Seguro que alguna vez has pensado que eres Escorpio y que en realidad parece que no tienes nada que ver con ese otro Escorpio que conoces. O que ese Escorpio que conoces tampoco se parece a tu prima que también nació bajo este signo. Y es que, con este signo ocurre algo misterioso. A pesar de que todos comparten interiormente muchas cosas en común como por ejemplo la sensibilidad, la capacidad de atraer lo que quieren y desean, la extrema pasión con la que hacen y viven todo y ¿por qué no decirlo? también esa necesidad de venganza o revancha cuando sienten que les han herido en lo más profundo, hay 3 tipos de Escorpio que en apariencia pueden ser muy distintos. Y no, no todo es oscuridad, de hecho, hay personas Escorpio que tienen los colores por bandera, y si no, que se lo pregunten a Katy Perry o a Okuda San Miguel. Hay que recordar también que Escorpio es un signo evolutivo, se transforma, cambia, muere y resucita. Por eso mismo, aunque te sientas identificado completamente con uno de estos tipos de Escorpio, no siempre tienes por qué quedarte ahí. Se puede y se debe evolucionar. 

Tampoco encontrarás a dos Escorpio iguales pero sí compartirán esos rasgos comunes que de alguna manera u otra te harán saber que te encuentras frente a algún nativo de este signo. Quizás por este artículo nos odien, no soportan la idea de que alguien pueda exponer sus secretos. Pero vamos a hacerlo, ya está decidido. Estos son los 3 tipos de Escorpio:

La Lagartija Gris

Cuando Escorpio se encuentra en esta fase no sabe cómo explotar su poderosa energía, tiene dudas, miedos, no encuentra su lugar en el mundo… A veces incluso se vuelve alguien súper destructivo, tiende a la mala vida, a lo fácil y entra en una espiral que le hace encerrarse mas en sí mismo y en no encontrar salida a nada. La energía plutoniana la tienen TODOS los Escorpio, pero hay que saber manejarla y controlarla. Si no, puede ser dañina y peligrosa para el Escorpio que la sufre. 

El Escorpión

De los 3 perfiles de Escorpio, el escorpión es el que más se asemeja a la mala fama con la que cargan. Suelen ser personas guerreras, pero también busca líos. Tienen un carácter fuerte y de alguna manera disfrutan aterrorizando al resto, siendo perversos. Son extremadamente dominantes y no tienen ningún tipo de remordimiento cuando actúan. A veces se sientes las víctimas de todo, creen que el mundo va a traicionarles y se adelantan a ello. A veces eso les convierte en personas sin corazón, crueles y duras. Además, tienen un orgullo y un ego grande. Las pasiones son fuertes y pueden caer en excesos fácilmente. 

El Águila

Lo habitual es que el Escorpio que haya evolucionado a Águila haya pasado por alguna de las dos fases anteriores. Es raro que la persona nazca Águila aunque hay un número pequeño de Escorpio que lo son desde el nacimiento. Al Águila se le relaciona con el Ave Fénix, gracias a su inteligencia han sabido elevarse a los cielos, a lo más alto, y sí, verlo todo desde arriba, sabiendo entender cómo funciona el mundo. Ha sabido resucitar, renacer y empezar de cero, sin victimizarse, con esfuerzo… Tienen una fuerza de voluntad increíble, saben priorizar, enfrentar y solucionar esos obstáculos que la vida les pone, quieren evolucionar, progresar… Y los Escorpio Águilas lo consiguen, saben atraer todo lo que quieren con la diferencia de que atraen cosas buenas, cosas bonitas. 

Y tú, ¿con qué tipo de Escorpio te identificas? Es posible incluso que estés a medio camino entre dos y también es probable que sea un momento puntual de tu vida. Eso sí, una vez que llegues a Águila, haz lo posible por quedarte ahí.