De las relaciones amorosas esperamos que nos hagan felices. Dicho así de forma sencilla. Luego, allá cada cual con lo que signifique la felicidad según su signo. Pero, ¿y cuando hablamos de esas pequeñas cosas que nos dan tranquilidad en nuestra relación? ¿esos pequeños detalles que valoramos y nos hacen querer un poco más a la otra persona? ¿Quieres saber lo que cada signo necesita para sentirse a gusto en una relación? Pues sigue leyendo para saber qué darle a esa persona que tanto te gusta, y con la que quieres más y más.

Aries

Por más seguro/a que puedas ver a Aries siempre, es porque su personalidad es a prueba de todo. Y pase lo que pase, Aries tira con todo a cuestas, pelea, no se calla, argumenta… Es un luchador nato, para lo que sea. Eso por fuera. Por dentro, es diferente. Normal, nadie es perfecto. Por dentro Aries tiene sus inseguridades, miedos, traumas… pero saber que estás ahí le hace sentirse bien, como cuando los niños se sienten seguros cuando sus padres están cerca. Si está enamorado/a, Aries no querrá perderte, y parte de su temor será que te vayas, o que le puedas hacer daño con alguna mentira o traición. Si haces que olvide estos miedos, se sentirá a gusto contigo, y vuestra relación se asentará de forma mucho más madura. De forma anecdótica, si le acaricias la cabeza, o le haces mimos, ahí Aries ya es que se sentirá en el cielo, mimado/a y entregado/a a ti.

Tauro

Tauro querrá hablar contigo de todo lo que os pase. Si no es así, notarás que tuerce un poco el gesto cuando ve que no le escuchas o cuando le escuchas pero le quitas importancia a lo que le preocupa. Lo que Tauro necesita para sentirse a gusto en una relación es que la comunicación sea perfecta. A veces no será solo hablando. Tauro observa, escucha y le encanta el roce. Una mirada puede dejarle muy tranquilo ante una situación tensa. O si le ves discutir con algún familiar o amigo, sentir tu mano en su espalda o en la pierna, le tranquilizará, le servirá de apoyo para enfrentar el problema, le hará sentir que estás ahí con él/ella. Y para Tauro, cuando se siente a gusto, se siente bien, y cuando se siente bien, se siente más feliz. Y eso le llevará a quererte también más.

Géminis

Para Géminis, el apoyo de su pareja es fundamental. Mira que se mueve por la vida con fuerza y personalidad, independiente y con un carácter de       lo más carismático. Pero cuando la vida le da duro, cuando llegan los momentos duros, le gustará sentirse acompañado/a y apoyado/a por ti en esos momentos. Si Géminis sabe que estás ahí en las épocas difíciles o cuando llega algún problema, le dará un gusto tremendo por dentro. Dale ánimos y los sumará a su capacidad geminiana para actuar, y se sentirá capaz de todo, de luchar contra todo, así se le ponga por delante la situación más terrible que se pueda imaginar. En otro sentido, no dejes nunca de darle conversación, de demostrarle tu cultura o tus conocimientos. Le encanta dialogar y aprender, y si es contigo, todo eso le hará sentirse muy satisfecho en vuestra relación.

Cáncer

Para Cáncer, lo que necesita para sentirse a gusto en una relación es que la persona elegida sea la adecuada. Y para ser la adecuada tiene que ser alguien honesto, fiel y sincero. Todo eso le dará seguridad, y le hará sentir muy muy a gusto. A Cáncer también le gustaría que fuera alguien romántico, con personalidad e inteligencia, y muchas cosas más. Pero todo eso es secundario si ante todo esa persona es una buena persona, con valores, y si su amor por Cáncer es auténtico. El engaño es lo peor para el cangrejo, y por eso las personas que le han engañado le han hecho tanto daño, por el engaño en sí y por haber tenido que dejarlas. Porque perdonar algo así es la muerte para sus relaciones y Cáncer lo sabe. La ternura en otro orden de cosas también es de esos detalles que hacen que Cáncer se sienta querido, mimado, a gusto…

Leo

A Leo préstale atención, dedícale tiempo y déjate sorprender por él/ella. Si haces todo eso le tendrás bien a gusto y rumiando como un gatito (versión diaria, feliz y placentera del león). Lo que no soporta Leo es que las citas o el tiempo que quieras pasar a su lado sean un rato más, en cualquier sitio, de cualquier manera, como si te diera igual veros en plan rápido, de forma incómoda… Leo quiere exclusividad, para todo. Pero porque es eso lo que también te ofrecerá: su persona, que más especial no puede ser (y si no, pregúntale a todo el que haya estado con un/una Leo), y una relación dedicada a ti. Leo te da todo, todo. Te hace sentir que eres lo más preciado de su vida, te da valor, y lo grita al viento si hace falta para que todo el mundo se entere. Pues querrá lo mismo de ti, querrá que vuestros ratos juntos sean preparados, mágicos, con detalles, de calidad… Nada de eso de “aquí te pillo, aquí te mato”. Con Leo no.

Virgo

Para Virgo, con una mente por donde todo tiene que pasar, y ser filtrado y sometido a examen, cuando una persona le entra, en plan química bestial, se siente morir, pero de puro gusto. Los flechazos le rompen los esquemas (pero no tan negativamente como podría esperarse) sino que implican que nada de lo que ve, siente, oye, saborea o toca se ajusta a su control. Y Virgo cuando eso sucede se siente otra persona, y cierto gusto le da, mucho gusto a veces. Y aunque se revuelva por dentro por sentir que pierde un poco el control, sabe que NUNCA lo pierde de todo. Y disfruta. Le gusta abandonarse a la sensación que le pueda ofrecer esa persona. Como además de que haya química, haya intereses compartidos, Virgo puede poner los ojos en blanco por momentos (pura vida, puro gusto). Tampoco te hagas ilusiones de que ha caído en tus redes por completo. Virgo sabe racionalizar muy bien las sensaciones y los sentimientos, y ni pierde la cabeza ni se abandona para que hagas con su vida y con su corazón lo que quieras. Ni lo sueñes.

Libra

Libra quiere estabilidad en su vida. Lo inestable le pone de los nervios. Le hace sentir más inseguro/a de lo que es. Le revuelve en todos sus cimientos y lo peor es que por dentro siente como una necesidad de tomar la decisión de cortar aquello que le da inestabilidad. Si es una relación amorosa, tendrás que implicarte para darle estabilidad y en no pelear mucho discutiendo con él/ella por este tema. Así de sencillo. Lo contrario hará que empiece a moverse, física y mentalmente, y a volar de aquí para allá. Vamos, que le puedes perder pero porque se disperse, porque se centre más en su vida social para huir de lo que quiere ver. Ten cuidado con que esa libertad y ese no pensar en lo que le inquieta, le puedan gustar. Y al sentirse bien, crea que es mejor estar sin ti. Dale la vuelta a todo esto, dale estabilidad, dale seguridad, que no piense ni se mueva de forma descontrolada (con mucha, mucha vida social), que se sienta a gusto a tu lado. Verás cómo todo con Libra es siempre muy fácil.

Escorpio

Escorpio es feliz en pareja, si la relación es auténtica. Él/ella sabe cuándo su relación es auténtica. Lo sabe y punto. Y si le preguntas, te mirará y te dirá que lo sabe, sin más. Y le acabarás creyendo ante tanta seguridad. La tiene, es verdad, pero de cara a los demás. Porque por dentro Escorpio procesa de otra manera. Con más miedos y menos seguro/a. Pero ahí está su fuerza, en superar lo que ve como amenazas, en pelearlas para ganarles la partida. Su vida y sus relaciones se van creando entre la realidad externa y la lucha que libra en su interior. Además, ese camino suyo es personal, ni quiere ayuda, ni la pide. Por eso, si de verdad quieres que se sienta a gusto contigo, hazle sentir que estás comprometido/a en vuestra relación. Que te la tomas tan en serio como él/ella. Verás como sabiendo que te tiene así, irá a más y a más contigo cada día.

Sagitario

A Sagitario le suele ir muy bien casi siempre en sus relaciones, tiene lo que quiere. Así que se rebela contra personas que le quieren colar un tipo de relación con la que no está de acuerdo. Eso que vaya por delante. Aparte, toma nota de esto. Cuando Sagitario está con alguien que le gusta mucho, lo que de verdad necesitará para sentirse a gusto en esa relación es TIEMPO. Bastante le cuesta aceptar que se ha enganchado a ti como para que le marques los tiempos. ¿Para qué correr hacia vete a saber qué? Sagitario quiere disfrutar los días y las semanas contigo, así que si no le apremias estará la mar de feliz. Sus miedos al compromiso y a que le presiones para ir a más le suenan a cárcel, a cadena perpetua, a imposiciones, a que le quieres dominar… Con Sagitario, recuerda siempre su sentido de la libertad para entender cómo funciona en una relación. Y si se la das, le tendrás siempre cerca, siempre, aunque vaya y venga. Siempre volverá a ti.

Capricornio

Capricornio quiere una relación con una buena base, porque eso es lo que le asegurará que podrá sostenerse con buenos cimientos. De esos que aguantan bien si se quiere un futuro. Como los buenos edificios que aguantan siglos y siglos. Dale amistad, cariño, compromiso, intereses compartidos, proyectos comunes…y estará encantado con vuestra relación. El sexo también le gusta pero lo disfruta más cuando ya se siente seguro/a. Si le ofreces mucho sexo al principio, empezará a agobiarse pensando que vuestra relación es pura atracción física. Y no le gustará ver tan poca complicidad, amor y futuro. Y desde ahí podrá ir hacia atrás, alejándose de ti, porque Capricornio no es de perder el tiempo. Se puede distraer por momentos, pero jura que acabará dejándote si cree que lo vuestro es sexo y poco más.

Acuario

Acuario, para sentirse a gusto en una relación, tiene que notar que lo vuestro tiene consistencia, que es algo medianamente fuerte, que tiene buena pinta de tener cierto recorrido en el tiempo… Acuario acepta que una relación durará lo que tenga que durar, pero para meterse en ella, quiere ver unos mínimos que le aseguren cierta seguridad y tranquilidad. No le gustan las sorpresas negativas, no le gusta sufrir por haber creído que tenía algo CONTIGO fuerte, y que en nada resulta que era tan frágil y poco consistente que se puede evaporar al primer problema. Acuario es mental, y cuando un signo se mueve con la cabeza (y no con el corazón, ni por lo físico), necesita procesar en su cabeza todo lo que siente con su corazón. Y para avanzar tiene que saber que pisa sobre suelo seguro. No arenas movedizas, ni agua que le hunde, ni barro que le pringa…

Piscis

Piscis, para sentirse seguro en vuestra relación, necesitará tu apoyo, necesitará saber que estás ahí en cada momento, para disfrutar de lo bueno o para ayudaros en lo malo. Piscis sabe que su forma de ser es muy etérea, muy volátil, que es muy sensible… y cuando vienen los problemas, no sabe bien qué hacer. O lo sabe pero no está seguro de cómo enfrentarse a ellos. O lo sabe pero teme equivocarse. Tu presencia cerca la hará sentirse a gusto, seguro, tranquilo… capaz de enfrentar lo que haga falta. Tus ánimos serán su valor más preciado, y que le apoyes le enamorará, porque Piscis valora todo lo que recibe de su pareja de forma especial. Si tú eres esa pareja, hazle sentir a gusto haciéndole ver que siempre estarás ahí para lo que le necesite.