Ojalá pudiéramos controlar el corazón, quizá así no terminaríamos enredando nuestras emociones en los brazos crueles. Es duro, porque difícilmente te das cuenta cuando alguien te va a atacar por la espalda. Hay veces que el corazón resiste tanto, que te quedas ahí, al lado de amistades, familiares o amores que te rompen. Ahí es cuando te gustaría ser más firme, bañarte de frialdad y no dejar que nadie te manipule. Quisieras gritarle a tu lado bondadoso que se detenga, que abra los ojos porque te está hundiendo. Esto es lo que cambiarías de tu corazón según tu signo del zodiaco: 

Aries 

Cuando amas lo haces desde tus raíces, de una manera muy impulsiva, siguiendo tus instintos e ignorando la razón. Te dejas llevar como si fuera tu última oportunidad, eso es peligroso, porque tu corazón termina maquillando almas que no son del todo buenas. Lo que cambiarías de tu corazón es que se enamora muy rápido, no tiene paciencia y por entregarse tan profundamente termina sufriendo el doble. Te gustaría que antes de elegir a alguien pudieras escuchar lo que te dice la razón y prestar atención a los comportamientos que tienen pinta de que todo será muy tóxico. 

Tauro  

A simple vista puede parecer que tienes todo bajo control, incluso en el corazón. Eres un ser que no se abre con cualquiera, pero cuando te enamoras te dejas llevar cual turista en un tobogán, realmente eres demasiado flexible y eso te pone en una línea muy delgada. Te preocupas demasiado por hacer feliz a la otra persona y te olvidas de ti. De pronto, todo es dar y dar, pero lo que tú quieres pasa a segundo término y no es justo. Lo que cambiarías es ser más lógico, sacar conclusiones desde la razón y no dejarte llevar por tu lado pasional, porque ese no perdona a nadie. 

Géminis  

Lo que más quisieras en este mundo es confiar en tu corazón, pero muchas veces te miente de forma tan cínica que te aterra volver a equivocarte. Cuando te enamoras lo haces como si se tratara de tu primer amor, te entregas tanto que ignoras si la otra persona realmente está interesada. Si tú eres voluble, tu corazón es el triple, realmente cambia de parecer en un abrir y cerrar de ojos, lo que hace que tus emociones entren en una lucha constante. Lo que cambiarías es tanta inestabilidad, pensar más con la cabeza y no entregarte con una venda en los ojos. Al contrario, ser capaz de ver los defectos y manías de la persona que te gusta para ver si realmente te conviene. 

Cáncer 

Si tu manera de amar fuera una tela, sin duda, sería terciopelo. Realmente te entregas de una manera muy suave, pero al mismo tiempo eres intenso, no te andas con medias tintas y entre más directo seas con lo que sientes, más cómodo es para ti. Lo malo es que no todos están listos para recibir tanta honestidad en un beso, caricia o abrazo. Lo que cambiarías de tu corazón es que sea menos apasionado, un poco de lógica no le haría daño. De vez en cuando en esto del amor hay que ser frío, porque al no hacerlo te terminan pisoteando de la peor manera y eso no es sano. Además, tu corazón tiene un lado ingenuo, confía demasiado y hay amores que son unos dioses a la hora de manejar la mentira. Muchas veces tu corazón no te deja ver más allá porque tiene la esperanza de que todos pueden cambiar, pero no es así. Hay gente mala y ya es tiempo de aceptarlo. 

Leo  

En tu corazón hay valentía, sinceridad, amor puro. Leo, eres el amante que se merece todas las atenciones del mundo y lo sabes. Luego, de tantas decepciones has aprendido a poner límites y no dejarte chantajear por amores que lo único que quieren es ir de paso y lastimar a su antojo. Lo que cambiarías de tu corazón, es la intensidad. Te encantaría no engancharte de una forma tan arrasadora, en la que ignoras a los que te quieren y sólo buscan la forma de hacerte salir de un vínculo tóxico. Es complicado, porque tu corazón no olvida nada y ahí es cuando sufres, cuando los recuerdos te visitan sin previo aviso y te roban lágrimas. Ojalá tu corazón pudiera soltar más rápidamente, es uno de tus sueños. 

Virgo 

La gente puede decir que no te entregas, que pones una barrera a tus emociones, pero la realidad es que no han logrado entrar a lo más profundo de tu corazón, porque los que lo hacen saben que siempre das. Lo malo es que no pones un límite, lo que puede llegar a ser muy desgastante. Te entregas sin esperar nada a cambio y ahí es cuando la gente puede abusar de tus sentimientos. No es tu responsabilidad salvar a nadie, ten presente que hay quienes llegan a tu vida para demostrarte lo que no te mereces, porque en el fondo sabes que no eres feliz a su lado. Lo que cambiarías es tu lado incondicional, esa manía tuya de estar a su lado pase lo que pase. Tu razón lo entiende, pero tienes un corazón necio. 

Libra 

Eres quien derrocha simpatía, cariño, generosidad. Cuando te enamoras eres experto en no ver el lado cruel de quien tienes al frente. De pronto, todo se vuelve el cuento de hadas perfecto, no hay nada que cambiar e idealizas tanto que te terminas enamorando de alguien que no existe. Tu corazón es demasiado aferrado, cuando alguien entra difícilmente tienes ojos para alguien más. Ahí es cuando tu fidelidad te puede jugar una mala jugada, porque por estar con la persona equivocada se te están yendo mil oportunidades. Lo que cambiarías es tu sensibilidad, no quieres seguir hundiéndote por alguien que no vale la pena. Cuesta mucho aceptar que tus malas decisiones te están llevando al sitio equivocado. 

Escorpio  

Por fuera parece que tu corazón es de hierro, el que nadie rompe, pero cuando alguien lo toca despierta la fiera que llevas dentro. Sin embargo, eso sólo es un estereotipo, a la gente le encanta describirte como el villano de los signos porque en realidad no te conoce ni un poquito. Tu corazón es muy frágil, realmente tus emociones lo sacuden tanto que son muchas las veces que te terminas preguntando si estás en el lugar correcto. Escorpio enamorado es capaz de lo que sea, no piensa, es su corazón loco el que toma las decisiones y cuando menos se da cuenta ya está haciendo alguna tontería por amor. Sin duda, eso es lo que cambiaría, dominar sus impulsos le ayudaría a no involucrarse con la gente equivocada. 

Sagitario 

Tu manera de amar tiene dos contrastes muy marcados que pueden confundir a tus amores.  Por un lado, está el Sagitario que se pone como prioridad y que no piensa soltar sus convicciones para darle gusto a nadie y por el otro el que termina dándole el alma entera a gente que lo único que aporta a sus días es toxicidad. Lo malo es que nunca sabes cuál de los dos lados va a tomar el control. Tu corazón es tan  poco predecible, que ni siquiera tú lo conoces del todo. Lo que cambiarías es esa incertidumbre, ser más claro con tus pensamientos y elegir sólo aquello que te genera paz, lo que te ayude a elevar tu autoestima y mejorar tu salud mental. Quizá vivirías menos escenas dolorosas. 

Capricornio 

En realidad, eres una persona muy valiente, echada para adelante y no eres de los que se dejan endulzar el oído con las primeras palabras bonitas que se les atraviesan. Esa es la razón por la que cuando te enamoras la frialdad habla por ti. En el fondo no confías del todo y prefieres ir con demasiada cautela antes de terminar con el alma rota. Lo que cambiarías es ser menos duro, te gustaría dejarte llevar un poco más y realmente demostrarle sin miedos a la otra persona lo que sientes. A veces, el hecho de que seas tan distante termina alejando a quien amas y no porque no te ame, es sólo que no se siente lo suficientemente valorado. 

Acuario 

No eres de esas personas que va saltando de amor en amor, cuando se trata de entregar tu parte vulnerable pones un millón de trabas, porque no quieres poner tu corazón en las manos equivocadas. La vida te ha enseñado que nunca terminas de conocer a las personas y duele que te traicionen sin piedad. Es por ello, que te has vuelto mucho más selectivo, sobre todo, cuando aprendiste a lidiar con tu soledad. Antes tu compañía te aterraba, pero eso ya cambió. Ahora, lo único que te gustaría cambiar de tu corazón es que fuera menos apegado a la hora soltar, puede que ya no veas a la persona ni la busques, pero en el fondo la espina se queda clavada y tardas mucho en sanar, aunque no lo digas. 

Piscis  

Lo que más te gustaría es tener algo para bajarle dos rayitas a tu lado romántico, porque cuando se activa nada lo detiene, simplemente te esfuerzas tanto en amar que te olvidas de todo, incluso de prestar atención a las malas actitudes. Eres emocional, sientes doblemente  cuando alguien te lastima, pero también cuando estás enamorado. Eso te pone en desventaja, porque no puedes controlar tu dolor cuando las cosas salen mal. Lo que cambiarías de tu corazón es que sea tan confiado, te desestabiliza que no te traten como te merecen, pero muchas veces en lugar de darle vuelta a la página, te quedas ahí, esperando a que el otro cambie y eso es lo que más duele, darte cuenta de que la gente no va a actuar como lo esperas, por más amor que les des.