Capricornio es la persona más trabajadora del mundo, trabaja muy duro en todos los ámbitos de su vida y en el amor no se esperaba menos. Capricornio es una persona bastante distante y a veces puede parecer un poco fría, pero cuando está enamorado/a trabaja muchísimo para que la relación sea lo más perfecta posible o al menos para que la relación no se vaya a la mierda. Capricornio como signo de tierra que es, al igual que sus hermanos, es una persona leal, no le gusta nada las mentiras y si hay algo que no soporte en una relación es la traición.

Cuando Capricornio está soltero/a no está excesivamente preocupado por el amor, sabe que tarde o temprano acabará encontrando a alguien, por eso prefiere vivir su vida y preocuparse por cosas más importantes. Eso sí, cuando ese tiempo de soltería es demasiado largo, Capri empieza a rayarse… Su cabeza empieza a dar vueltas y no parará de pensar que a lo mejor no es lo suficiente bueno/a y por eso nadie se fija en él/ella.

Capricornio no es que tenga la mayor autoestima del mundo y si a esto le sumas que nadie muestra o parece que no muestra interés por él/ella, apaga y vámonos.

Es una persona que tiene muchísima seguridad en todo lo que hace, todo lo que tocan sus manos lo hace con paciencia y con muchísima delicadeza. Pero cuando hablamos del amor todas esas seguridades desaparecen, se vuelve la persona más pequeña del mundo, el amor no está hecho para él/ella. Por eso lo que le hace falta a Capri es conseguir más seguridad en él/ella mismo/a. Capricornio vale muchísimo y para que los demás sepan verlo, el primero que tiene que verlo es él/ella, si no, no conquistará nada… Una vez que Capri tenga en la cabeza que es un partidazo, hará que todo el mundo quiera estar cerca de él/ella.

Sin embargo, cuando Capricornio está en pareja al principio no será muy complicado, pero según vaya pasando el tiempo, Capri verá que algo va mal y es que seguramente él/ella y su pareja no estén caminando por el mismo camino. Es entonces cuando Capricornio tendrá que coger a su pareja y tener una conversación seria. Así podrán llegar a un acuerdo, analizando los puntos de vista de los dos, podrán ver que no son iguales, pero que es eso exactamente lo que les hace ser una pareja perfecta, sus diferencias son lo que alimenta a la relación y tienen que saber mantenerlas respetándose el uno al otro.

A Capricornio le costará bastante aceptar un punto de vista que no sea el suyo, porque siendo sinceros es una persona bastante cabezota, pero no le quedará otra. Si Capri no acepta las ideas de su pareja no tiene nada que hacer porque entonces ese amor que había construido se convertirá en un autentica basura.