Tener una mente abierta es algo que nos permite aceptar mejor cuanto la vida nos ofrece. No solo somos capaces de entender situaciones y actuar correctamente a cada momento, sino que también nos permite ser mucho más tolerantes con aquellos con los que compartimos nuestra vida. Por ello, actualmente, se considera una gran habilidad tener una mente abierta, clara y despejada. Sin embargo, no todas las personas con las que compartimos nuestra vida tienen una mente abierta. Por ello, suelen ser personas un tanto solitarias, con unas ideas inamovibles que no acaban de adaptarse bien a los cambios de la sociedad. Si quieres saber lo abierto de mente que eres según tu signo del Zodiaco, sigue leyendo:

Aries 

Los nativos del signo de Aries son personas de mente muy abiertas a las que no suele molestarles mucho la forma de pensar de los demás. Si bien es cierto que, en algunas ocasiones, pueden intentar hacer que asumamos sus valores como los mejores, los nativos de este signo se caracterizan por ser de lo más comprensibles. 

Tauro

Los Tauro no son de los que van por la vida con una mente muy abierta. Son personas bastante tercas, con unos ideales que, prácticamente, les vienen del nacimiento. Suelen ser personas bastante inflexibles y no suelen dar su brazo a torcer. Además, pueden ser un tanto criticones con aquello que no conocen. Si dieran un poco más de margen a las personas, los nativos de este signo se asombrarían de cuanto estas les pueden ofrecer. 

Géminis

Los nativos del signo de Géminis son personas, realmente, abiertas de mente. Incluso, a veces, puede llegar a confundirse su aceptación con despreocupación. Y esto no es así. Los Géminis no dejan de lado a nadie por su forma de pensar, sino todo lo contrario: aceptan a sus amigos y conocidos tal y como son. A cuanto más diferente es una persona, más les gusta conversar con ella. Saben que siempre van a aprender algo nuevo y que pueden dar con nuevas maneras de funcionar que mejoren su vida.

Cáncer

Los que han nacido bajo el signo de Cáncer son personas bastante tradicionales y no es fácil hacer que modifiquen este modo de pensar. Lo cierto es que, cuando se han formado una opinión de algo, es difícil verlos cambiar. Por ello, suelen ser personas que emiten juicios más rápido de lo que deberían. Haciendo esto, solo se pierden relaciones de calidad y experiencias que solo se pueden vivir una vez en la vida. 

Leo

Pese a que pueda parecer todo lo contrario, los nativos el signo de Leo no son personas muy abiertas de mente y suelen seguir siempre el mismo patrón de funcionamiento. Es decir, ellos siguen unos valores e ideales con los que se han formado como personas y no ceden ante nada. Cuando ven a alguien que es muy diferente de ellos, optan por irse alejando poco a poco. 

Virgo

Virgo está a medio camino. No podemos decir que sean tan abiertos de mente como lo es, por ejemplo, un Géminis, pero tampoco son como los Tauro. Los nativos de este signo son personas a las que les gusta estar con los demás y respetan su forma de ser y de pensar. Del mismo modo, son personas que se saben fundir con el ambiente allá donde va. Sin embargo, también debemos decir que hay ciertos valores e ideas que no están dispuestos a cambiar por nada.  

Libra

Cuando hablamos de los nativos de Libra, hablamos de personas a las que les gusta la rutina, la estabilidad y la tranquilidad. Por ello, no los vamos a ver entrar en discusiones sobre valores e ideales. Son muy pragmáticos y diplomáticos, por lo que, si alguien no acaba de encajar en lo que ellos buscan, dejarán distancia sin más. No son personas muy abiertas de mente, pero sí saben respetar a los demás.

Escorpio 

Los nativos de este signo son personas muy sinceras, pero poco diplomáticas. Basan su modo de ir por la vida en unas ideas fijas y no hay quien se las haga cambiar. De hecho, estar en una relación con un nativo de Escorpio es algo que requiere de paciencia y comprensión. No les cuesta nada enzarzarse en una discusión si el tema es algo que les afecta y no dudarán un solo momento en tratar de imponer sus ideas. 

Sagitario

No hay persona más abierta de mente que un Sagitario y es que los nativos de este signo aman la diversidad allí donde la haya. De hecho, les encanta que sus allegados piensen de forma diferente a la suya y les encanta relacionarse con gente de todos los estilos. Saben que en la variedad está el gusto y ellos disfrutan viendo la diversidad de la vida. No les cuesta nada adaptarse y son de lo más versátiles en su manera de actuar. 

Capricornio

Los que han nacido bajo el signo de Capricornio son muy abiertos de mente en determinadas situaciones o con determinadas personas. Por ejemplo, es fácil verlos rodeados de personas muy diferentes entre sí y van a disfrutar cada minuto que esté con ellas. Sin embargo, cuando hablamos de amigos íntimos o de la pareja, sí que hay ciertos puntos que no son negociables para ellos. En este aspecto, aún siguen siendo bastante tradicionales y se encierran en lo que ellos creen correcto. 

Acuario 

Acuario es un signo que ama la independencia y la libertad por encima de todo, por lo que sus nativos suelen ser cuestionados en muchos momentos. Lo cierto es que hay pocas personas que sepan entender su estilo de vida y que, por ejemplo, les encante la soledad. Al ser unas de las víctimas de las mentes cerradas, ellos han aprendido a ser todo lo opuesto. 

Piscis

Cuando hablamos de los Piscis, estamos hablando de personas con unas creencias muy arraigadas. Les gusta vivir la vida de acuerdo con los modelos y estándares que han ido adoptando a lo largo de su vida, pero suelen cuestionar mucho la forma de proceder de los demás. Los que han nacido bajo el signo de Piscis suelen tener una mente abierta en determinados aspectos de sus vidas, como en la amistad. Pero, suelen serlo menos cuando se trata de su pareja o de sus familiares más cercanos. 

Ser abiertos de mente es una cualidad fundamental a la hora de crecer como personas. Pero, como en todo, lo mejor es encontrar un buen equilibrio. Lo ideal es poder ser capaces de aprender de la diversidad de la vida y adaptarnos a una sociedad cambiante que, sin duda alguna, está repleta de oportunidades para todos.