Los ojos son la ventana de nuestras almas y decimos muchas cosas con ellos sin darnos cuenta. El mundo que nos rodea es una fotografía móvil de todo lo que ven nuestros ojos, y técnicamente hablando, la mitad de las cosas que hablamos, sentimos, hacemos y percibimos, se reflejan primero en ellos. El color de nuestros ojos dice mucho más de nosotros de lo que pensamos, así que, si quieres saber lo que el color de tus ojos dice sobre ti, solo tienes que seguir leyendo:

Negros

Tu color de ojos es muy complicado de encontrar. Tus ojos negros puros te hacen ser un líder nato, te encanta tener el control de la situación y poner orden cuando el caos está presente. Eres muy misterioso, esos ojos esconden muchas cosas, de las cuales compartes muy pocas y por eso eres realmente irresistible. Generas mucha confianza y tienes una intuición sobrenatural. También eres digno de confianza, todo el mundo puede contarte sus secretos porque se irán contigo a la tumba. Eres responsable y reservado, te gusta mantenerte al margen de los conflictos, pero no te quedas callado cuando la cosa tiene que ver contigo. Te gusta tomarte las cosas muy en serio, trabajas como nadie para conseguir cumplir todos tus objetivos. Cómo has leído antes, creas mucho misterio en el mundo, pero eso no quiere decir que seas falso, todo lo contrario. Siempre te muestras al mundo tal y como eres, no tienes nada que ocultar. Eso sí, tu mayor defecto es que la mayoría de las veces tiendes a tener problemas para hacer amigos o enamorarte porque te cuesta confiar en los demás. 

Marrones

Si tus ojos son marrones eres amante de la diversión, del cariño y la tranquilidad. Te encanta pasártelo en grande en todos los momentos de tu vida, sobre todo, si estás acompañado de tus seres queridos. No hay nadie en este mundo que sea más cariñoso que tú. Eso sí, eres bastante independiente, te gusta mostrar cariño, pero odias apegarte demasiado a una persona porque sabes que eres un alma libre y siempre haces lo que quieres. Por otro lado, eres una persona súper empática, siempre te pones en el lugar de los demás, no tienes problemas para dejar de hacer lo que estás haciendo y ayudar a quien lo necesita. No tienes problemas de confianza, es más, crees en ti mismo más que nadie. No te hacen falta los piropos porque tú solito te dices todo lo que vales todos los días de tu vida. Eso sí, te cuesta mucho expresar con palabras tus sentimientos y eso te frustra demasiado. Eres esa persona con la que todo el mundo puede contar. Eso sí, ten cuidado con esa tendencia que tienes de dejar para mañana lo que puedes hacer hoy porque te puede meter en más de un lío.

Avellana

Si tus ojos son color avellana, eres una persona elegante, positiva y luchadora. Te encanta todo lo que tiene que ver con el amor propio y el autocuidado. No hay día que no te mires en el espejo para ver que estás perfecto. Te da absolutamente igual lo que piensen los demás de ti porque esa positividad que te caracteriza hace que siempre salgas airoso de cualquier comentario o situación. Eres fuerte y luchas más que nadie para seguir adelante tú solito y cumplir todos tus sueños. No tienes ningún tipo de problema para adaptarte a cualquier situación porque eres una persona valiente y no tienes miedo a los cambios. Te encanta probar cosas nuevas y sentirte libre en todo momento. Tienes un lado travieso y sensual que conquista a todo el mundo, y lo mejor de todo, es que ya lo sabes. Eso sí, tienes un carácter muy fuerte que a veces te hace perder los nervios con mucha facilidad. Estás 100% seguro de ti mismo, pero sabes que tienes que aprender a controlar tus impulsos para no perder la razón. 

Grises

Si tus ojos son de color gris, eres una persona con carácter muy fuerte, pero también una persona muy honesta y sabia. Por norma general, no te gusta jugar con los sentimientos de los demás y te tomas todo muy en serio, desde el trabajo profesional hasta el amor. Gracias a esa percepción que tienes sobre la vida, eres bastante equilibrado emocionalmente hablando. Te gusta tener los pies en la tierra y ser consciente de todo lo que pasa a tu alrededor. Eres diferente y único, te encanta esa sensación de ser especial y destacar entre tanta gente. No tienes miedo de arriesgar por lo que crees porque tienes claro cuales son tus principios y no vas a abandonarlos nunca. Eso sí, tu color de ojos te hace parecer una persona bastante fría y calculadora, por lo que muy pocas personas confían en ti al 100%. No te preocupes por eso porque no te hace falta demostrar nada a nadie, tú te sientes muy orgulloso de ser quien eres y eso se nota en tu día a día. 

Verdes

Si tus ojos son de color verde, eres una persona fuerte, pero cautelosa al mismo tiempo. Todo tu alrededor parece un rompecabezas de lo misterioso que eres, pero también eres ese aire fresco que todo el mundo necesita en sus vidas. Tienes una inteligencia superior, te gusta curiosear y aprender del mundo que te rodea. No le tienes miedo a nada y por eso vives todos los días de tu vida con pasión. La juventud y la vitalidad viven en tu interior para siempre y por mucho que pasen los años, tú eres esa persona que siempre tira del carro para convertir los días más oscuros en días llenos de alegría. La mayoría de las personas coinciden en que eres bastante atractivo y deseable, y eso te encanta. Eres bastante respetuoso con todo el mundo y te gusta ponerte en la piel de los demás para así poder entenderlo un poco más. Esas ganas con las que miras al mundo son contagiosas y por eso todo el mundo quiere estar a tu lado. Eso sí, cuidado con esos celos enfermizos que puedes despertar en tu interior porque pueden llevarte a conflictos bastante intensos que no te favorecen nada. 

Azules

Si tus ojos son de color azul, eres una persona con una fuerza indestructible. Todo el mundo tiende a juzgarte por tu apariencia porque tu mirada a pesar de que es una de las más bellas del universo, también puede llegar a ser una de las más frías. A veces puedes dar la impresión de ser una persona tímida y egoísta, pero no eres así. Simplemente no te gusta expresar demasiado lo que sientes. Eres una persona tranquila, inteligente, amable y llena de vida. El entusiasmo con el que vives las cosas nadie puede igualarte. Tiendes a tener relaciones bastante duraderas porque te gusta sentir el amor cerca, pero no tienes problemas para poner punto final a algo que sabes que ya no tiene solución. Eres muy buen estratega, sabes perfectamente lo que tienes que hacer en todo momento para conseguir lo que quieres, y lo haces sin pensar en las consecuencias que puedan tener tus actos. Tienes uno de los ojos más deseados del universo, y lo sabes. Te encanta que te piropeen por tener unos ojos bonitos, pero eres algo más que eso y a veces te cansas de escuchar algo que ya sabes. Tienes muchas cosas buenas, pero ten cuidado con esa tendencia a querer hacerlo todo tú, confía un poco en los demás y déjate llevar, vida solo hay una.