Pasión. Fuego. Mucha química y mucha complicidad. Aunque te creas que ya lo tienes, en verdad lo echas de menos de una manera u otra Aries y lo sabes. La rutina, la monotonía y la confianza en exceso son cosas que hacen que una relación se estanque en lo de todos los días. En hacer lo mismo de siempre, en no salir de la zona de confort, en dejar para mañana besos y momentos íntimos que se pueden disfrutar ahora y hoy…

Aries, la única cosa que urge cambiar ahora mismo en tu vida amorosa es eso Aries, la falta de química, de complicidad, de momentos de relax y mucha intimidad.

Quieres más, quieres que todo vuelva a ser como antes, pero no quieres ser tú quien lo pida, porque te encantaría ver cómo te leen la mente y te lo dan sin más… Quieres complicidad y un amor recíproco, ni más ni menos.

Hubo un día en el que la conformidad entró en tu vida amorosa par hacerse hueco y sí, hizo mucho hueco, tanto que ahora mismo es una compañera de vida más en tu vida amorosa y lo sabes. Hubo un día en el que ese fuego interno tan potente que tienes se quedó solamente en tu interior y ya está. Hubo un día en el que la monotonía llamó a tu puerta Aries, y la dejaste entrar, la dejaste sitio en tu vida y no, eso no lo debes de volver a hacer…

A ver, no pasa nada, es una cosa que la puedes cambiar en un periodo corto de tiempo, no hay nada que dramatizar, pero no te permitas el lujo de volver a flaquear en ese sentido Aries, porque eres fuego y tu no te quedas sin fuerza. Al contrario, el fuego crece y crece y va tomando más y más fuerza ye energía… Lo sabes, deja las cenizas para cuando tengas que llevar muletas y tu pelo se tiña de nieve blanca. Punto y final. Ahora mismo tienes que avivar tu deseo, tu llama interna, tu pasión… Manos a la obra Aries.