de locuras sin mancharse las manos. Tú invitas a los demás que vivan la vida al máximo, pero manteniéndote al margen para que las consecuencias de sus actos no te salpiquen. Géminis, céntrate en vivir tus propias aventuras y deja que el resto viva las suyas. 

CÁNCER

Cáncer, vives las cosas con muchísima intensidad. Eres pura emoción y sensibilidad. Es verdad que a veces te pasas de intenso, pero no te importa porque sabes que eso es lo que te hace sentirte vivo. El problema es que justificas tus emociones desproporcionadas diciendo que son sentimientos auténticos por los que todo el mundo pasa e intentas influir a los demás para que piensen igual que tú. Está muy bien tener sentimientos y procesarlos, pero de una manera sana. No te equivoques… 

LEO

Leo, estás muy orgulloso de ser la persona que eres. Te encanta que todo gire entorno a ti, no tienes problemas en reconocerlo. Hay muchas personas que te envidian por tu forma de ser, por esa seguridad que desprendes en cualquier tipo de situación. Te gusta influir a los demás para que saquen la mejor versión de ellos mismo y despierten celos en las personas que más les envidian. El problema es que tu ego está muy arriba y no puedes hacer que los demás se crean mejor que nadie porque sino el mundo se va a la mierd*…

VIRGO

Virgo, todo el mundo te tiene como un referente. Eres de esas personas que consiguen todo lo que quieren y eso es de admirar. Tu mirada y tus palabras imponen muchísimo y eso hace que todo lo que salga por tu boca sea un hecho incluso cuando no lo es. Te gusta enseñar a los demás a utilizar el don de la palabra para conseguir todo lo que quieren, pero no todo vale en esta vida. Tú no eres ningún mentiroso, pero las personas a las que les enseñas esta herramienta quizás si lo sean. Ten mucho cuidado. 

LIBRA

Libra, siempre te ha gustado tener tus caprichitos. “El dinero vuelve, pero el tiempo no” te sueles decir a ti mismo para autoconvencerte y darte todo lo que te mereces sin sentirte culpable, pero no todo vale. Te encanta gastar más de la cuenta y por eso intentas que los demás hagan lo mismo que tú para no sentirte demasiado culpable. Te cuesta mucho frenarte y no comprar todo lo que te gusta, pero deberías de empezar a cambiar esa faceta tuya si quieres tener un buen futuro económico. 

ESCORPIO

Escorpio, eres rebelde por naturaleza. Te gusta ir a contracorriente de los demás y liarla parda en todos los sentidos. Aunque todo el mundo piense que eres una persona oscura y muy retraída, no es así. Te encanta hacer locuras con las personas que más quieres y por eso las incitas a ser igual de rebeldes que tú. Escorpio, intenta vivir tus propias aventuras y no metas a los demás en tus líos. Sé responsable y no utilices esa capacidad que tienes para manipular a los demás, porque puedes manipular a quien tú quieras, y lo sabes. 

SAGITARIO

Sagitario, eres el alma de la fiesta y lo sabes, no te importa reconocerlo. Te encanta divertirte y salir a darlo todo siempre que puedes. Eres insaciable, nunca te cansas y siempre quieres más. Es por eso por lo que siempre estás tratando de incitar a alguien para que salga contigo y liaros hasta que salga el sol. Te gusta vivir la vida porque nunca sabes lo que puede llegar a pasar, pero deja que cada uno viva su vida como quiera. Hay personas que se divierten igual que tú, pero no de la misma manera. 

CAPRICORNIO

Capricornio, tú siempre has sabido muy bien como controlar todas tus emociones. No has dejado que ningún sentimiento te influya en las decisiones que has tomado a lo largo de tu vida, pero eso no es tan bueno como crees. Hay decisiones que tienes que tomarlas con el corazón en vez de tomarlas con la cabeza, así que, deja de convencer a los demás de que son sus sentimientos los que no les dejan avanzar y triunfar. Céntrate en tu vida y deja que los demás vivan como ellos quieran. 

ACUARIO

Acuario, eres ese tipo de personas que vive al margen de todo. Te gusta seguir tus propias normas porque sientes que el mundo no es nada justo. Eres una persona justiciera, siempre estás mirando por el bien común, o al menos, eso crees tú. Te gusta convencer a los demás de que las reglas impuestas son una construcción social, que deben tener su propio pensamiento y construir sus propias reglas para no ser una marioneta del poder. Acuario, está bien que tengas tu propio pensamiento, pero el mundo debe tener unas normas para que funcione de manera correcta, que no se te olvide.

PISCIS

Piscis, te afecta todo más de lo normal. Tienes una sensibilidad especial de esas que hacen que el mundo sea un lugar mejor. El problema es que el vivir todo con tanta intensidad te hace vivir con cambios de humor constantes. La cosa es que cuando estás mal tratas de llevarte contigo a todos los que están a tu alrededor porque no quieres sentirte solo. Lo haces de manera inconsciente porque tú jamás querrías que alguien lo pasase mal por ti, pero lo haces. Trata de procesar tus emociones de una manera sana y no involucres a nadie en ellas.