Que comprendas sus peculiaridades, que respetes sus manías, que entiendas sus problemas de confianza a la hora de abrirse a ti, que sepas que a pesar de todo quiere estar contigo.

Virgo es una persona súper cautelosa, es más muy a menudo es extremadamente analítico y crítico consigo misma/o y con todo lo que rodea su vida. Sus expectativas son súper altas y se frustra muchísimo cuando no consigue algo que realmente desea. Nunca se conformará con poco, nunca se conformará con menos de lo que pide. A Virgo le toma bastante tiempo bajar la guardia y abrirse a alguien, pero una vez que encuentran a esa persona que podría ser su alma gemela (Virgo SIEMPRE tendrá sus dudas y su desconfianza de cualquiera), estará dispuesto a dar una oportunidad, a darse una oportunidad.

Te puede interesar: Virgo y las relaciones con o sin ataduras

A veces puede parecer que tiene demasiados planes por si alguno sale mal.

No es capaz muchas veces de entregarse al 100% porque no quiere quedarse “sin nada” si ese plan no funciona. Por eso, aunque ame mucho, te dará el 99, siempre se quedará con ese 1 por si acaso. Virgo será súper cariñosa/o contigo, leal y devoto. Aunque la relación vaya viento en popa, necesita saber que su pareja entiende sus extrañas peculiaridades, esas manías tan raras que tiene e incluso esos problemas de confianza. Y quiere que, a pesar de eso, esté segura/o de lo que tiene con ella/él.

Virgo sabe que es difícil encontrar a alguien que respete todo eso y que, además, lo entienda a la perfección y no le juzgue. Al igual que sabe que es muy complicado que puedan ganarse su confianza… No obstante, no dirá nada, preferirá callarse y no parecer demasiado sensible. Quizás deberías ser tú quien se acerque un poco más y ver cómo te va dando todo poco a poco…