LO QUE MÁS IRRITA A GÉMINIS

Que te digan NO puede ser provocador. A veces te gusta, te gusta porque es un pequeño juego de sensualidad. A veces te enciende la chispa de… donde ya tú sabes, pero que te digan NO cuando hablas de un tema importante y tú quieres escuchar un SI… malo. No es que te irrite Géminis, es que directamente aniquila cualquier hilo de paciencia que tengas a buen recaudo.

Eso es un pequeño aperitivo de todo lo que te puede llegar a irritar más que nada en este mundo. Porque como plato estrella, hay que destacar la cosa que verdaderamente puede hacerte perder el control. No es que te irrite, es que te va encendiendo por momentos. Va aumentado tu calor corporal y tu mal humor. De la misma forma en la que sube la espuma… sube tu irritación cuando te dicen que te calles: CÁLLATE.

La bomba nuclear que acaba con tu paciencia de golpe Géminis. Que te demanden silencio cuando quieres hacer ruido, que no te dejen hablar. Que te corten cuando estás contado algo y que te exijan que bajes la voz.

Te llevan los demonios por el camino de la locura cuando te tienes que topar con gente así de maleducada que no te deja expresarte como quieras, cuando quieras y de la manera que quieras. Menos mal que solo te irrita y que no te afecta. Es más, tú eres más de dar la vuelta a la tortilla y de gritar más cuanto más te manden que te calles. Es así, para que aprendan y vuelvan a por otra. Y ya no hablamos de no saber dónde has dejado las llaves de casa, no tener ni idea de lo que ibas a hacer y no recordar el cumpleaños de alguien muy especial. Ese pequeño cóctel de despistes también te puede irritar Géminis, y lo sabes.