Que sepan apreciar su ayuda, que de vez en cuando entiendan esa frialdad que es sólo aparente, que sepan darle su espacio y sus tiempos, alguien que le comprenda de verdad, y que esté a muerte, por y para siempre.

Capricornio es una persona práctica, a veces incluso un poco fría y pesimista pero sobre todo REALISTA. Y a menudo, el realismo es demasiado oscuro como para poder ser optimista. Son súper trabajadores, y quieren el éxito, pero jamás regalado. Cuando se enamoran, su lealtad y su protección no tendrán límites. Para Capri, ayudar a los demás es súper importante, pero también quiere que los demás sigan sus consejos.

Es capaz de ayudar mucho a los demás para que consigan sus metas y sus sueños, y si se enamora, mucho más.

Pero a pesar de que la relación vaya viento en popa y se desarrolle sin problemas y con éxito, Capricornio necesita saber que no le fallarás nunca más, que además, seguirás todos sus consejos y que al final, le harás caso. A ver, puede sonar un poco dictatorial pero de verdad, Capri tiene muchísima razón en todo lo que dice y en todo lo que intuye, y en realidad, cuando alguien le hace caso y confía en ella/él, se siente genial. Y más cuando es alguien que ama.

Te puede interesar: Capricornio y las relaciones con o sin ataduras

Puede que no sea muy emocional contigo, puede que no te de todos esos besos y abrazos que tanto necesitas muchas veces pero siempre tendrá unas palabras sinceras y algún que otro gesto romántico, aunque sea cuando menos te lo esperas.

Capri será ese hombro en el que apoyarte, esa pareja que estará a tu lado cuando necesites ayuda, cuando estés pasando por algún momento complicado… Pero también esperará lealtad por tu parte. Quizás no te la pida nunca pero créeme, es lo que más desea en la vida… Con Capricornio lo que das, recibes, pero además, por un millón.