¿Te has dado cuenta de que hay gente que tiene el don de despertar tu mal humor? Tal parece que gozan al verte perder la tranquilidad. Todos en algún momento hemos estallado, unos más que otros, pero se nota cuando no podemos más. No sé qué es peor, el que grita y avienta cosas o el que se traga todo ese veneno y termina con un terrible malestar físico. Cada signo del zodiaco tiene su talón de Aquiles, por eso estas son las palabras que nunca deberías decirle a cada signo:

Aries  

No hay duda de que eres una persona muy inteligente, pero la valentía hace que siempre estés cerca del riesgo y también contra reloj. Eres muy independiente y detestas cuando quieren que te conviertas en un títere más, siguiendo un montón de reglas que te parecen absurdas. Lo que nunca te deberían decir es que te relajes, ¿por qué se empeñan en eso? No puedes tomar las cosas con calma, porque eso sería renunciar a tu esencia. Estás aquí para lograr cosas grandes, callar bocas y sentirte muy orgulloso de ti. No puedes pausar sólo para darle gusto a otros. 

Tauro  

Tú eres un signo que se roba la atención por su determinación, para ti no hay imposibles en nada. Eres un latido acelerado dispuesto a lo que sea con tal de ver materializados sus sueños. Te gusta cuando las cosas te salen tal y como las planeas, no llevas prisa, pero sí muchas ganas de dar lo mejor de ti. Eres muy paciente y tolerante, pero hay algo en particular que despierta tus demonios, lo que nunca deberían decirte es que olvides y sigas adelante. Tú guardas cada momento, sea malo o bueno, no es por rencoroso, pero prefieres tener bien clara la lista de la gente con la que sí puedes contar y con la que no. El tiempo no borra, aprendes a no engancharte, pero la herida ahí se queda. 

Géminis 

A ti te da igual si las personas te llaman loco, bipolar o intenso. La verdad es que dicen tanto de ti que ya has aprendido a dejar que toda su basura se te resbale, no piensas preocuparte con la mala vibra de la gente. Eres un signo que ama sentir un nuevo cambio, romper con lo lógico y echar a volar tu encanto. Tienes una mente estrella, llena de mucho conocimiento y eso se vuelve muy atractivo para todo el que te conoce. Lo malo es que no todos toleran tu personalidad tan abierta. De hecho, lo que nunca deberían decirte es que cambies, que te quedes en un solo lugar, que no seas tan inquieto y que ya sientes cabeza. Eso hace que te hierva el alma.  

Cáncer  

Tu coraza no es tan fuerte como parece, Cáncer. Hay una parte de ti que finge que todo está bien, porque detestas sentirte poca cosa o débil, pero por dentro sabes que lo único que necesitas es un poco de calma y el calor de unos brazos sinceros. Tus emociones van al ritmo de la luz de la Luna y la mayoría de las veces ni tú sabes qué esperar. Sin embargo, hay algo que nunca te deberían de decir, al menos si no quieren encontrarse con tu versión más seca y amarga, es que debes tener un poquito más de malicia, porque todo el tiempo te entregas demasiado. Te parece tonto que tú tengas que ser mala persona sólo porque los otros no saben amar. Eso más que enojarte te decepciona y lo único que quieres es salir de ahí. 

Leo 

Si algo tienes muy claro en esta vida es que tu estado de ánimo no tiene que depender de otra persona, Leo. Con el paso del tiempo te has dado cuenta de que hay muchos que se quedan cerca sólo porque les conviene o porque te envidian y quieren saber todo de ti para lastimarte en el momento menos esperado. Sin duda, te ha costado mucho trabajo superar tus inseguridades, incluso hay veces que todavía impiden que des el cien por ciento en algunas cosas. Tú sabes lo mucho que te esfuerzas y por eso lo que nunca deberían decirte es que dejes de ser presumido. ¡Por favor! Si la gente supiera que lo que menos quieres es presumir y sólo te sientes orgulloso de lo mucho que has avanzado, bajaría la mirada. Si supieran la mitad de tu historia se quedarían callados. 

Virgo 

Tu vida es un análisis eterno, realmente te gusta indagar en las cosas y no conformarte con lo que la mayoría piensa. Hay una parte de ti que no pierde ningún detalle y que si tienes que hacer las cosas diez veces, las haces. Amas tu lado perfeccionista porque te ha llevado a cumplir cada una de tus expectativas. Da igual si es en cuestiones de amor, salud, dinero, trabajo, siempre das lo mejor de ti y encuentras una manera eficiente de superar todo. Eres amante de tener una vida sana, seguir reglas y no perder el control. Sin embargo, lo que nunca deberían decirte es que sueltes las cosas, que no te preocupes y que pongas todo en manos del destino. Eso jamás, sabes que la vida es incontrolable, pero no te vas a quedar de brazos cruzados y punto. 

Libra 

Tú no eres el tipo de persona que se deje vencer, Libra, si te caes te vuelves a levantar las veces que sean necesarias. Lo malo es que en esos momentos rara vez pides ayuda, no te gusta la idea de convertirte en la carga de nadie. Sin embargo, cuando es al revés no lo piensas, te nace del alma apoyar al otro. Esto es gracias a tu personalidad justa, diplomática y temeraria. Es por ello que lo que nunca te deberían de decir es que ignores lo que sucede a tu alrededor. Te parece inhumano que te pidan que cierres los ojos y sigas con tu vida como si nada. No vas a permitir que la injusticia se burle en tu cara, si tienes que sacar la fiera que llevas dentro lo harás. 

Escorpio 

Definitivamente, no eres el villano del cuento que la gente ha creado, pero te da tranquilidad saber que lo piensan dos veces antes de acercarse y lastimarte. Eres muy determinado cuando te propones algo y te da igual si toda la gente está en contra, confías en tu intuición y con eso es más que suficiente. Sin embargo, hay algo que nunca te deberían decir si no quieren despertar tu lado controlador y malhumorado. Lo que detestas es que te digan que dudan de lo que dices, no hay nada que te haga enojar más que eso, porque eres muy honesto, no te gustan las máscaras y mucho menos construir lazos con base a la hipocresía. Eso sí, tu furia no hace distinciones, da igual si te lo dice un amigo o un desconocido, no reaccionas nada bien. 

Sagitario 

No te dejas manipular por nadie Sagitario. Tú sabes que entre más respires libertad más feliz eres y te encanta dejar que la vida te coloque en donde se le antoje. Si hay algo que te distingue del resto es que no le temes a lo desconocido, amas sentir la adrenalina en cada poro y no dejarte caer. Sin embargo, hay algo en particular que no te gusta escuchar de la boca de nadie, que te pregunten, ¿por qué eres tan desinteresado? Tal parece que el hecho de prestarte atención, ponerte como prioridad y abrazar tus emociones, es sinónimo de que el resto del mundo no te importa. La gente quiere hacerte sentir culpable porque no tolera tu luz y al ver que no necesitas las reglas para sonreír, se sienten ofendidos. La pregunta sería, ¿por qué no dejan eso que los hace infelices? 

Capricornio 

La tenacidad es pieza clave en tu carácter. Eres un signo que no se deja vencer por nada, al contrario, cuando la vida se pone dura la enfrentas viendo fijamente y sin miedo. La perseverancia te ha llevado a conquistar sitios que jamás imaginaste y es muy grato darte cuenta de que la disciplina sí hace la diferencia en la vida de las personas. De ahí que lo que nunca deberían decirte si no quieren que tu lado oscuro se haga presente, es que tomes las cosas más a la ligera. Te molesta que te digan que trabajas mucho, das mucho o haces  mucho. No tienen ni idea de cómo te motivas todas las mañanas para no desistir y desilusiona ver que alguien te baja la energía en un abrir y cerrar de ojos. 

Acuario 

A ver, tú eres un ser con mil ideas por segundo, te encanta analizar de manera profunda y poco usual cada situación a tu alrededor. La verdad es que no dejas que el pesimismo de los que te rodean te contagie. Sabes que estás aquí para dar lo mejor de ti y no quieres convertirte en la persona que sigue modas sólo para mantenerse alejado de los chismes. Tú confías en tus habilidades y eso es más que suficiente para no bajar la guardia. Sin embargo, lo que más detestas es que te digan que no lo vas a lograr. Escuchar la mala vibra de los demás te enferma y lo único que quieres es alejarte de esa gente que no hace y tampoco deja que los demás hagan. 

Piscis 

Puede que Piscis sea demasiado dulce, pero eso no significa que va a tolerar que cualquiera llegue y descargue las secuelas de sus heridas en su personalidad. Es un signo que siempre tiene las emociones a flor de piel, así que no va a pasar desapercibida una mala cara de tu parte. Es importante que respetes su manera de ser y que no cuestiones cada una de sus acciones como si hubiera perdido la cabeza. En el momento que escucha decir a alguien que sus peticiones no son para tanto, simplemente se enoja. Detesta que minimicen su sentir y que lo hagan ver como exagerado. El hecho de que el otro no tenga un corazón bondadoso no es sinónimo de que Piscis está mal.