LO QUE NO SABES DE LEO CUANDO SE ROMPE

¿Sabes qué es lo que te delata cuando no estás bien Leo? ¿Sabes de qué abusas mucho cuando pasas por situaciones que no son buenas para tu corazón? De generosidad. Eso es Leo, aunque parezca mentira y ni tú misma/o te lo llegues a creer del todo, la amabilidad se vuelve en tu contra y te hace dar de más cuando tú recibes muy de menos.

Mira Leo, esas ocasiones en las que te has quedado sin nada para que tu gente lo pueda tener todo, no se cuentan la verdad, porque eso es una acto de generosidad que te honra y te hace ser alguien muy grande. Pero cuando le das generosidad a gente que ni te va ni te viene solo por quedar bien o para que no hablen mal de ti a tus espaldas, es amabilidad en exceso, amabilidad tóxica que sabes que te va a terminar haciendo mucho daño.

Esto no es ni mucho menos algo que acostumbres a hacer, esto lo haces únicamente cuando no pasas por una buena racha y te sientes anímicamente más bajito de lo normal león, todo el mundo tiene derecho a tener días malos, pero de ahí, a dejar que se aprovechen de ti hay un paso gigantesco. Que hablen, que digan y que opinen lo que quieran, pero no regales tu ayuda a gente que no se la merezca.

En el fondo sabemos que lo haces porque no te quieres sentir solo/o o porque no quieres que la culpabilidad se asome a tu puerta por decir NO de vez en cuando Leo, no pasa nada, guardamos el secreto.

Tú te crees que en muchas ocasiones lo que gasta de más es bondad, pero lo que no sabes Leo, es que esa bondad no es justa para ti. Para los demás es un lujo porque saben que contigo no les faltará de nada, pero ¿Y TÚ? ¿ Y a ti cuando te toca Leo? Ahí está el núcleo del problema león, que tu amabilidad se puede volver en tu contra de la noche a la mañana. Increíble pero cierto.

2018-11-04T17:11:18+00:00