LEO Y EL HUMOR

Leo te atrapa con cualquier cosa. Te atrapa con su humor, te atrapa con su ingenio, te atrapa con sus gracias, con su forma de ver la vida, con su risa, con su vitalidad, con su luz. Esa luz que no se apaga nunca. Tiene una capacidad increíble para asimilar todo lo que les rodea, una capacidad increíble para hacer bromas divertidas que hagan romperse a la persona más seria de este mundo.

A veces son un poco exagerados pero incluso así, hacen de reír al resto. Leo da voces, suelta todo lo que tiene dentro, se ríe de forma estridente y al final, aunque no quieras, te acaba robando una sonrisa. Es una persona activa y entusiasta, capaz de levantar de los más profundo y hondo a cualquiera. Y además, no se corta con nadie. No es tímido y aunque lo fuera, intenta parecer que nada le avergüenza.

Es capaz de reírse de sí misma/o las veces que haga falta y cuando se trata de bromear, no va con malicia ni con doble sentido.

Va simplemente a reírse un poco, a disfrutar, a pasar un buen rato. Además, sus bromas son casi todas del momento, como es tan audaz y saca de cualquier comentario que se haga alguna burla fácil, nadie se siente excluido. Raras veces te sacará algo del pasado y raras veces también te pondrá en ridículo. A Leo esas cosas no le gustan a menos que tú lo hayas empezado. Entonces, prepárate para lo peor.

2018-01-10T14:09:57+00:00