Que le agarres de la mano, que tires de ella/él, que no tengas miedo de explorar el mundo, que te vuelvas loco y hagas lo que sientes, que vivas, que disfrutes, que camines adelante.

Sagitario es una persona aventurera y muy muy juguetona, odia que nadie lo ate o lo retenga. No podría soportar que se metieran en su vida para decirles cómo tienen que llevarla o qué es lo que tienen que hacer. Es cierto que son personas a las que les cuesta enamorarse muchísimo pero una vez que lo hacen, es a muerte.

Y serán leales y fieles, y serán increíblemente honestos desde el minuto uno, así que, si eres afortunado, cuídalo.

Pero todo hay que decirlo, incluso en las relaciones más prometedoras, Sagitario necesita una persona que pueda mantener su ritmo y explorar junto a ellos sin tener que disuadirlos o detenerlos. Eso le ha pasado muchísimas veces, el hecho de que los demás quieran frenarle de alguna manera sólo por ser como es, sólo por querer ser libre, le agobia y le mata lentamente. No, Sagitario no quiere eso y además, aunque quieras seguir su ritmo, sabrá perfectamente si lo haces sólo por adularle o de verdad es que eres aventurero de corazón. Y eso es realmente lo que quiere.

Te puede interesar: Sagitario y las relaciones con o sin ataduras

A veces, Sagi se encierra en la idea de que no conocerá a nadie con las mismas ganas de conocer mundo que ella, no conocerá a nadie con esas ganas de vivir tan intensas, con esas ganas de aventura constante…

Y por eso, tiende a justificar y a ponerse la excusa de que está mucho mejor sola/o, y a veces, en los casos más extremos incluso, cortarán lazos en lugar de comprometerse. Por eso, antes de que todo esto pase, lo mejor es que la relación sea honesta y satisfactoria. Y que no haya mentiras ni falsas identidades desde el minuto uno. Sagitario se mostrará tal cual. Deberías hacer tu lo mismo.