Ojalá la vida fuera tan simple, con ese toque de miel sobre las hojuelas. Pero no, es complicado, amar te pone entre la espada y la pared todo el tiempo. Hay una parte de ti que se siente insegura, a la que le asusta dar el paso del compromiso porque no quiere terminar hecha pedazos. Nada es perfecto, cada signo del zodiaco tiene un lado oscuro y tienes que conocerlo antes de casarte, es la única forma en la que vas a poder lidiar con la realidad. No se trata de tirar todo a la basura, se trata de aceptar al otro con todo y sus defectos. Esto es lo malo que tienes que saber de cada signo antes de casarte:

Aries 

Antes de caminar hacia el altar al lado de Aries, tienes que saber que tienen un lado impulsivo que no cede. Son el tipo de persona que dice cosas de las que luego se arrepiente. En el momento aman tomar riesgos, pero una vez que la razón se hace presente su humor cambia drásticamente y no siempre para bien. Aries cambia al ritmo del viento, nunca sabes cuál es su energía y aunque no son agresivos, no cualquiera los entiende. 

Tauro 

Tauro es la persona más terca que vas a conocer en tu camino, en serio, cuando algo les apasiona no hay nada que los haga cambiar de opinión. Tauro odia que le digan qué hacer con su vida, no quiere que nadie interfiera en sus decisiones y eso de probar cosas nuevas no es precisamente lo suyo, prefiere la rutina. Es un signo que ama la estabilidad y hay cosas que nunca van a cambiar. Su forma de pensar es única, sólo tienes que respetarla. 

Géminis 

Lo primero que tienes que saber antes de unir tu vida a un Géminis es que son sinónimo de indecisión, les cuesta mucho ser determinados y también les frustra, así que su estado de ánimo se verá afectado. Géminis necesita mucho tiempo para decirte si quiere hijos, una casa, un perro o un gato. Géminis es cambiante, libre, detesta sentir las ataduras y por ello no se lleva muy bien con el compromiso. Es leal pero su alma se asusta con las bodas. 

Cáncer 

Cáncer es el signo más emocional del zodiaco, así que tener una relación con él es como subirte a la montaña rusa todos los días. También existe lo malo que tienes que saber de cada signo antes de casarte. En este caso, de Cáncer tienes que saber que es un signo que pone en primer lugar a la familia, muy hogareño y sensible. El problema es que aman demasiado, se preocupan demasiado y muchas veces se olvidan de sí mismos y su pareja. Cáncer no para de ayudar, tiene un lado protector y empático, que hace que sea imposible que no sienta a profundidad el dolor ajeno. 

Leo 

Leo ama con todo su ser ser el centro de atención, es un signo que nació para brillar y su intención no es humillar a nadie, simplemente es parte de su naturaleza. Es un signo muy demandante, en verdad si no tienes tiempo para entregarle el corazón de forma profunda, es mejor que le des vuelta a la página y sigas tu camino. Leo es muy confiado, cuando quiere hacer algo se lanza al éxito sin miedo, siempre va contra reloj y no está esperando que le solucionen la vida. 

Virgo 

Meticuloso, perfeccionista, detallista. Así es Virgo, la persona que tiene que pensar mil veces todo y darle otras mil vueltas más. Es un signo cuidadoso, no se toma las cosas a la ligera, porque sabe que en un segundo puede cambiar todo. Virgo puede ser muy intenso cuando se trata de planificar, quiere las cosas directas y sentir que está tomando la decisión correcta. Puede ser pesado, pero también quien te hará sentir más protegido que nunca. 

Libra  

Libra es una de las almas más bonitas del zodiaco, pero también tiene su lado oscuro. Cuando se enamora quiere ser la prioridad, con Libra amas o no amas, no entiende de grises. Puede llegar a ser un tanto demandante, quiere que le demuestres el amor que tanto le prometías. Quiere disfrutar todo al lado de su pareja y de pronto se convierte en su válvula de escape. Libra es muy sensible y a veces su humor cambia por la tragedia de otros. 

Escorpio 

Si hay algo que se le sale de las manos a Escorpio, son los celos. Lo malo que tienes que saber de cada signo antes de casarte, de Escorpio tienes que saber que hay momentos en los que se olvida de todo porque su parte desconfiada toma el control. Se le nota cuando no se siente cómodo y cuando sus inseguridades se hacen presentes. Además, es muy emocional, se toma las cosas muy a pecho y no se las guarda. Escorpio odia cuando su pareja no es considerada, cuando siente que exagera sus sentimientos, ahí es cuando quiere salir huyendo. 

Sagitario 

Sagitario tiene un lado arrebatado que no se detiene con nada, simplemente cuando sienten que algo no vibra bonito quieren terminar con todo. Es un signo que cuando se siente atado excesivamente a una relación empieza a cambiar, porque se está preparando para marcharse. Ama la libertad, romper los límites y salir a sumergirse en mundos nuevos. Si intentas cortar sus alas vas a conocer su lado más oscuro, el que te puede romper el corazón con su ausencia. 

Capricornio 

Capricornio no tiene tiempo para los juegos, quieres o no una relación formal. Le gustan las cosas de frente y sin miedo. Es un signo muy disciplinado, constante y cuando quiere conseguir algo se enfoca tanto que el mundo desaparece, incluso su pareja. No es que no te quiera, es que sus expectativas son altas, hay una parte de ellos que siempre quiere más. Es un signo de palabra y si no ve las mismas intenciones en su pareja prefiere terminar. 

Acuario 

Acuario es un signo que se aleja de todo y de todos, sin avisar y en el momento menos pensado. Es su lado solitario, el que necesita nutrirse para tomar más fuerza, no es nada personal, es su espíritu pidiendo un respiro. No todos pueden lidiar con su desapego emocional. Acuario ama a su manera, no está aquí para cumplir con las expectativas que nos han hecho creer las películas. Si no estás listo para lidiar con ello habla ahora o calla para siempre. 

Piscis 

Piscis es un alma emocional, sensible, empática. Tienes que saber que esto no siempre es sinónimo de algo positivo. Habrá momentos en los que el dolor los derrumbe y no siempre será por problemas suyos, es tan empático que se apropia de los del resto. Piscis no tiene problemas en compartir lo que hay en su corazón, pero tienes que saber que es muy cambiante. A veces, feliz, a veces triste, a veces enojado. Piscis es un torbellino y no es para cualquiera.