LO QUE PIENSAN DE TI CUANDO DESCUBREN QUE ERES ACUARIO

Cuando el mundo se entera de que eres Acuario, piensa que vaya bicho raro acaban de conocer. Te empiezan a mirar como si acabases de llegar de otro planeta, como si nunca antes hubieran visto a alguien así. Eres especial y diferente en todos los sentidos. Para los demás, es muy difícil intentar entenderte porque siempre piensas por encima de ellos. Eres capaz de mirar la vida desde un punto de vista al que nadie puede llegar, pero tú sí. Y siendo sinceros, te da bastante igual lo que digan u opinen los demás. Pero eso no hará que, para los demás, no sigas siendo un bicho verde en algunos aspectos.

Para aquellas personas que son más emocionales, cuando se enteran de tu signo, les causas un poco de rechazo.

Porque a ti, el tema del amor y de los sentimientos, te da un poco igual. No es algo que te quite el sueño y para esa gente, esto es algo importante. Les gustaría que de vez en cuando, te involucrases un poco más con tus emociones y que no las intentes silenciar. En este tema, eres un poco frío y prefieres no hablar de temas emocionales. También, cuando descubren tu signo, se dan cuenta de que sería un poco caótico vivir contigo porque a veces vives en las nubes y en tu propio mundo y sería difícil llegar a algún acuerdo.

Pero, Acuario, la gente piensa muchas más cosas positivas que negativas. Esas rarezas vienen porque eres una persona muy creativa. No puedes parar tu mente nunca, siempre quieres descubrir y aprender cosas nuevas. Eres muy inteligente por todo eso. Cuando se enteran de que eres Acuario, piensan que han ganado mucho por conocerte. Que ahora van a aprender un montón de cosas nuevas y que a partir de ahora van a disfrutar de cada segundo que pasen a tu lado.

Ahora, se han dado cuenta de que eres sensible pero solo cuando tienes que serlo, que eres muy optimista y por eso te salen bien la mayoría de las cosas. Ahora querrán hablar contigo durante horas, para aprender mucho más de ti y de tu mundo interior. Acuario, está claro que tú nunca que dejas llevar por las críticas y que te da igual lo que digan los demás.