A las primeras citas todos llegamos bien ilusionados por lo que puede pasar con esa persona que tanto nos gusta. De ahí volveremos a la realidad con el típico subidón o, por el contrario, algo decepcionados (o muy decepcionados). Además de con ilusión, en esas primeras citas siempre hay algo que no queremos hacer, que no queremos que suceda, algo que odiamos, alguna actitud que no queremos repetir… Si no lo sabes ya, es que quizás no seas consciente de ello. ¿Quieres sabes que es lo que más odias de las primeras citas según tu signo? Pues sigue leyendo.

Aries

Aries, tu sentido de la justicia es tan grande, que eso de que el otro pague todo en la primera cita no va contigo. Si la otra persona es generosa y quiere invitar, te parece bien, porque es lo que tú harás seguramente. Pero no te gusta que se dé nada por hecho. Lo mejor es que cada uno pague lo suyo, o si la cita se alarga, pues que invite primero uno y luego el otro. En realidad, lo que te pasa es que te gusta el romanticismo pero te gusta más tu independencia e individualidad, y todo lo que sea sentir que tienes que hacer lo que DEBE HACERSE, pues te niegas. Las normas no deben existir, a ti lo que te gusta es que la cosa fluya, y lo demás ya se irá viendo. Más escondido aún tienes otro secreto: que no salga tu timidez, porque la tienes y a veces te juega malas pasadas. Odias sentirte tímido. Lo odias.

Tauro

Tauro lo tuyo en la primera cita sigue siempre el mismo patrón. Eres romántico/a por naturaleza así que te gustan las citas cara a cara, nada de conocerse eternamente por Internet o por teléfono. Y que sean en un sitio bonito, en un ambiente agradable, tranquilas y sin prisas. Por eso, lo que más odias de las primeras citas es que la persona llegue y que su actitud sea diferente a la tuya, que no se relaje, que tenga prisa o que se note que quiere rellenar una ficha. Esa citas en plan consumo rápido no te gustan. A ti te gusta saborear la vida, y las citas también. Vamos, que las citas tipo cuestionario no van contigo. Las odias y si no fuera porque tu educación y tu paciencia prevalecen, te levantarías y te irías en cuanto te dieras cuenta de que estás en una de ellas.

Géminis

Para alguien tan abierto como tú, Géminis, no soportas esas citas en las que nada parece natural. De pronto tienes delante a una persona que parece que está pegada a la silla, que contesta mecánicamente, que no se relaja… y eso te pone de los nervios. Y cuando tú te pones de los nervios, algo va mal. Para ti, si has llegado hasta esa cita es para avanzar en lo vuestro. Ya no te sirve solo el tonteo por móvil o por redes sociales… quieres tenerle delante, hacerle mil preguntas, y que la otra persona se interese igualmente por ti. Así que si lo que te encuentras es alguien que poco natural, sentirás como que te han engañado, y con dudas de si esa persona que tienes delante es la real o lo era la otra a la estabas conociendo por otros medios de comunicación. Seguramente le dejes claro cómo eres, e incluso, con muy buenas palabras, le digas que no quieres juegos que te mareen ni fingir lo que no es. Y que podéis jugar, claro que sí, pero cuando todo esté más claro entre vosotros.

Cáncer

Cáncer, tú estás un poco harto/a de que los demás te vean como ese ser sensible lunático y con muchos cambios de carácter que no puede controlar. Porque un poco de eso eres, pero también una persona que tiene el control de su vida, por muy sentimental que sea. Y una de las formas en las que queda más claro ese control, es que a ti en las primeras citas te gusta llegar por tu cuenta. Para poder irte solo/a si algo no te ha gustado de la cita o de la persona con la que has quedado. Así que sí, eres romántico/a, pero también decidido/a y valiente, alguien que no va a dejar que le manejen desde el primer momento por mucho que te guste otra persona. Irás a tu cita con la mayor ilusión del mundo, pero anda que no tienes tú fuerza si hace falta para volverte a casa solo/a andando, en tu coche o en transporte público, con tu desastre de cita. Y una buena coraza para no coger el teléfono como de verdad te hayas dado cuenta de que la otra persona no es lo que estás buscando.

Leo

Leo, a ti te encantan las citas, todas, desde la primera hasta la última. Pero te gusta poner las normas, manejar los tiempos… y por eso, lo que más odias de las primeras citas, es dar el primer el paso, aunque te mueras por quedar. Te encanta el juego de la seducción y parece que con la primera cita algo de eso se acaba. En el fondo, estás deseando tener esa primera cita y avanzar, pero te gusta alargar mucho el juego. Por eso odias que la primera cita la imponga la otra persona antes de que tú la quieras realmente. Necesitas tener el control tú, acumular ganas y deseo, y creárselos a la otra persona. Quieres que te persiga más, que te desee, que se muera por esa cita… porque eso es exactamente lo que quieres tú. ¿Es tan malo querer alargar la seducción, el juego, el coqueteo, el deseo extremo…?

Virgo

Para ti Virgo, que tienes a Mercurio como planeta regente, si hay algo que no te falta es buena conversación. Tu cabeza es un pozo de conocimientos, de todo tipo, que además sabes trasmitir con tranquilidad y carisma, de una forma que rápido seduce a quien te esté escuchando. Por eso, y a pesar de que la conversación contigo no va a faltar en esa primera cita, te niegas a ser tú quien hable todo el tiempo. En la primera cita (y siempre) odias que la otra persona adopte la actitud pasiva de escucharte y no decir nada, de no conversar, de no aportar… tú también quieres ver cuáles son sus conocimientos, su manera de ver la vida, sus opiniones sobre todos lo temas… El equilibrio perfecto en la cita perfecta para ti sería una conversación inteligente, que fluya sin sentir, y en la que los dos sepáis tanto hablar como escuchar al otro. Una delicia, oye.

Libra

Para una persona tan sociable como tú, Libra, las primeras citas son otra cosa. Es verdad es que tú no tienes problema para relacionarse con media humanidad a diario, pero las primeras citas te imponen. Llegas a ellas con cierta inseguridad pero porque los temas amorosos no los controlas tanto. Una primera cita es pasar del tonteo y de mostrar cierto interés a terrenos más íntimos, quizás al principio de una posible relación, ahí es nada. Todo un camino de rosas y espinas, ilusiones sí, pero también indecisiones que te crean mucha inseguridad. En esa primera cita odias que te obliguen a decir exactamente lo que piensas, lo que quieres… porque no lo sabes, porque tendrás que pensarlo, tendrás que definirte tú a solas antes de afirmar nada… Odias la presión de que esa cita signifique exponerse porque ahí notas que pierdes algo de control, y que tu ir y venir tonteando puede acabarse, pero no por algo malo, sino para avanzar.

Escorpio

Escorpio, a veces, esa necesidad tuya de mantener tu vida privada bajo control, y escondida de alguna manera, te da algunos problemas en una primera cita. Porque se supone que tras el tonteo, la primera cita es para avanzar, y tú sin embargo lo que quieres es conocer a la otra persona pero lo quieres hacer no mostrando mucho de ti. Así que casi que ni preguntas porque no te pregunten. Y claro, ese desequilibrio igual no da buenos resultados. Te pones tan serio/a que la otra persona no sabe lo que sientes, ni intuye si estás a gusto… O bien, para parecer menos serio/a te vas al extremo contrario y bromeas demasiado, pareciendo demasiado payaso/a, poco profundo. Precisamente lo contrario de lo que eres, porque tu interior es potente. Al final, como lo que se te da bien es el contacto, la sensualidad te puede, y quizás la uses para rellenar los silencios. Pues sí, lo que más odias de las primeras citas es que no quieres que te interroguen y te hagan la ficha. Ya te abrirás más adelante, ¿no?

Sagitario

Sagitario, para ti las primeras citas tienen que servirte para conocer mejor a la persona. A esa persona que te gusta, con la que quieres hacer muchas cosas… pero para eso tienes que saber de qué va ella, qué quiere… porque tú tienes tan claro lo que quieres que antes de avanzar necesitas tener claro si vuestros intereses coinciden. Así que, si hay algo que odias en esas primeras citas es que el alcohol mande, ósea, que la otra persona, para coger valor o para hacer la cita más divertida, se coja el pedo del siglo y quiera que tú hagas igual. Pues no, tú quieres estar sobrio/a, y además no necesitas alcohol para ponerte valiente y hablar de todo. Lo que quieres saber al salir de la cita son muchas cosas que te interesaban. No sabiendo que la otra persona es capaz de beber vodka como un cosaco. Por dios, eso te sobra. Igual que te sobra la mente confusa que da una resaca. Porque a ti lo que te gusta es estar lúcido para valorar esa primera cita.

Capricornio

Sí, ya te lo han dicho muchas veces tus amigos, tu familia… que vas tan de frente, tan seguro/a, tan sincero/a, que asustas a cualquiera que no sea como tú. Pero es que tú, Capricornio, no concibes llegar a una primera cita y que sea para marear el tema, decir tonterías, frivolizar… Por todo eso ya pasaste antes de llegar a esa cita, cuando esa persona te gustó, le gustaste, y empezasteis a tontear. Cuando llega la primera cita, para ti es importante que sea para avanzar, no para seguir haciendo lo mismo que venías haciendo. Para eso no pierdes el tiempo. Y si puedes se lo dirás, aunque si no lo ves claro, te callarás, pero te irás a tu casa pensando que ha sido un desastre. Y con pocas ganas de repetir, porque tú lo que quieres es encontrar a alguien y tener una relación, y todos los pasos anteriores te dan pereza, te frustran, y te parecen artificiosos en muchos momentos. Tu eres honesto, no te gusta mentir, y quieres ir de frente y al grano. Y a quien no le gustes así, pues mejor. No quieres perder el tiempo con quien no lo merece. Y sí, las primeras citas y tener que esforzarte en agradar te quitan todas las ganas, la verdad.

Acuario

Acuario, a ti, lo que más odias de las primeras citas es que la otra persona te invite a su casa, eso de inicio ya te hace sentir incómodo. Te parece que la casa de cada cual es un sitio tan íntimo que compartirlo así de primeras es chocante. Quizás es que las otras personas son tan abiertas y naturales que funcionan así. Tú también te considera abierto/a y natural, pero la intimidad es precisamente eso, intimidad. Y quien la ofrece al primero que pasa, para ti demuestra que no le da importancia, y que esa persona especial con cualquiera tendrá los mismos detalles que contigo (por no pensar en la de personas que habrán pasado ya por su casa). Si a todo esto se le une que las primeras citas para ti siempre te crean mucha presión, por tener que fingir que eres alguien normal, en vez de poder ser tú mismo/a, pues que de pronto parece que tus ganas se esfuman.

Piscis

Piscis, para ti está muy claro qué odias en tus primeras citas: Odias quedar e ir al cine. Cuando te lo proponen, casi se te escapa decir: ¿Perdona? Y por dentro piensas: “Y estar dos horas callados uno al lado del otro, sin hablar, sin reírse, sin tontear… por dios, ¡que es una primera cita!”. Si todo sale bien, ya quedareis para ir a ver una peli otro día, ojalá que muchas pelis si todo va bien. Pero para tu primera cita quieres mirar a los ojos a la otra persona, sonreírle estando frente a frente, hablar y ver cómo mueve las manos, comprobar lo que tenéis en común… Tus ansias románticas quieren respuestas, y si vais al cine, como mucho vas a irte a casa sabiendo qué tipo de películas le gustan o si come palomitas (y hasta si hace mucho ruido comiendo). Bueno, siempre podéis hacer manitas, pero vamos, que eso lo único que va a conseguir contigo es que te hierva el cerebro de deseo.