Tu Libra es mucho Libra.

Anhela el equilibrio, el orden, la armonía, anhela tener confianza en alguien y poder mostrarse como es, con sus manías, con sus virtudes, con sus defectos, en su esencia…

Libra necesita saber que estarás ahí para quedarte, que sois el uno para el otro, necesita sentirse seguro al 100% y no tener que esconder cosas de su vida por temor a que no las aceptes. Libra es muy desinteresado pero si debe dejarte entrar en su vida sí es cierto que se lo piensa dos veces, y tres, y cuatro… Tu Libra es indeciso a la hora de tomar decisiones y esto no va a ser una excepción. No es que no te quiera, no es que no le apetezca pasar todo el tiempo del mundo contigo, no es que no quiera una vida a tu lado. Es el miedo que, al dejarte entrar plenamente, pueda haber un desequilibrio, es el miedo a que pongas su vida patas arriba.

Libra tiene sus manías, y son manías que no todo el mundo está dispuesto a aceptar. Pero eh, cuidado, eres tú quien está entrando en la vida de Libra… Quizás no esté preparado del todo, quizás ni siquiera quiera enseñarte esa parte de su vida, y no por nada malo, si no simplemente porque tu Libra es muy suyo y no le apetece que nadie le juzgue, que critique o que ni siquiera opine sobre lo que sí y lo que no, sobre su vida. Por eso no puedes entrar en su vida, al menos por ahora, hasta que esté seguro de quien eres de verdad…