Mereces una nueva oportunidad Virgo. La definitiva. La que de verdad te haga salir de ese agujero negro de confusión en el que ahora mismo estás de alguna manera… Han sido meses complicados para ti, meses en los que te has puesto a prueba muchas veces, en los que has vuelto a dejar tu bienestar en un segundo planeo y meses, que para bien o para mal, han marcado un antes y un después en tu vida Virgo.

Te mereces sentirte bien con las decisiones que has ido tomando a lo largo de estos meses, te mereces no tener que arrepentirte por las noches en silencio y no, no te mereces el tener que martirizarte por darte cuenta de los errores que has cometido Virgo, porque todos somos humanos y hay que aceptar que fallar es algo natural y que a la larga es lo que nos hace aprender realmente. Lo que no enseña de verdad.

Acepta lo que ahora mismo hay Virgo, no sigas pensando en como hubiera ido todo si hubieses acepta esa ayuda o ese consejo que te dio alguien de tu familia y que no quisiste tomar por orgullo, porque de nada te va a servir estar en el pasado.

Si sigues haciendo eso, tu presente va a pasar volando y será tu futuro el que se termine manchado y de verdad. Virgo, perdónate y acepta lo que hay. Te mereces una vida sin imprevistos que te hagan tener el corazón en un puño cerrado, pero solo lo harás si aceptas lo que hay. En el momento en el que no tengas miedo de hablar, de desahogarte, de perdonar, de volver a empezar y de tranquilizarte y dejar que los demás te ayuden en todo lo que puedan, lo notarás. Y nunca vuelvas a cuestionarte nada Virgo. No lo hagas, porque te mereces tener todo lo que desees y más.

Si vuelves a visitar a tu pasado, que sea para volver revivir esas veces en las que te has levantado de la nada. Para volver a revivir esos momentos de fuerza máxima y de coraje cuando todo parecía que iba terminar muy mal Virgo, porque esos son señas de los verdaderos héroes de verdad. De los que no llevan capa para presumir. A por todas.