Un buen amor parece simple, pero construir una relación verdadera requiere mucho trabajo de equipo. A veces, el corazón se pone necio y elige a personas que no tienen los mismos intereses, lo que impide que los dos vayan al mismo paso y ahí es cuando están destinados al fracaso. No se trata de encontrar a alguien igualito a ti… Esto es lo que cada signo quiere de una relación pero no lo pide. Quizás por miedo a no obtenerlo o simplemente no se atreve. Esta lista explica de lo que hablo. 

Aries 

Definitivamente, tu pasión e intensidad no empata con alguien que no tiene ganas de vivir al máximo. Eres líder, estás acostumbrado a que tus decisiones se escuchen y no le tienes miedo al desafío, al contrario, lo agradeces porque te mantiene alerta. Sin embargo, lo que quieres de una relación es a una persona que se quede a tu lado, incluso cuando tu parte dura se haga presente. No siempre puedes ir sonriendo con una actitud positiva, hay momentos en los que ni tú te soportas y sería lindo compartir los días con una persona leal, que no cambie sus sentimientos sólo por un mal rato. Alguien que te acepte sin prejuicios y sea capaz de abrazar tus manías. 

Tauro 

No es ningún secreto que cuando Tauro ama lo hace desde lo más profundo de su corazón. Al comienzo de la relación le cuesta un poquito dejarse llevar, porque necesita aprender todo de ti, le gusta sentir que puede conectar con su pareja a un nivel extraordinario y aunque es bastante reservado abre sus emociones. Es claro que sus estándares son altos, porque es una persona que ha trabajado mucho en su amor propio y no está interesado en recibir migajas de amor. Lo que quiere de una relación es a alguien que lo valore, que lo ame de verdad, no busca quien lo salve, simplemente quiere encontrar el complemento. Tauro, exige lo que se merece y no piensa hacerse pequeño para entrar en la vida de nadie. Si encajas en la suya, prepárate porque te va a llenar de mucho amor. 

Géminis 

A Géminis le cuesta expresar sus sentimientos, porque su cabeza siempre está al tope. Un montón de pensamientos que le hacen dudar sobre sus emociones y algo en su interior le provoca miedo, no quiere perderse en un amor que resulte traicionero. Es por ello que suele  tener muchas relaciones informales, no quiere que nadie se convierta en la sombra de su libertad. Géminis, se va a enamorar sólo de aquella persona que le agregue un toque de emoción a sus días. Lo que quiere es a alguien que sea capaz de tomarle la mano a pesar de que sus hábitos más oscuros aparezcan. Ya se cansó, de esos amores que van de paso, los que esperan que todo sea perfecto y a la primera crisis se marchan. Para eso mejor sigue soltero. 

Cáncer 

La verdad es que a Cáncer no le asusta enamorarse, en ese momento sería capaz de hacer lo que sea por esa persona. Precisamente su corazón y su espíritu es el que lo distingue del resto, porque no sólo es fuerte, es pasional y muy entregado. Cuando encuentra una conexión especial, no duda en dejarse llevar y es capaz de soltar sus miedos. No te confundas, eso no significa que tome las relaciones a la ligera, al contrario, ama cuando el otro está dispuesto a construir algo a futuro. Honestamente, el amor de un Cáncer no es para todos, es para los que saben apoyar, proteger y que no se sienten fuera de lugar al ser amados. Cáncer, quiere una relación en la que todo lo que da no sea en vano, un amor mutuo, alguien que lo cuide exactamente de la misma manera que él lo hace. Si no se siente querido, se marchará. 

Leo 

Cuando un Leo decide entregar su corazón lo hace poniendo la confianza por delante. Sabe perfectamente que al creer en sus capacidades puede atraer a la persona indicada, alguien que comprenda su andar, esa manera loca de enfrentar la vida sin preocuparse por las consecuencias. Vamos, no es que sea un irresponsable, es sólo que está listo para lo que venga. Leo, ama llenar de energía tu día, se las arregla para dibujar una sonrisa en tu rostro y es experto en llamar tu atención. Definitivamente, no se toma a la ligera las relaciones. Es el tipo de pareja que apoya, adora y hace que te diviertas. Sin embargo, como todos, tiene su lado vulnerable, cuando no se siente lo suficiente y sus inseguridades le hacen creer que no es capaz de nada. Es por ello, que quiere una relación con alguien que sea capaz de ver lo increíble que es hasta en su peor momento. 

Virgo 

Un signo que no se deja llevar a la primera, necesita mucho más que un cuento perfecto para abrir sus emociones. Virgo, va a pasos lentos, porque su lado extremista analiza cada detalle. Es así, analítico y un tanto obsesivo cuando se trata de elegir a la persona indicada. Tiene una facilidad para ponerse expectativas altas y trabaja muy duro para cumplirlas, así que no piensa conformarse con menos. Sin embargo, una vez que se enamora puedes estar seguro de que su cariño será genuino. Es un signo demasiado leal y no importa si la relación se desmorona, no te va a fallar, incluso si cada uno toma caminos separados. Lo que viviste a su lado, jamás saldrá de su boca. Es por ello que quiere a alguien que entienda cada una de sus peculiaridades, que no huya cuando sus problemas de confianza lleguen. Alguien que quiera estar con él a pesar de la ansiedad o la tristeza. 

Libra 

Cuando Libra decide que alguien lo acompañe en esta locura de vida, es muy empático, no puede evitar ver los pros y los contra de la otra persona, pero jamás lo hace juzgando. Le gusta agregarle un toque romántico a sus relaciones, porque su lado amoroso le impide que lo vea de otra manera. Entre más pacífico y relajante sea todo, mejor, no quiere que su pareja sea sinónimo de estrés, al contrario, lo ve como un refugio. Alguien con quien pueda olvidarse de todo lo malo del día. Libra, quiere una relación en la que no existan restricciones a la hora de amar, alguien que sea capaz de entregarlo todo y que no tenga miedo de lo que pueda suceder. Cuando Libra está enamorado no lo piensa dos veces, esa persona se convierte en su prioridad y le enorgullece. 

Escorpio 

El misterio y la pasión de Escorpio, son de las cosas que más atraen de su signo. Sus parejas suelen sentirse como si un imán los jalara y les encanta, porque su personalidad fuerte y arrebatada pone a prueba sus sentidos. Escorpio, te atrapa, logra que te acerques tanto que cuando descubres su lado emocional no te quieres ir jamás. Pues, detrás de ese supuesto carácter cruel se esconde un alma llena de bondad, un ser que se gana tu confianza sin hacer mucho esfuerzo. Le gusta ponerte atención, hacerte sentir especial y llenarte de vida. Lo que quiere de una relación es alguien que realmente se muestre honesto desde el principio, que no minimice sus malos ratos. Una persona que en lugar de juzgarlo le dé un abrazo cuando todo salga mal. No es tan complicado como parece, pero muchos prefieren decir que es malo. 

Sagitario 

Cuando Sagitario se enamora lo hace de una manera aventurera, le gusta jugar, quedarse al lado de esa persona que le da libertad, no quiere ataduras. Llega a tu vida con la coquetería y el optimismo, porque guardar momentos en su fascinación. No quiere caras largas, entre más emociones mejor. Además, es un signo muy firme, si decide estar contigo es lo más honesto que se puede. Lo que quiere de una relación es a alguien que rompa con sus miedos. Una persona que sea capaz de seguirle el paso, que no se asuste ni se enoje cuando una nueva idea se le meta a la cabeza. Sagitario, es adrenalina pura y no soporta quedarse mucho tiempo al lado de alguien que quiere que cambie. Es por ello que dura largas temporadas sin pareja. 

Capricornio 

No eres de los signos que cambia cuando estás involucrado con alguien, sigues siendo práctico, un tanto distante y estás acostumbrado a ver primero lo malo que lo bueno. Esto es porque tu lado perfeccionista es demasiado exigente. Esa es la razón por la que cuando te enamoras buscas a alguien que realmente valga la pena y que sea capaz de valorar tu éxito. Tienes la bondad de ayudar al otro, pero tienes claro que no le vas a solucionar la vida a nadie. Tus metas y sueños, no las sueltas por nada del mundo. Lo que quieres de una relación es estar con alguien sincero, que no tenga que fingir para ser aceptado. Te gusta hacerles cumplidos, ser romántico y demostrar que estás en las buenas y en las malas. Tu manera de amar no empalaga, pero no tiene ni una gota de mentira. 

Acuario 

A ver, todo el mundo sabe que Acuario es muy poco convencional, quiere aventura y aunque sigue su lado lógico, no se cansa de hacer cosas diferentes. Pues sabe que ahí está la clave para crecer como persona, goza del aprendizaje y de todo aquello que desafía su mente. Por ello, se siente atraído por personas muy inteligentes, si te eligió, es un halago, porque no cualquiera se roba su atención. Su corazón es honesto, le gusta dar atención, pero… tiene que quedar claro que no se desvive por nadie. Confía en que cada persona tiene su propio mundo y es sano compartirlos, sin dejar sus esencias individuales de lado. Acuario, quiere una relación en la que se sienta libre, que no tenga que esconder sus pensamientos ni sus nuevas metas. En verdad quiere dar lo mejor de sí mismo para que todo funcione, pero jamás va a prohibirse cosas que le gustan. Simplemente, alguien que respete su independencia. 

Piscis 

El romántico del zodiaco, al que no le asusta que el mundo entero sea testigo de la sensibilidad que hay en su corazón. Es muy optimista cuando inicia una relación, quizá algunos piensen que siempre anda en las nubes, pero no lo subestimes porque pone atención a todo. Con la misma intensidad que te entrega su alma es capaz de decirte adiós cuando algo no funciona. Es un signo muy inspirador y no espera menos de su pareja, le aburre estar con alguien que se conforma con todo lo que dicen los demás. Lo que quiere es a alguien que esté dispuesto a trabajar en su mejor versión, que tenga la valentía de reconocer sus errores. No quiere a alguien perfecto, pero sí una persona que no tenga miedo de dejarse llevar.