LEO Y EL DÍA DE SAN VALENTÍN

Leo, y el amor. El amor, y Leo. El día perfecto para que el león, de la lección de su vida, San Valentín. La oportunidad idónea, para dejar el listón por las nubes. Lo de Leo, es de otro mundo. En serio, no se puede explicar con palabras, la capacidad del león, para sorprender, para amar, para hacer sentir a quien sea rey y reina por un día.

Lo de Leo, con los temas amorosos, es totalmente paranormal. Fuera de lo normal. Pero sí que es verdad, que a Leo, le encanta recibir mucho más. También adora poder entregar todo su amor, pero sí que adora más aun, el poder saborear todos los lujos que te da el estar enamorado hasta las cejas de una persona muy especial.

Leo, quiere sentir que es la estrella que más brilla, y san Valentín, es el día perfecto para que ese deseo, se haga realidad. Si Leo brilla más que nunca, todo perfecto.

Si Leo pasa a un segundo plano y ve, que todo se ha quedo en un intento de estrellato, con ciertos toque de cita mediocridad, malo. Sí, es la verdad. Leo, no quiere lo típico. No busca pasar una noche que sea más de lo normal. Leo, quiere que ese día, sea la anécdota perfecta que recordar. Quiere, que sea un antes y un después. Una bomba explosiva de pasión, placer y amor en todos los sentidos. Los imposibles, no existen de la mano del león. Puede, que sorprender a alguien tan creativo, sea jodidament* difícil, pero de imposible, no tiene nada de nada. Sagitario, podría ser el acompañante perfecto para hacer de ese día, el día de los días.

2018-02-13T11:20:03+00:00