LIBRA Y EL DÍA DE SAN VALENTÍN

Para todos los que no sepan la verdad, aquí está. Libra, es la seducción hecha persona. Es la dulzura en MAYÚSCULAS. Libra, es la píldora perfecta, para seguir creyendo en las verdaderas historias de amor en toda regla. Libra, siempre se esfuerza al máximo, para que todo salga de lujo en sus relaciones, y el día de San Valentín, no iba a ser menos. Ni que decir que es el buen gusto en persona, por eso, no hay que tener ninguna duda, de que su cita, es y será, la cita de las citas.

Libra, no escatima en gastos cuando se trata de hacer algo muy esencial, para alguien que quiere con locura. A la balanza, no le hace falta dejarse una pasta en los regalos, ni necesita arruinarse para demostrar que quiere con locura a su otra mitad. Libra, es la creatividad en grandes dosis, y gracias a su cabecita de oro, hará los mejores planes.

Planes, que están a la altura de los dioses. Porque Libra, siempre marcará diferencia. No reduce ese día a lo típico. Que si, que tiene que existir una buena cena, eso es seguro, pero todo va más allá de eso. Es más sentimental. Es un tema, de sensibilidad extrema. Libra, no quiere que solo sea un día al año, quiere que San Valentín, sean todo los días. A todas horas. La oportunidad perfecta, para demostrar, que está ahí. Que no se va a ir, y que ama con todo el alma. Un regalo especial, hecho y no comprado, que marque la diferencia, que haga que sus lágrimas salgan sin su consentimiento. Lágrimas de felicidad. Una demostración de fidelidad y amor en toda regla. Un mini viaje inesperado.

Para Libra, lo material no vale nada en este día. Para Libra, lo que verdaderamente vale, es el empeño, las ganas y la creatividad, que le pongan, para hacerle sentir la reina y el rey de su propio cuento.