Todo el mundo ha sentido ansiedad alguna vez en su vida. Cada signo del zodiaco tiene una forma diferente de manifestarla e incluso, de enfrentarse a ella. La salud mental es algo súper importante y si sientes que necesitas ayuda, lo mejor es pedirla a un profesional. Hay que cuidarse muchísimo, tanto por fuera como por dentro. Así es la relación de Libra y la ansiedad:

Tu problema con la ansiedad, Libra, llega cuando sabes que algo o alguien es injusto. Te duele que jueguen con tus sentimientos, que no te traten como deberían, que te hagan de menos… Eso te genera muchísima ansiedad, porque ves que das y das y que no recibes lo que te mereces, porque das y das y ves que parece que nada llega. Tiendes a pensar demasiado en los pros y en los contras, es cierto, pero también sabes que cuando estás enamorada/o lo das todo sin ningún tipo de miramiento. Aunque salgas perdiendo te da exactamente lo mismo.

No puedes dejar de dar, de sorprender. No puedes dejar los detalles de lado, no puedes dejar de ser romántica/o con las personas que están a tu lado y a veces todo eso se acaba volviendo en tu contra. Hay gente que no cambia Libra, ni ahora ni nunca. Pelear por algo en balde es perder demasiado el tiempo. Y lo peor es que muchas veces tú lo tienes claro, lo sabes, sabes que no está bien, que al final no abrirán los ojos por mucho que tú trates de abrírselos. Eso te causa ansiedad, ese quiero y no puedo. Te vas apagando, dejas de comer, dejas de dormir, el estómago se te cierra y no puedes frenar tus pensamientos de ninguna forma.

Eres muy testaruda/o Libra, y cuando algo se te mete entre ceja y ceja no paras hasta conseguirlo. El problema no es ese, el problema es que a veces, lo que más te conviene es pasar, olvidar y empezar de cero. Otra cosas que sí que esté en tus manos, algo que de verdad merezca la pena. No sientas que pierdes, al revés Libra, créete que ganas. Abandonar no es sinónimo de perder, a veces es sinónimo de darte otra oportunidad.