Hay veces que hay cosas que no queremos mostrar a los demás. Hay cosas que es mejor ocultar, esconder y no hablar de ello. Porque sigue doliendo o porque básicamente es mejor que nadie se entere de ello. Cada signo del Zodiaco tiene ciertas cosas que ocultan a los demás. En este caso, esto es lo que Capricornio oculta al mundo:

Capricornio da la impresión de que todo lo tiene controlado, de que es una persona sencilla, sólida y súper directa con los demás. Pero en el fondo y en secreto, es mucho más complejo de lo que aparenta ser. La mente de Capricornio no para de trabajar ni un solo segundo de su vida, no descansa ni siquiera cuando quiere. No sabe poner el interruptor de OFF cuando hay algo que le atormenta de verdad, no sabe relajarse de verdad. No quiere que el resto lo note, no quiere que sepan que se vuelve loco pensando, que no controla todas sus emociones ni todos sus sentimientos.

Capricornio es fuerte por fuera y parece que nada le afecta, parece que controla absolutamente todo su mundo pero no es del todo cierto.  Hace ver que su vida es simple y sin embargo todo su mundo es un caos. Está muy lejos de la realidad, de ser simple. No es fácil ser de Capricornio, de hecho, es quizás el signo más complicado de todo el Zodiaco. no por fuera, si no por dentro. No imaginarías lo que hay en su cabeza, las dudas que tiene, las decisiones que quiere tomar pero que no toma por miedo…

Capricornio lucha contra todo eso cada día y lo peor viene cuando no hace algo que debería hacer. Se termina apagando mucho pero no te lo dirá. Ojalá alguien pudiera ver lo que hay dentro de sí sin la necesidad de explicarlo. Todo sería perfecto y mucho más sencillo de lo que es.