Hay cosas que te paralizan, te sacuden tan profundamente que sientes que cada vez que das un paso hacia adelante, automáticamente das dos hacia atrás. Lo que más impone a los signos del zodiaco les rompe las ilusiones, sus sueños y cuando menos piensan ya perdieron las ganas de continuar. Hay situaciones que prefieren guardarse, porque temen ser juzgados, pero si prestas atención a su mirada te darás cuenta de que están pidiendo auxilio desesperado.  

Aries

Puede que por fuera parezca que siempre tienes todo bajo control, que nada te rompe y que cada vez que alguien intenta lastimarte sabes darle en su punto débil. Sin embargo, lo que más te impone es decirle adiós a un ser querido. No es que seas dependiente, pero eres muy selectivo y cuando te dejas llevar te entregas de verdad. Es duro aceptar que esa persona ya no estará en el momento que te pase algo bueno o malo. Te preocupa que tu corazón tenga que enfrentar batallas de ese tipo, porque no te gustan los cambios cuando se tratan de lazos emocionales. Lo peor es que hay una parte en tu interior que puede sentirse culpable y ahí es cuando el llanto se hace presente. 

Tauro 

Eres una persona muy centrada, no das pasos sólo porque sí, todo lo analizas y si algo te dice que no te hará bien, ni siquiera pierdes el tiempo en intentarlo. Es por ello que lo que más te impone es vivir un cambio brusco, te sientes muy inseguro cuando no tienes el control de todo lo que te sucede. A pesar de que eres muy inteligente y sabes cómo hacerle frente a todo tipo de problema, el estrés es inevitable. En el fondo nunca dejas de aprender, pero para ti es muy complicado salir de tu zona de confort. Lo impredecible no va con tu personalidad, te gusta reinventarte, pero a tu paso y con estructura. Cuando no es así, prefieres no mover ni una sola pieza. 

Géminis  

Lo que más te impone tiene que ver con tu esencia. Estás fastidiado de recibir las miradas de la gente cruel y no poder hacer un cambio. El simple hecho de no poder mostrarte tal y como eres te hace sentir muy mal, Géminis. En el momento en que sientes que hay que fingir para ser aceptado, lo único que quieres es desaparecer. Tú eres un ser intenso, divertido, no te gusta quedarte en un sólo lugar. Lo que quieres es demostrar todo lo que tienes para darle al mundo. A veces, puedes querer tanto a las personas que terminas cediendo ante alguna de sus peticiones y es posible que nublen tu personalidad. Eres un ser libre, detestas los señalamientos y estar en medio de algo así te agobia. 

Cáncer 

Tienes un lado muy intenso y fuerte. La verdad es que cuando se trata de ponerle un alto a la gente que quiere verte la cara no lo piensas ni un segundo. Sin embargo, hay algo que te impone, en especial cuando tus emociones se descontrolan. No te gusta sentir que no puedes refugiarte en nadie, eres independiente, pero es bonito saber que no estás solo. Detestas cuando te sientes rechazado, porque te esfuerzas mucho en hacer cosas buenas por los demás y resulta bastante frustrante que no lo noten. Eso te hace cachitos el alma, pero prefieres guardarlo, tu intención nunca ha sido convertirte en la víctima de tu historia. Quieres apoyo, no lástima. 

Leo 

Te esfuerzas todos los días en dar lo mejor, no importa lo mucho que tengas que sacrificar, Leo. Ser el centro de atención nunca ha sido algo incómodo para ti, al contrario, en el fondo sonríes porque reconocen que todo lo que haces no es en vano. De hecho, lo que más te impone es convertirte en uno más. Tú sabes que te mereces amor, libertad y que cuando te menosprecian es sinónimo de una grieta más en tu corazón. En particular, porque tu mente no conoce de límites y cuando tus inseguridades se ponen de acuerdo para hacerte sentir mal lo terminan consiguiendo. No estás aquí para conformarte Leo, no dejes que la opinión de otros te derrumbe, eres mucho más que eso. 

Virgo  

Eres quien goza del control, desde tus pensamientos hasta tus acciones. Estás acostumbrado a que las cosas te salgan tal y como las planeas, pero cuando no es así te dan ganas de salir huyendo. Lo que te impone es sentir que alguien más te domina, no quieres ser uno más, de esos que se conforman con las órdenes de otros y pierden todo tipo de expresión. Tú eres líder, te gusta hacerte valer y que tus impulsos sean escuchados. No vas a convertirte en una máquina, tus ideas son válidas y tus sueños también. Cuando te sientes excluido pierdes la confianza en el otro y no ves razón para seguir ahí. 

Libra 

De las cosas más complicadas que puede enfrentar Libra, es intentar comprender los desaires de las personas que ama. Hay una parte en su interior que es muy ingenua, porque confía demasiado y cree que todos tienen algo bueno en su personalidad, cuando no es así. Hay mucha gente mala y le impone, es muy duro descubrir que no todos son de fiar como dicen. Lo que no quieres es terminar entregando lo mejor de ti a alguien que lo único que hace es minimizar tus emociones e irrespetarte todo el tiempo. Las traiciones te rompen, es la gota que derrama el vaso y aunque ames demasiado decides marcharte. Para esas compañías tan falsas mejor te quedas solo. 

Escorpio 

La gente se ha hecho una idea de ti muy oscura. Se llenan la boca diciendo que en tu mirada sólo hay deseos de venganza y que cuando decides lastimar a alguien lo haces sin piedad. Eso no es así y lo sabes, porque tu corazón es noble y muy vulnerable. De hecho, esa es la razón por la que te impone mostrarte tal y como eres. Tu sensibilidad es tan sanadora, que cuando le abres las puertas de tu confianza a alguien te conviertes en el pilar que necesita para recuperar la motivación en todo. Tienes amor para regalarle a millones, pero tienes miedo de dar y dar, para que lo único que te den a cambio es habladurías tras tus espaldas. Ese tipo de traiciones te dan tanta pereza que te han vuelto solitario. 

Sagitario 

Tu mente no cede, siempre quiere más y eso es lo que te mantiene con vida. Son tus sueños los que te hacen levantarte todos los días y no dejarte caer. Así que lo que más te impone es no hacer lo que quieres, tener que restringirte para darle gusto a los demás es algo que te vuelve loco. Eres alguien que siempre intenta ver el lado positivo de todo, pero cuando te sientes inferior tu luz se apaga, si nadie cree en ti te empiezas a alejar. No quieres ser un muñeco más, quieres disfrutar, aventurarte, amarte y respetarte. Amas dejarte llevar, ser convencional nunca ha sido lo tuyo. 

Capricornio 

La gente te llama obsesivo, te critica por ser tan intenso a la hora de hacer las cosas. Eres quien siempre se esfuerza en obtener un acierto en todo. Tus sueños son grandes, no te conformas con lo que la mayoría quiere y por supuesto que no te asusta trabajar lo que sea necesario para lograrlo. Sin embargo, lo que te impone es equivocarte, te frustra darte cuenta de que invertiste tiempo en algo que no resultó como esperabas. Te sientes terrible porque tu ansiedad te dice que no estás dando lo suficiente, aunque sepas que te estás esforzando el doble. A ti no te importa lo que diga el resto de la gente, eres tú el que se ha convertido en su propio enemigo y eso es demasiado doloroso. Necesitas tregua Capricornio, ya para. 

Acuario 

Tú eres quien tiene creatividad en el alma, te gusta pintar de colores lo aburrido y atreverte a hacer todo eso que le da miedo al resto. Lo que te impone es perder tu independencia, imaginar que te conviertes en uno más del rebaño es lo peor que te puede pasar. Eso es sinónimo de imposición, de conformarte con lo que los demás dicen que está bien y mal. Tú amas tu lado raro, porque te ha ayudado a lanzarte al éxito. Romper con tus miedos hace que tu vida sea poco predecible y esa adrenalina te mantiene al pie del cañón. Te gusta el riesgo, no la monotonía y eso significa quedarte sólo con poca gente, pero lo aceptas. Prefieres a alguien que te respete y no suelte sus prejuicios en ti. 

Piscis

Aunque tu capacidad resiliente te ayuda a superar cualquier mala cara, la verdad es que no te es indiferente la manera en que te desprecian los demás. No es que quieras que todos piensen igual que tú, pero es duro ver cómo minimizan todo lo que sale de tu boca. Las críticas se te quedan en lo más profundo y cuando te sientes inseguro vuelven a tu mente haciéndote creer que tienen razón. Te impone saber que mucha gente que ayudas y quieres ver triunfar, sólo está esperando que des un mal paso para alegrarse por tu desgracia. Esos sentimientos te consumen y te hacen desconfiar de todos. El pánico de abrazar al enemigo te acompaña todo el tiempo.