LO QUE SAGITARIO OCULTA

Sagitario también se rompe, y más de lo que el mundo piensa. Tiene un aspecto como de persona que pasa un poco de todo, como si nada pudiera afectarle porque tiene la cabeza “en otro lado”. Pues no son tan fuertes como dicen ser, no son tan fuertes como aparentan ser, y sobretodo mentalmente.

A Sagitario le gusta ser independiente, le gusta que el mundo vea lo resistente que puede ser ante cualquier cosa, le gusta ser consciente de sí misma/o en todo momento y que nada pueda escapársele de las manos.

Pero esa es la teoría porque en la práctica, Sagitario depende mucho de las personas que ama, y el problema es que esas personas ni aman ni se portan de la misma manera que Sagitario con ellas. Y depende, por mucho que quiera negarlo, del estado de ánimo de los demás. Y si hay algo que se tuerce o si le critican o si le dicen alguna mala palabra que no merece oír, Sagitario no es tan fuerte como parece, y se mete en su mundo, se aísla para pensar… Y al final, se puede marchitar si no agarra suficiente impulso para salir a la superficie.

Ser Sagitario no es fácil porque es tener un aspecto por un lado pero una profundidad inmensa por otro lado.

No todos los que ven a Sagitario saben lo que en realidad esconde, no todos los que conocen a Sagitario saben que también son vulnerables y tienen miedos y muchas dudas, y a veces incluso se pierden constantemente, y no se encuentran…