Sabes que la vida es un sube y baja, resulta prácticamente imposible vivir en una nube en la que no pasa nada. A veces, toca abrazar a la tristeza y otras dejar que las carcajadas te iluminen el día. El corazón es así, frágil, impredecible y con ese toque de locura que te mantiene a la expectativa. Sin embargo, los cambios no siempre son para mal, al contrario, te ayudan a poner los pies sobre la tierra y decidir qué quieres hacer a futuro. Aunque, eso no impide que el miedo te acompañe. Lo que asusta a tu corazón según tu signo, nunca dejes que alguien minimice tus emociones. Cada signo del zodiaco lo enfrenta a su manera y está bien. 

Aries 

Qué valiente te ves cuando tiemblas de miedo, pero sigues avanzando. Eres un signo muy inteligente y terco a la vez, eso te mantiene siempre con ganas de ser mejor en todo. Sabes muy bien que no estás aquí para competir con nadie, tú tienes tus metas y trabajas duro para verlas cumplidas. Por fuera parece que siempre estás relajado, porque te gusta que los demás noten que tienes todo bajo control. Sin embargo, hay algo que asusta a tu corazón, que hace que cada noche le digas a tu almohada que te sientes preocupado y no sabes cómo solucionarlo. Es tu cabeza dura la que te pone entre la espada y la pared, porque cuando te lo propones te metes en tu papel y no hay quien te haga cambiar de opinión en nada, eso hace que la gente se sienta mal. En el fondo no quieres lastimar a nadie y duele cuando tu mal genio aleja a los que quieres. 

Tauro 

Lo malo en tu carácter es que puede comenzar como algo simple hasta convertirse en una bola de nieve que nadie puede detener. Tú sabes que aparentas que todo está perfecto, porque no quieres que el otro descubra que las cosas no están saliendo como quieres. Eres muy racional, pocas veces permites que tus emociones sean las que decidan por ti. Sin embargo, hay algo que asusta a tu corazón, lo callas, pero por dentro estás desesperado. Hablo del cambio, la inestabilidad te frustra, te hace creer que todo el esfuerzo que has puesto en lograr lo que quieres no vale la pena. A la vez eso despierta tus inseguridades y poco a poco tu estado de ánimo se ve afectado. Tu alma es tan genuina, que se te nota en la mirada cuando algo te angustia. De pronto, el insomnio se vuelve tu mejor compañero y las noches son un infierno. Eso es lo que te asusta. 

Géminis 

Es extraño porque usualmente no eres una persona tímida, siempre encuentras la manera de romper el hielo y amas conocer gente nueva, incluso aquella que parece que no tiene nada que ver contigo. Eso es lo que te gusta, descubrir mundos totalmente opuestos, que te enseñen y te lleven a tu verdadera esencia. Definitivamente, tus habilidades no están en duda, eres muy inteligente y tienes una memoria increíble, capaz de almacenar información de antaño. Sin embargo, hay algo que asusta a tu corazón, que es la razón por la que la ansiedad llega a tus días sin previo aviso. Me refiero a tus límites internos, los que no te dejan mostrarte tal y como eres por miedo al qué dirán. No puedes ser tú mismo, porque tu autoestima te miente y te dice que no eres tan impresionante como el resto. Eso corta tus alas y hace que te mantengas lejos del éxito Géminis. Por favor, confía en ti. 

Cáncer 

Dicen que es mejor tener la piel llena de cicatrices por valiente, que intacta por débil. Tú eres una persona echada para adelante, es muy raro cuando una puerta se cierra y te quedas de brazos cruzados. Siempre buscas la manera de hacer mejor las cosas, porque tu espíritu lleno de esperanza es tu principal motivación. Sin embargo, sabes que los finales felices no son como en los cuentos de hadas, que hay que aprender a querer las espinas tanto como las flores. Precisamente eso es lo que le asusta a tu corazón, todo lo que tiene que ver con lo emocional, porque eres demasiado entregado y te duele cuando te das cuenta de que puedes terminar con alguien a quien no le importan tus pensamientos. Eso te asusta, porque tú te arriesgas, no te mides a la hora de dar amor y eso te hace sentir en desventaja. Es por ello, que cuando no sientes reciprocidad terminas huyendo. 

Leo 

Tú sabes que es importante sentirte orgulloso de tus luchas, porque son las que te han enseñado que este camino de la vida se trata de altas y bajas, son muchas las veces en las que te ha tocado estar en el fondo, pero descubriste que al final sólo te tienes a ti mismo. Estás acostumbrado a que la gente esté pendiente de tus pasos, porque sin quererlo te conviertes en su fuente de inspiración. Sin embargo, lo que asusta a tu corazón es sentirte ignorado. A ver, esto no quiere decir que tu objetivo sea llamar la atención todo el tiempo. Te resulta impactante esforzarte en dar lo mejor de ti y que lo pasen desapercibido. Es duro, porque nadie sabe las lágrimas que te limpias antes de salir de casa y te juzgan sin conocer ni la mitad de tu historia. Quizás eso es lo que más te duele. 

Virgo 

La vida es así, cambia en un pestañeo y te mete tremendas sacudidas hasta que vuelve a poner de nuevo cada pieza en su lugar. Siempre estás en combate con el montón de pensamientos que envuelven tu mente. Te gusta sentir que todo está bien y por lo mismo evitas caer en la inestabilidad. Sin embargo, hay momentos en los que lo que planeas no tiene nada que ver con la realidad y ahí es cuando tienes que respirar con paciencia y aprender a soltar. Lo que más asusta a tu corazón es no tener el control, quieres ganarle a tu mente y odias no predecir. Virgo, sé que amas la estructura y que perderlo todo te resulta sumamente agobiante, pero por favor date el permiso de relajarte y confía en que aunque te quedes sin nada, puedes volver a conseguirlo. Tus capacidades te dan la oportunidad de hacer eso y mucho más. Sin embargo, tienes que empezar a creerlo. 

Libra

Eres luz Libra, tienes encanto en la mirada, en tu sonrisa y en ese brillo que te mantiene al pie del cañón sin importar lo dura que se ponga la vida. Sin duda, no eres de los que tiran a la basura lo vivido, valoras mucho a tus amistades, familiares e incluso te despides de la mejor manera de los amores del pasado. Es claro que no eres un santo, pero al menos intentas compartir tu mejor versión con el otro. Sin embargo, lo que asusta a tu corazón es cuando alguien te ataca por la espalda. Es muy complicado, porque tú piensas que te van a tratar de la misma manera en que los tratas, pero tristemente hay quienes sólo quieren estar cerca de ti porque les conviene y no les interesa ni un poco tu bienestar. Es prácticamente como lanzar una moneda al aire, por más que confíes en el otro, en realidad no tienes la certeza de que no te hará daño. 

Escorpio  

Es un logro para ti el momento en el que te encuentras, porque el Escorpio que se conformaba con las sobras ya quedó en el pasado. Eres un signo que honra la tranquilidad y que aunque muchos digan que la maldad te mueve, en realidad tu carácter es muy noble. Una cosa es que seas cruel y otra muy diferente es poner límites. Te ha costado muchísimo trabajo mantener la frente en alto a la hora de decir lo que quieres y lo que no quieres, pero lo estás haciendo muy bien y eso te enorgullece. Sin embargo, como todos, tienes algo que asusta a tu corazón. Por fuera finges que nada te derrota, pero por dentro te agobia saber que hay veces en las que no tienes opción y hay que demostrar tu lado vulnerable. Eso es lo que te pone los pelos de punta, cuando alguien comienza a acercarse demasiado y descubre que no eres el ogro que el resto imagina. Te preocupa, porque es sinónimo de que te tiene en sus manos. 

Sagitario 

Por si alguien no te lo había dicho, hoy te lo recuerdo, mereces estar con personas que te sumen en todos los sentidos. Estás para que tus sueños se hagan realidad, mereces estabilidad emocional, amor y éxito, por favor, no dejes que nadie te haga creer lo contrario. Sé que hay veces en las que tienes que ceder, pero no permitas que nadie ensucie tu esencia, porque eso es lo que te llevará a la cima. Escucha a tu sexto sentido, hay cosas que no puedes ver a simple vista, pero el cuerpo y esa sensación de preocupación no mienten. Para ti lo que más asusta a tu corazón es terminar con la gente equivocada, con los que no quieren verte feliz, simplemente buscan que seas uno de ellos. Sentirte restringido para ti es lo mismo que la cárcel. Tu libertad es lo más sagrado que tienes, naciste para explorar y poner las reglas del juego. No lo olvides jamás. 

Capricornio 

Observar, fluir y aceptar. Sí, se escribe fácil, pero la realidad es otra, todos los días hay que enfrentar tus peores versiones, aunque eso implique que el coraje o el llanto se hagan presentes. Eres un signo que no se queda quieto, tu ambición te ayuda a no tirar la toalla a mitad del camino. No quieres ser mejor que el de al lado, quieres enfocarte en lo tuyo y cumplir con cada una de tus exigencias. Sin embargo, hay algo que asusta a tu corazón, es el fracaso, ni siquiera pierdes el tiempo en imaginar que el éxito no es parte de tus días, porque no lo concibes. Eso te preocupa y a la vez hace que tú mismo te pongas una traba tras otra, porque nada de lo que haces te llena por completo. Es decir, estás saboteando tus pasos Capricornio y lo peor es que la mayoría de las veces ni te das cuenta. Sé que es duro invertir tu energía, recursos y tiempo, en algo que no resulta victorioso, pero date cuenta, no te rindes y eso es lo importante. Ese es el logro más grande de todos. 

Acuario 

Lo que más te urge es ser paciente contigo mismo, el dolor y la frustración no van a ser para siempre. Eres un ser divertido, inteligente y con una creatividad que asombra, pero eso no quiere decir que las cosas siempre serán perfectas, al contrario, los bajones te sirven para aprender de tus errores y no volver a cometerlos. Pese a que siempre has sido muy listo a la hora de poner límites, hay ciertas cosas que sí te pueden lastimar a nivel emocional. Lo que asusta a tu corazón es que tus seres queridos intenten manipular tu vida como si fueras un niño de cinco años. Te duele porque es como si te dijeran que no confían en ti y eso rompe, porque son las personas a las que tú también admiras, pero que no consideran normal tu vida y quieren que cambies a tal grado de convertirte en otra persona. No se vale. 

Piscis 

El respeto comienza en ti mismo, en la manera en que pones por delante tus proyectos. Lo mucho que admiras cada uno de tus procesos y también al dejar ir las malas rachas. Sé que para ti es imposible no mezclar emociones en todo lo que haces, pero eso puede hacerte sentir más vulnerable de lo que crees. Definitivamente, no eres un signo débil, es sólo que tienes el valor de decir las cosas tal y como las sientes. Tu alma es sensible, regida por la intuición y al mismo tiempo derrochas bondad. No te cuesta darle una mano a quien lo necesita y eso tiene sus pros y sus contras, no siempre es bueno ser el hombro que usan para llorar. A tu corazón le asusta demasiado enfrentar gente hiriente, que no pierde oportunidad para criticar todo lo que haces y minimizar tus victorias. Por supuesto, que te da miedo lidiar con personas así, porque tú te entregas desde la honestidad y te preocupa el bienestar del otro. Duele cuando te das cuenta de que los demás no te pagan con la misma moneda.