Una de las cosas que jamás harías es cerrar el pico cuando te digan Sagitario y lo sabes. Bueno, es más, no lo harías en ningún momento. A ti no te hace falta que te lo manden para hacerlo o no hacerlo. Naciste con el don de la comunicación Sagitario y lo extenderás todo lo que puedas y más ¿verdad? En otras palabras, que no te callarán ni debajo del agua y a quien no le guste, que se compre unos buenos tapones para los oídos.

Es cierto, más de una vez te has visto en situaciones algo conflictivas por tu boca y lo sabes. Así es Sagitario, has tenido que enfrentarte a tus palabras en muchas ocasiones y no, no ha sido plato de buen gusto para ti. Más que nada porque, gracias a esas palabras la has cagado en ciertas ocasiones y eso es muy heavy. Pero eres Sagitario y no hay nada mejor que verte saliendo del paso, tirando de imaginación y haciendo que tu boca vaya más rápida para intentar solucionar la cagada que dijiste inicialmente.

En realidad no te importa mucho lo que pueda pensar la gente, porque tu boca es igual de impulsiva como lo es tu personalidad y en realidad, si a la gente no le gusta o no está de acuerdo, no es tu problema, es suyo y así lo piensas Sagitario.

Ahora bien, hay algo contradictorio en esto ¿verdad? Lo sabes muy pero que muy bien. Callarte es una de las cosas que jamás podrías hacer, porque va en contra de tus principios y porque no te da la gana. Pero ¿no crees que hay una excepción? Sagitario, cuando te toca expresar lo que sientes y hablar con el corazón en la mano te has callado cosas, sentimientos, percepciones e incluso, algún que otro te quiero por miedo u orgullo y sabes que eso es muy cierto… ¿Verdad?