Todos tenemos algo que no nos gusta de nosotros mismos. Algo que intentamos esconder al mundo, que hacemos todo lo posible por cambiarlo y que cada día luchamos para eliminarlo por completo de nuestra forma de ser. Tenemos algo que no nos deja estar a gusto con nosotros mismos, algo que hace que nuestro amor propio no nos deje amarnos de verdad. Todo el mundo tiene esa inseguridad que cada día destroza por completo nuestra autoestima. Continúa leyendo para conocer cuál es la inseguridad por la que luchas cada día según tu signo del Zodiaco:

Aries

Por lo general, Aries, tu tienes la autoestima bastante alta, no dejas que ninguna crítica ni ningún comentario te afecte así porque así. En cuanto te sientes un poco más bajo de ánimos o de autoestima, haces todo lo posible para sentirte mejor contigo mismo. Pero, Aries, tú también tienes tus momentos de bajón y tus inseguridades. Eres una persona muy competitiva, que en todo lo que haces, das lo mejor de ti para ser el primero o para quedar por encima de los demás. Tus inseguridades salen a la luz cuando sientes que hay alguien que está siendo mejor que tú en muchos aspectos. En lugar de hundirte, puedes llegar a encabronarte, a sacar tu lado más competitivo y tóxico y a ponerte en peligro. No dejes que tus inseguridades dependan de nadie más.

Tauro

Eres una persona muy fuerte, Tauro, no hay duda de ello… Pero también tienes tus inseguridades como todo el mundo. Tu problema es que pones tu máximo esfuerzo para conseguir algo y cuando ya lo tienes, tienes muchísimo miedo a perderlo. Esa es tu inseguridad, Tauro, el miedo irracional que tienes a perder lo que es tuyo, lo que has conseguido, lo que te perteneces. Y te sientes más inseguro cuando miras a tu alrededor y te das cuenta de que nada es eterno para nada, que todo está en constante cambio. Tu problema, Tauro, es que te aferras demasiado a todo, hasta a cosas que realmente no merecen la pena. Tienes que dejar de tener miedo a soltar, a dejar ir, a liberarte. Al final hay cosas que no son tan importantes.

Géminis

El tiempo es algo que siempre va en tu contra, Géminis. Eres una persona bastante impaciente que odia perder su tiempo, que quiere estar en mil sitios a la vez, que quiere hacer de todo. Sabes que el tiempo perdido no lo puedes volver a recuperar. Y ahí surge tu inseguridad, Géminis. Cuando empiezas a pensar que has perdido tu tiempo, que quizás no deberías de haber hecho eso, que había otras cosas que podrías haber hecho mejor. Pero, Géminis, eres demasiado inteligente y tienes que empezar a sentirte mucho más seguro con lo que haces. Aunque te hayas equivocado, si actuaste así fue por algo. Recuerda, TODO pasa por algo, no te machaques más por algo que no puedes cambiar, por ese tiempo que crees que has perdido. Será tiempo perdido, pero lecciones ganadas.

Cáncer

Eres una persona que viniste al mundo para amar y también para sentirte amado. Vives por y para los tuyos, Cáncer. Tus inseguridades residen justo ahí, cuando sientes que algo va mal, cuando no recibes todo ese amor de vuelta, cuando sientes que estás a punto de perder a alguien a quién de verdad amas. Dependes mucho del afecto que te dan los tuyos y ese miedo irracional a perderlos te hace sentir inseguro. Tu inseguridad, Cáncer, es sentirte solo frente al mundo, frente a los problemas, frente a la vida. Pero eres fuerte, muy fuerte y tienes que empezar a darte cuenta de que necesitas el amor de nadie, Cáncer, solamente el tuyo propio hacia ti. Es hora de empezar a valorar mucho más tu amor propio.

Leo

Tú, Leo, siempre tienes la autoestima muy alta, eres una persona fuerte e intentas convencerte a ti mismo y a los demás de que eres súper seguro y que no le tienes miedo a nada. Pero, Leo, siendo sinceros, tú también tienes tus inseguridades, por mucho que intentes ocultártelas a ti mismo. Y ese es el problema, que te esfuerzas mucho en ocultar la realidad, que tienes miedo a que los demás vean tu parte más débil, tus defectos, tu parte oscura. Tu inseguridad es ese miedo que tienes a que los demás te vean vulnerable. Cuando no te sientes aceptado o valorado por los demás, tu autoestima cae en picado. Es así, Leo, aunque te cuesta aceptarlo. Pero no necesitas que nadie te reconozca nada, no necesitas la aprobación de nadie. Tú sabes lo que vales y eso es lo importante.

Virgo

Siempre te empeñas en hacerlo todo perfecto, en dejar todo lo que tocas perfecto y sí, Virgo, eso es por culpa de tus inseguridades. Tienes miedo a fallar, no solo a los demás, sino a ti mismo. No solo a fallar, sino a no dar lo mejor que podrías haber dado, a no ser el mejor, a no hacer las cosas bien. Ese perfeccionismo puede ser tu mejor virtud, pero sin duda es el origen de todas tus inseguridades. Te obsesionas demasiado por hacer las cosas bien, hasta tal punto, Virgo, que puede llegar a ser tóxico y peligroso para tu salud mental. Todo se puede mejor, absolutamente todo, pero si vives obsesionado con ello no disfrutarás de la vida. Tienes que aprender a dejarte llevar, a disfrutar del momento y, sobre todo, a ver lo bonito que hay en todo lo que es imperfecto.

Libra

Viniste al mundo, Libra, para relacionarte con los demás, para estar constantemente en contacto con la gente que quieres. Eres independiente, vas a tu bola y no te aferras nunca a nadie, pero necesitas el contacto humano. Tu inseguridad es que alguien te rechace, alguien se niegue a seguir recibiendo tu amor. No tienes miedo a estar solo, porque has aprendido a ser feliz en tu soledad. Pero tienes miedo a no gustar, a caer mal, a no encajar en la sociedad. Por eso, te preocupas tanto por la imagen que siempre intentas dar a los demás, por lo que los demás piensan de ti. Mira, Libra, si no le gustas a alguien, no puedes hacer nada para cambiarlo. No viniste para gustarle a todo el mundo, viniste para ser tú mismo. Tatúate eso tu mente a partir de este mismo instante.

Escorpio

Eres una persona muy intensa, Escorpio, eso no es algo nuevo. Vives las cosas con muchísima intensidad y te tomas todo muy en serio. El problema llega en que cuando esas cosas pasan, cuando eso forma parte del pasado, te cuesta mucho deshacerte de los recuerdos. Tu inseguridad, Escorpio, es no superar ese pasado, esos errores, esas traiciones y no llegar a vivir nunca el presente. Te frustras muchísimo cuando no consigues avanzar, cuando te sientes estancado y no sabes que hacer. Pero, Escorpio, tienes que ser paciente y tomarte tu tiempo. Vives las cosas con mucha intensidad y puede que te cueste más que a los demás, no tengas prisa. Cada uno tarda su tiempo en superar el pasado.

Sagitario

Lo que más te caracteriza a ti, Sagitario, es ese optimismo y esa positividad con la que te enfrentas al presente y al futuro. Tienes unas altas expectativas de la vida y quieres vivirlo todo a lo grande. El problema es que no todo nos sale como quiere que nos salga, no siempre la vida nos da lo que nos merecemos. Y son esas expectativas las culpables de tu inseguridad. Siempre quieres lo mejor para ti y para los tuyos y cuando algo no sale como tú quieres, te frustras. Llevas esa frustración por dentro, no eres una persona que grite sus inseguridades a sus cuatro vientos y eso hace que te duela aún más. Sagitario, sigue siendo así de positivo, pero empieza aceptar que las cosas no siempre van a salir bien y que no todo depende de ti.

Capricornio

Necesitas tenerlo todo bajo control. Por eso, eres amante del orden, de planificarlo todo, de asumir responsabilidades. Quieres llegar muy lejos y te pones metas muy lejanas. Te cuesta reconocerlo, pero tu inseguridad es el miedo al fracaso. Para ti, Capricornio, fracasar es lo peor que te puede pasar. Por eso, te obsesionas por dar lo mejor de ti en todo momento, por tenerlo todo en orden, por hacer las cosas de la mejor manera posible. No solo tienes miedo a fracasarte a ti mismo, sino también a los demás. Te has puesto el bastón muy alto, Capricornio, y ese es el problema. De vez en cuando, no te olvides de recordarte de que nadie es perfecto y que no pasa nada si te equivocas. Como bien dicen, equivocarse es de sabios, así que ya sabes.

Acuario

Siempre estás yendo y viniendo, de aquí para allá, siempre vas a tu bola, Acuario. Eres una persona muy desapegada a nivel emocional. No solo con las emociones de los demás, sino también con las tuyas propias. Pasas bastante de esos temas, porque en parte, te sientes muy inseguro al hablar de ellos. Enfrentarte a tus miedos, a tus emociones te produce muchísima inseguridad. No sabes lidiar con ello y tienes miedo a hundirte tú mismo en esas emociones. Pero, Acuario, no pasa nada. En realidad, muy poca gente sabe lidiar con sus emociones, no eres único en esta situación. Tómate las cosas con calma y no tengas miedo a sentir, ya sea algo buen o algo malo. Disfruta de tus sentimientos.

Piscis

Tienes un corazón enorme, Piscis. Tu amabilidad no es de este mundo. Siempre estás ayudando a los demás, siempre estás dando todo tu amor a tu gente, a tu familia, a tus amigos. Pero eres muy sensible, una persona que no es fácil de entender y tu inseguridad te hace tener miedo a decepcionar a las personas que más amas, a fallar a los tuyos. Tu mente te hace pensar que no estás dando lo suficiente, que todo lo malo que le pase a los demás es culpa tuya. Piscis, tienes que abrir los ojos, tienes que sacar esa fuerza que tienes escondida. Tienes que dejar de exigirte ser tan bueno siempre con los demás y dejar de exigirte tanto a ti mismo. Piensa más en ti que en los demás, Piscis. Esas inseguridades no son para siempre si trabajas en ellas.