Virgo es una persona muy perfeccionista y cuando se trata de encontrar el amor no se queda muy atrás. Es de esas personas a la que les gusta tenerlo todo muy atado por lo que no suele fijarse en personas extremadamente misteriosas. Virgo siempre echa el ojo a personas que de primeras le parezcan lo más transparentes posible. A Virgo no le gustan las sorpresas y más si son decepcionantes, por eso Virgo siempre tiene que asegurarse con quien está tratando. Es la manera que tiene Virgo de protegerse, si te gusta bien y sino pues también…

Si Virgo está soltero/a posiblemente quiera quedarse en este estado durante muchísimo tiempo. Cuando Virgo está soltero/a no tiene la necesidad de abrir su corazón, no tiene ni necesidad ni ganas… Prefiere estar solo/a porque sabe que así no le podrán hacer ningún daño. Es una persona a la que le gusta tener los pies en la tierra y eso está bien, pero si sigue así mucho tiempo se perderá muchísimas cosas en esta vida. Si Virgo no está dispuesto/a a abrirse no podrá experimentar las cosas nuevas que puede aportarle el amor y eso es lo que le hace falta a su vida amorosa.

Virgo necesita experimentar cosas que nunca había experimentado, es decir, necesita que en su interior se despierten miles de emociones, pero la única manera de hacerlo es abriéndose al amor.

Virgo no tardará en darse cuenta, es una persona muy inteligente, pero le costará bastante confiar en los demás, ya que el mundo está lleno de gente falsa que sólo son sacos de mierda.

El problema que tiene Virgo cuando está en pareja no es muy distinto a cuando está soltero/a y es que le cuesta abrirse muchísimo. Virgo sabe que para que algo funcione a largo plazo, debe de confiar plenamente en esa persona especial, pero le cuesta muchísimo. Virgo tiene muchísimo miedo a abrir su corazón y que le hagan pedazos, eso no quiere decir que no sea una persona sincera, simplemente se guarda las cosas para él/ella. Eso puede ser un arma de doble filo porque llegará un punto que Virgo no pueda más y explote y lo hará de una forma de la cual su pareja no saldrá muy bien parada. Virgo no quiere eso, por eso lo que hace falta en la vida amorosa de Virgo es comunicación, la jodida comunicación.

Todo el mundo alardea de que es muy bueno comunicándose con su pareja, pero este problema lo tiene muchísima más gente de la que cree. Lo que tiene que hacer Virgo es hablarlo todo con su pareja, cada vez que algo les siente mal, cuando algo les siente bien, decirse tanto lo bueno como lo malo y de esa manera se creará una conexión jodidamente envidiable.