Hay personas con las que conectas a un nivel inexplicable, es algo más que un encuentro físico. Tienen esa mirada que te persigue, te atrapa y te inspira. Dicen que esa es la única manera en la que puedes ir hasta los secretos más profundos del otro. Quizás esa persona no habla, porque no le gusta mostrar su lado vulnerable, pero lo que guardan sus ojos es algo que no necesita palabras, se siente. Estoy hablando de lo que cada signo del zodiaco esconde y que muchas veces cuando lo descubres no te quieres ir de su lado.

Aries

Tu mirada es la que no perdona muros, la que grita desde el fondo de su alma. No te asusta clavar tus ojos en el otro, porque esa es la manera en la que descubres si están preparados para tu determinación. Miras con transparencia, aventura e ilusión. El brillo que irradias no se puede esconder. Cuando conectas con otros los motivas, eres quien siempre quiere más y te encanta contribuir a que el resto también se atreva, a que abracen su esencia sin miedo.

Tauro

Cuando miras no lo puedes evitar, algo en ti despierta la sensualidad en el otro. Por supuesto, te ha costado varios enfrentamientos con tu amor propio, pero ahora eres capaz de reconocer tus cualidades y gozas al demostrarlas. Tu mirada está llena de firmeza, eres el alma que no le teme a los nuevos proyectos, no te asustan los comentarios negativos. Tú sabes que mientras confíes en ti, el mundo puede rodar si así lo quiere.

Géminis

Vivaz, intensa, versátil. Sin duda, posees una de las miradas más bonitas de todo el zodiaco. Cuando alguien te encuentra se siente seguro, porque no juzgas, estás enfocado en aprender del otro y esa humildad se nota. Tu mirada tiene sed de curiosidad, de explorar aquí y allá. Eres valiente por el lado que te vean y a estas alturas no piensas reprimir nada. Definitivamente, si alguien no es capaz de tolerar tu luz, no tiene nada que hacer contigo.

Cáncer

A menudo, las personas se sienten inferiores a tu lado, pero no porque tú quieras hacer sentir menos a nadie. Es sólo que no pueden concebir cómo hay tanta bondad en tu corazón, siempre dispuesto a entregarte de manera incondicional. Detestas el amor tibio, te quedas con todo o nada. Es por ello que tu mirada lo grita, esa energía se siente, porque es fuerte, comprensiva, risueña. Eres quien mira desde la ternura.

Leo

La razón por la que tu mirada deja huella, es porque es distraída, brillante y luminosa. A veces, andas por ahí, pero en realidad estás en tu propio mundo, pensando tantas cosas por hacer que no te da tiempo de preocuparte por quien es mejor que tú. Siempre has sabido que tu competencia es contigo mismo. Así que cuando miras se siente esa vibra que te llena en todos los sentidos, no te apagas por nada y tu positividad es bien representada a través de tus ojos.

Virgo

Sí, eres experto para evadir, porque detestas que la gente descubra tu lado frágil, sobre todo, aquellos que sólo están esperando que des un mal paso para burlarse de tu desgracia. Es por ello, que tu mirada parece fría, pero en realidad es muy reflexiva. A veces, ni siquiera estás mirando a quien tienes delante, estás pensando en tus preocupaciones. Sin embargo, jamás ves con deshonestidad, tus ojos son el reflejo de tu alma y se nota que adoras tu esencia entera.

Libra

La magia que se produce cuando alguien te ve no está en discusión, tu belleza es incomparable. De hecho, tu mirada despierta un montón de envidias, porque está llena de coquetería y tienes el don de atraer a quien sea como un imán. Sin embargo, no es algo que planees, se te da de manera natural. Son tus ojos los que mueven, los que enamoran e invitan a crear historias bonitas. De esas que no se olvidan, las que sigues contando al pasar los años.

Escorpio

Hay miradas que dicen y hacen todo, te abrazan, te acarician, te intimidan. Tal y como sucede con la manera en la que tú miras. Se atreven a decir que tu alma es oscura, cuando en realidad le haces honor a los ángeles. Quizás tu personalidad sea distinta, magnética, intensa y misteriosa, pero en ti no existe la maldad. El hecho de que no dejes que te traten con la punta del pie no significa que seas cruel, simplemente, te valoras.

Sagitario

No es tu mirada, es como miras. Cuando te lo propones enamoras, tú sabes que tienes el poder y que tu brillo es excepcional. Tus ojos no son descarados, son sinceros, temerarios y no le tienen ni un poquito de miedo a las consecuencias. Te gusta ir por la vida con valentía y al mismo tiempo no te enganchas. Siempre miras hacia adelante y contagias. Tal vez no te has dado cuenta, pero has salvado a muchos en el camino, con sólo sonreírles cuando los miras.

Capricornio

Y el que diga que no se ha enamorado de un Capricornio con la mirada, miente. Eres un signo que se impregna de una manera fulminante, no pierdes el tiempo en pedir permiso, cuando alguien te encanta lo comunicas por medio de tus ojos. No te andas con rodeos, pones las cartas sobre la mesa desde un inicio, prefieres que te digan que no, antes de que te imagines el cuento perfecto. Así miras, con determinación y sin titubeos.

Acuario

Un aplauso para ti, que miras al mundo sin preocuparte por la negatividad que otros sueltan a tu alrededor. Eres un signo inteligente, divertido, autónomo. Esa es la razón por la que tu mirada se clava en los rincones más escondidos del otro. Quizás haya momentos en los que la vida te parece un poco confusa, pero jamás te rindes. Por eso tus ojos le hacen honor a la esperanza, a lo que muchos te han dicho que no puedes lograr, pero cada día demuestras lo contrario.

Piscis

Cuando se cruzan con tus ojos es un antes y después en sus vidas, porque tienes tanta calidez en el alma, que despiertas el lado soñador, brillante y alegre, de cualquiera. Es posible que haya quienes se emocionan tanto que hasta las lágrimas se hacen presentes y es porque tu mirada tiene magia. Tienes una habilidad para ir más allá y la mayoría de las veces no necesitas decir ni una sola palabra. Por eso encantas y al mismo tiempo llenas de tranquilidad.